Una licitación de 2.400 millones

Sanidad solo preveía repuntes a partir de octubre en su megacompra de material

Apenas un mes después de que España saliera del estado de alarma, ciudades como Barcelona, Zaragoza y Madrid han experimentado un repunte de nuevos positivos

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

La semana pasada el Gobierno anunció una macrolicitación para adquirir material sanitario por un valor de más de 2.400 millones de euros. En la memoria justificativa de los pliegos de contratación, Ingesa destaca que esta compra está justificada "dentro de la evolución de la crisis sanitaria y ante el riesgo de un posible repunte a partir del próximo mes de octubre". Si bien la llegada de este material servirá para hacer frente a la pandemia, este detalle deja entrever que desde el Ejecutivo no se esperaban repuntes en verano o no se planificó para tener unas reservas de material sanitario con vistas a los nuevos brotes que se están dando.

Sanidad solo preveía repuntes a partir de octubre en su megacompra de material

María José Sierra, jefa de Área del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, reconoció a finales de este mes que podríamos estar ante una segunda oleada de coronavirus. Sierra insistió en que hay que ser "muy conscientes de que en dos semanas se ha triplicado la incidencia acumulada". "Obviamente estamos ascendiendo en la curva, pero si los brotes importantes se controlan de forma rápida podremos tener una situación mucho más contenida", explicó.

La compra está pensada para consumarse en un plazo de dos años, con el fin de contar con unas reservas estratégicas en el país, y según el ministerio, se espera que a partir de septiembre empiecen a llegar las primeras remesas de material. La licitación del acuerdo marco sigue una tramitación de emergencia, en este sentido la compra justifica su urgencia de la siguiente forma: "La evolución de la crisis sanitaria provocada por el covid-19 en nuestro país y el riesgo de un posible repunte a partir del próximo mes de octubre hace necesario adoptar las medidas necesarias para proveer a nuestro Sistema Nacional de Salud, en un marco temporal inmediato, de los medios precisos para dar una adecuada respuesta sanitaria".

Apenas un mes después de que España pusiera fin al estado de alarma, ciudades como Barcelona, Zaragoza y Madrid han experimentado un aumento de nuevos positivos. Lo que ha obligado a comunidades como Cataluña a cerrar su vida nocturna para las próximas dos semanas.

"La situación que tenemos ahora es preocupante, en el sentido de que tenemos varios territorios que están en clarísimo ascenso de casos, llevan ya un buen par de semanas, que empezaron como brotes concretos y hemos visto cómo han ido creciendo", explica a El Confidencial el epidemiólogo hospitalario Javier del Águila.

"Yo pienso que vamos a tener una segunda oleada antes de lo que pensamos. De hecho, esto podría ser el comienzo de una segunda ola"

El experto aclara que España está en un punto en el que hay un aumento importante de casos, entre el 50 y el 60% son asintomáticos, pero un 40% de casos son enfermedad por contagio reciente. "Eso está ahí y es preocupante, es un panorama complejo que necesita de mucha interpretación muy local", apunta.

"Yo pienso que vamos a tener una segunda ola antes de lo que pensamos. De hecho esto podría ser el comienzo de una segunda ola, es una posibilidad que además es un poco difícil de atajar, porque tenemos el confinamiento muy reciente y necesitamos confiar absolutamente en las medidas de control de las comunidades autónomas. Aquellas que no hayan tomado las medidas necesarias como contratar suficiente personal, es ahora cuando tienen que dar los pasos decisivos antes de que el virus se vaya de control, porque la única opción será volver a confinar".

"El verano sería de tregua"

Especifica que todavía no se puede hablar de segunda ola como tal, pero de lo que sí se puede hablar es de repuntes. "Más que un incremento notorio de casos, lo que tenemos son zonas donde puede ser problemático. Yo le tengo más miedo a lo que pase en agosto. Porque pensábamos que los virus respiratorios tiene un comportamiento que va asociado a la temperatura, al clima y en verano suelen tener menos transmisión, y por eso pensábamos que el verano sería de tregua, pero es que estamos viendo que el virus tiene la misma capacidad ahora o por lo menos, muy parecida", sentencia.

La situación epidemiológica ha tenido como consecuencia que algunos países emitan restricciones contra España, como es el caso de Reino Unido, que desde el sábado obliga a mantener una cuarentena de 14 días a los viajeros que regresen de toda España. Francia también ha recomendado que no se viaje a las localidades españolas con rebrotes víricos. Bélgica, por ejemplo, ha prohibido viajar a Huesca y Cataluña. Noruega también impuso este fin de semana restricciones a los viajes con España.

Ayer, lunes, Sanidad sumó 6.361 casos desde el viernes. En rueda de prensa, Fernando Simón descartó que estuviéramos en una segunda ola, pero explicó que es algo difícil de valorar, sin comentar que se pueda dar el caso de que esta segunda ola esté empezando. En la misma línea, Pedro Gullón, epidemiólogo y vocal de la Sociedad Española de Epidemiología, explica a este medio que el asunto ahora mismo se ve con confusión y con cierta incertidumbre. "En España, y en otros países, los contagios empiezan a aumentar y nos encontramos en una fase de crecimiento. Está por ver si ese aumento de casos va a provocar una segunda ola, en términos de como se entiende una segunda oleada, en cuanto a intensidad, o si va a ser un aumento que no va a ser tan sostenido en el tiempo o más autocontenido", dice.

"Todavía hay bastante incertidumbre porque estamos viendo un aumento de casos que está siendo principalmente intenso en España". Explica que muchos de estos casos no se deben a un aumento de transmisión comunitaria, sino a una transmisión en formas de brotes, que es más fácil de controlar. "Tenemos un aumento de casos más o menos generalizado y lo que no podemos pensar es que todas las olas van a ser como la primera, a lo mejor tenemos un aumento de casos contenido y la segunda ola es mucho más pequeña que la primera.

En Europa se dispara el virus

El coronavirus no da tregua, los rebrotes se disparan en países europeos como Eslovaquia, Rumanía y Bulgaria. En países como Suecia, Alemania y Portugal no logran contener al virus del todo. En el caso de Alemania, el aumento de los nuevos contagios confirmados llevó, este fin de semana, a que el primer ministro del estado federado de Sajonia (este de Alemania), Michael Kretschmer, hablase de que hay una segunda ola. "La segunda ola ya está ahí. Cada día tenemos nuevos focos de infección que pueden dar origen a altas cifras de contagios", dijo Kretschmer en declaraciones al diario 'Rhenischer Post'.

El epidemiólogo pone el ejemplo en el caso de Israel: "No se llegó a tener menos de 500 casos diarios, por eso enseguida se volvió a disparar, es difícil saber si se va a dar un aumento muy generalizado, aquí o donde sea".

Gullón expone que había tendencia a pensar que en octubre se iba a experimentar un repunte más pronunciado porque con el frío la gente tiende a estar en espacios cerrados y al llegar el invierno también aumentan los casos de gripe, fiebre, tos y disnea, que se pueden confundir con positivos de coronavirus. Finaliza apuntando que podría haber sido tanto en octubre como en julio, "en cuanto la gente entra en contacto con otra, nos exponemos a esto".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios