EN ONDA CERO

El fiscal que exculpó al Gobierno acusa a varios compañeros de tratar de influirle

Apunta de forma directa a la ex fiscal general del Estado Consuelo Madrigal, y critica que compañeros suyos en el alto tribunal "son esclavos de su ideología"

Foto: La fiscal general del Estado, Dolores Delgado (d), y el fiscal Luis Navajas Ramos. (EFE)
La fiscal general del Estado, Dolores Delgado (d), y el fiscal Luis Navajas Ramos. (EFE)

El teniente fiscal del Tribunal Supremo, Luis Navajas Ramos, aseguró este lunes que algunos de sus compañeros están "contaminados ideológicamente" y trataron de influenciarle a la hora de elaborar el informe en el que pide archivar todas las querellas contra el Gobierno por su gestión del covid-19. En una entrevista concedida al programa 'Más de uno' de Onda Cero, Navajas fue dando un titular tras otro, llegando incluso a acusar a la exfiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, de ser una de las que buscó cambiar su postura: "Con esta tropa, yo no puedo ir a la guerra". Sobre la actual fiscal general del Estado, Dolores Delgado, afirmó que "no ha intervenido para nada, ni por activa ni por pasiva".

El teniente fiscal del Supremo responde así a las críticas recibidas en la última semana por su informe, en el que defiende que la actuación del Gobierno fue "idónea y razonable para contener la pandemia". Apoyándose en este razonamiento, pide dar carpetazo a las 21 querellas y, en lo que se refiere a las más de las 40 denuncias recibidas, adelantó en la entrevista que también "se van a tener que archivar". Sobre por qué no convocó a los fiscales de Sala para conocer su opinión antes de elaborar el informe, Navajas se mostró tajante: "Para no tener que excluir a compañeros que son esclavos de su ideología", argumentó. "Son fiscales de altísima consideración, pero en este sentido están contaminados ideológicamente".

"Llevo seis años con esta tarea. He despachado querellas contra cargos del PP y nadie me dijo que debía convocar a la Junta de Fiscales. ¿Sabe cuál es el porcentaje de éxito que tengo yo en estos asuntos? En este momento es del 100%. Siempre que he emitido un informe, ha llegado el Tribunal Supremo respaldándome", denunció ante los micrófonos, volviendo una y otra vez a la misma idea: "La Junta de Fiscales de Sala está para lo que está (...). No había lugar a convocarla en este caso, no pasó con las querellas contra Aznar por la guerra de Irak ni con el 'procés". "Cuando el fiscal se enfrenta a un asunto con matiz político, debe despojarse de su ideología. Yo no convoco la Junta de Fiscales de Sala porque era poco operativa. Quería evitar el gran problema que son las filtraciones".

Sus reflexiones, sin embargo, no tardaron en convertirse en dardos contra compañeros, a los que acusó de estar dominados por sus ideologías: "Yo hubiese tenido que excluir, por ejemplo, a los dos fiscales juristas de penal, hasta ahora amigos míos, que en el mes de mayo, cuando el pan estaba por cocer, acudieron a mi despacho a influenciarme sobre el fondo de este asunto". "La cosa era aún más grave cuando uno de esos fiscales, una compañera, acababa de lanzar en meses anteriores una soflama contra el gobierno". Llegados a ese punto, el periodista Carlos Alsina le preguntó si se refería a Consuelo Madrigal, contestando Navajas que sí: "Yo con esa tropa no podía entrar a debatir, a que me dieran sus consejos. No he estado solo, he estado con gente muy solvente".

Navajas, al que le quedan 82 días en el cargo, como él mismo se encargó de recordar durante la entrevista, defendió que "las víctimas deben ser redimidas moral y económicamente, pero no por vía penal". "Mi informe no respalda las actuaciones del Gobierno", aseguró. "No quiero que me crean por un acto de fe y, los convencidos de la influencia maligna de la fiscal general del Estado, no se van a convencer. El informe puede tener mejor o pero calidad, asumo la crítica, ha sido un trabajo reflexivo, muy meditado". A la pregunta de por qué no le han ofrecido nunca ser fiscal general del Estado, argumentó que él es "demasiado independiente", subrayando que también ha criticado a Pedro Sánchez por sus polémicas declaraciones sobre la dependencia de la Fiscalía ante el Gobierno.

"Uno de los valores más altos que tiene el ministerio fiscal es la objetividad y la imparcialidad. Los fiscales tenemos todos ideología. Lo que no puede hacer un fiscal ni un juez es que su ideología trascienda de su cabeza al papel", aseguró a la hora de hablar de algunos de sus compañeros. "No digo que me coaccionaran, pero sí digo que intentaron influir sobre mí", matizó. "No quiero crear polémica ni dejar heridas abiertas, pero llega un momento en que se dicen cosas tan injustas que piensas: tengo que defenderme".

"Monógamo, monárquico y madridista"

Más allá del informe en el que pide exculpar al Gobierno, Navajas también habló del caso Dina, en el que se investiga el robo del móvil a la exasesora de Podemos Dina Bousselham en 2015 y cómo su contenido acabó en manos del comisario José Manuel Villarejo. Sobre los chats internos de Podemos que tanto El Confidencial como otros diarios han ido desvelando, que reflejan una connivencia entre los fiscales del caso y el equipo jurídico del partido, el teniente fiscal del Supremo cargó una vez más contra uno de sus compañeros: “Administrativamente, este señor [el fiscal Ignacio Stampa] está en comisión de servicio. Si eso era posible, habría que haber removido esa comisión de servicio y mandar al fiscal a su lugar de servicio”.

La entrevista se cerró entonces con preguntas sobre el rey emérito, momento en el que no dudó en aplaudir al fiscal del Supremo que lleva las riendas de la investigación, Juan Ignacio Campos, un “muerto para las filtraciones”. Navajas reconoció que las informaciones que están saliendo sobre Juan Carlos I son "escandalosas", pero no dudó en salir en defensa de la corona y en presentarse como un hombre de tres M: "Monógamo, monárquico y madridista".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
65 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios