Abascal responde a Bildu nombrando a los más de 800 asesinados por ETA
  1. España
AIZPURUA HABLA DEL "FASCISMO DE VOX"

Abascal responde a Bildu nombrando a los más de 800 asesinados por ETA

El candidato de la moción responde al grupo de la izquierda abertzale con más de 800 nombres de víctimas después de que la portavoz acusara a Vox de "fascismo"

Foto: Abascal responde a Bildu nombrando a los más de 800 asesinados por ETA
Abascal responde a Bildu nombrando a los más de 800 asesinados por ETA

El cara a cara de Santiago Abascal y EH Bildu contó con uno de los momentos más impactantes de la moción de censura. Cuando el candidato de la moción de censura dio la réplica a la portavoz de la izquierda abertzale, Mertxe Aizpurua, nombró una por una a las más de 800 víctimas asesinadas por ETA. De todos ellos, dijo después el candidato, “hay más de 300 que están sin resolver” y “sus ejecutores, los que dispararon o los que se chivaron de a quién debían matar siguen libres”. “Ni siquiera sabemos si alguno de ellos está sentado hoy aquí. No se escandalicen porque no lo sabremos nunca”, dijo Abascal ante las quejas de la bancada del grupo abertzale.

El líder de Vox aseguró, mirando claramente al PP, que son “casi 1.000 razones más para apoyar esta moción de censura” (en referencia a las víctimas de la banda terrorista) y recordó que el Gobierno de España “se sostiene en los votos de EH Bildu” mientras se congratulan “de poner y quitar gobiernos”. “Es mejor eso que quitar vidas”, zanjó Abascal, volviendo a recordar que “no se ha pagado por los 300 crímenes” y pidiendo “memoria, dignidad y justicia”.

La portavoz de EH Bildu había tomado la palabra justo antes asegurando que “solo dedicaría un minuto a Vox y su fascismo” aunque fue alguno más. “Solo lanzan ataques de odio a todos los que no piensan como ustedes, parece que tienen ganas de que la violencia y el dolor vuelvan a la sociedad española”, dijo. La dirigente insistió en que “ETA hace nueve años que se acabó y la sociedad vasca intenta construir la paz”, augurando que el partido de Abascal “nunca estará en el camino de la sociedad vasca”.

Foto: En directo | Vox pierde la moción de censura con 52 votos a favor y 298 en contra

Aizpurua dejó claro desde el primer momento que su grupo votará no a la moción de censura “porque decimos no al fascismoy al odio, y decimos sí a los derechos y libertades”. En realidad, la mayor parte de su discurso lo destinó a los miembros del Gobierno presentes en el hemiciclo, ya que Pedro Sánchez abandonó la Cámara Baja tras su duelo con el candidato, que les llevó toda la mañana y hasta pasadas las tres de la tarde.

La portavoz del grupo abertzale afirmó que la de hoy “no es una moción de censura contra Sánchez y su Gobierno, ni siquiera contra Casado” sino “contra los avances en derechos que desde la izquierda y la plurinacionalidad se pueden hacer”. Aizpurua insistió en que la moción “solo busca apuntalar el régimen de 1978 y todos sus pilares ante lo que la derecha considera un riesgo”. “Temen que de la mano de la mayoría de la investidura se les desmonte el chiringuito. Tienen miedo de una verdadera Transición que obligue a la derecha a asumir valores como solidaridad, respeto, diálogo y libertad”, aseguró.

No dudó en pedir al Gobierno, como en otras ocasiones, su compromiso de que realmente terminarán con la herencia de ese régimen, y que “ejerza un liderazgo histórico y aplique un cambio estructural que no tenga marcha atrás”. “No sé si este Gobierno es consciente de lo que está en juego y si tendrá la determinación suficiente para hacerle frente, emprender el camino para democratizar el Estado y que dejen de gobernar el Ibex, la Casa Real, los jueces, la Policía y los medios”. Y terminó su intervención confirmando lo que ya se sabe: “Somos independentistas y queremos una república propia”.

Foto: El PP tilda de "tomadura de pelo" la moción de Vox y no aclarará su voto hasta mañana

Retomó la palabra después de Abascal el diputado de EH Bildu, Oskar Matute, con un giro de guión en el que pedía al resto de “derechas variadas” sumarse a la moción, “ser valientes”, para llevar a cabo “su agenda”. Matute respondió a Abascal “no ser original” por nombrar uno a uno a los asesinados por ETA, porque ya lo hizo Antonio Basagoiti en 2013 en el Parlamento vasco. “Le repito lo que dije entonces. Yo sí pido verdad, justicia y reparación para todas las víctimas. Las de ETA y las que fueron víctimas del aparato parapolicial”, aseguró y volvió a dirigirse al resto de grupos “de las derechas”. “Es el momento de que se quiten el disfraz como en otras comunidades autónomas”, dijo recabando críticas de varios diputados del PP.

El PNV en un minuto

A continuación subió a la tribuna el portavoz del PNV, Aitor Esteban, para dejar claro que su grupo no contrubuiría a un “uso espurio” de la herramienta de la moción de censura con un candidato “que ni aspira a ser investido ni a gobernar, ni siquiera a tener el apoyo de algún otro grupo político”. “Es un candidato por descarte porque no había ningún otro”.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i) y el portavoz del PNV Aitor Esteban. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i) y el portavoz del PNV Aitor Esteban. (EFE)

Esteban puso de manifiesto que ni siquiera presentó un programa de Gobierno, sino “una mezcolanza de ideas simplonas y contradictorias”, que únicamente “busca muchos minutos de televisión”, que declara “que el régimen de Franco fue mejor que el Gobierno actual” y que “quiere ilegalizar a los partidos que no le gustan, incluido el mío”.

El PNV, dijo, no contribuirá a dar protagonismo “a esta patochada de moción de censura” que llega en mitad de una pandemia y una crisis económica y social brutal. Y, por eso, después de confirmar su voto contrario, se dirigió a la presidenta del Congreso: “Puede pasar el siguiente turno y utilizar los 29 minutos que yo no voy a usar”.

ERC: “Vox es el partido del cuarto cubata”

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, aseguró que la moción “culmina hoy aplicando una fórmula que se conoce muy bien en América” y que ha conseguido “que frikis como Trump o Bolsonaro gobiernen en sus países como tiranos”.

El dirigente independentista aseguró que “en una época en la que hay que explicar que la tierra no es plana, que los virus matan, que cuando bajas a comprar el pan no te okupan la casa y que ETA no mata, parece normal tener que explicar lo que es Vox”. Rufián continuó asegurando que el partido de Abascal es “una enorme maquinaria política, mediática, policial y judicial terriblemente amoral; creada, engrasada y financiada de resentimientos de odio hasta ahora nunca representados en política”.

El portavoz parlamentario de ERC, Gabriel Rufián. (EFE)
El portavoz parlamentario de ERC, Gabriel Rufián. (EFE)

“Vox es el partido del cuarto cubata y así hay que decirlo. No busca gobernar, solo busca destruir. Y lo que hacen es interpelar a la clase obrera, inocular en bares, metros y centros de trabajo con una sola idea: que son todos iguales. Que todos los políticos son iguales”, continuó el dirigente de ERC, alertando de que esas tres palabras “todos son iguales” solo busca la abstención de la izquierda.

Por eso, el dirigente independentista aseguró que si hace nueve años la desesperanza y distancia hacia la clase política se aglutinó en torno a la izquierda del 15-M, “ahora podría ocurrir en torno al fascismo de Vox”. Y, por eso, dijo, toca actuar y alejarlos de la Moncloa, no permitiendo que estén “a un palmo” como ahora.

Moción de censura Izquierda abertzale Partido Popular (PP) ETA (banda terrorista) Santiago Abascal Pedro Sánchez Bildu
El redactor recomienda