DE PERFIL

Cuca Gamarra: sobrevivir a Madrid y a la sombra de Cayetana

Será la portavoz en el Congreso del PP, una organización compleja donde faltan votos y sobran puñaladas, relevando a Cayetana Álvarez de Toledo. La sombra de su predecesora le pesará

Foto: La nueva portavoz en el Congreso, Cuca Gamarra, durante la reunión de la Junta Directiva del PP en Madrid. (EFE)
La nueva portavoz en el Congreso, Cuca Gamarra, durante la reunión de la Junta Directiva del PP en Madrid. (EFE)

"En medio de este caos surge un liderazgo desde Logroño, una nueva esperanza". Es el 'teaser' de la serie de humor 'Vamos Juan', en la que el protagonista (Javier Cámara) se lanza de la política local a la nacional. Si la ficción se pareciera a la realidad, al argumento de esta serie le falta una rubia desacomplejada de excelso vocabulario y la candidatura de Juan, un personaje cercano al patetismo, sería la de un partido de centro derecha.

Cuca Gamarra es la Juan de esta historia: una política que salta de la tranquila política de una ciudad de 150.000 habitantes al nido de víboras de Madrid. Ahí acaban las similitudes.

Será la portavoz en el Congreso del PP, una organización compleja donde faltan votos y sobran puñaladas, relevando a Cayetana Álvarez de Toledo. La sombra de su predecesora le pesará, con muchos periodistas de la Villa y Corte, aún hechizados por su brillantez y con un duelo por digerir. Esos mismos le echan en cara su asistencia a la última manifestación del 8 de marzo, al borde de la explosión del coronavirus.

Así, Concepción Gamarra arranca en el cargo con cargas. La del 'feminismo radical', según algunos, y la de los nostálgicos del aznarismo. Y encima, empuñando la bandera del PP moderado. A saber qué demonios es eso.

Al menos, parece ser de esas a las que le tiemble la mano con facilidad. La mayor de tres hermanos y primera alcaldesa de la historia de Logroño, entre 2011 y 2019, tampoco es, dicen, de las que se da por vencida a la primera.

"Es clara y muy dura en sus exposiciones. Defiende hasta el final su postura, es absolutamente firme", afirma Ana Castellanos, directora de informativos de la Cadena Ser en La Rioja, que la conoce desde hace 16 años. Como tiene claro que no está dispuesta a renunciar a uno de sus placeres gastronómicos, las gambas, a pesar de su alergia al marisco, diagnosticada hace no mucho tiempo.

El presidente y líder del Partido Popular, Pablo Casado (d), conversa con la nueva portavoz del grupo en la Cámara, Cuca Gamarra (i). (EFE)
El presidente y líder del Partido Popular, Pablo Casado (d), conversa con la nueva portavoz del grupo en la Cámara, Cuca Gamarra (i). (EFE)

Una política riojana que trabajó mucho tiempo con ella destaca su orgullo y sus "arranques". También recuerda esa época en la que el partido se rompió en la región y cómo Gamarra "se dejó llevar por la opción equivocada". Por eso, afirma, "tiene enemigos fijos". Tampoco olvidan algunos cómo apostó por la candidatura de Soraya Sáenz de Santamaría para presidir el PP nacional, pero será que Casado no es rencoroso.

También puede ser porque se crece cuando las cosas están complicadas. Eso dice Marta Ramírez, que fue su jefa de prensa cuando era alcaldesa y también cuando perdió y encabezó la oposición. "Le viene muy bien la vida municipal para afrontar su nuevo puesto, porque una ciudad es un continuo generador de problemas que requieren de respuestas rápidas", afirma.

La periodista Paloma Esteban, que la entrevistó para este periódico hace unos días, confirma algunas de las ideas que desliza Ramírez, porque destaca de ella "muchos dejes de alcaldesa, pone ejemplos de la vida real". También mucha amabilidad en el trato y cercanía, como si aún no se creyera el puesto que ocupa.

Se crece cuando las cosas están complicadas. Eso dice Marta Ramírez: "Le viene muy bien la vida municipal para afrontar su nuevo puesto"

Una dosis de antidiva con la que bromea su hermana pequeña, Paloma. "Cuando estoy paseando con ella por Logroño y se la quedan mirando, le digo 'Ya ha venido Beyoncé'", dice. Una hermana que confiesa que la vena política la sacó de la abuela, lectora empedernida y diaria del periódico y comentarista en el salón de casa de todo lo que pasaba en La Rioja. "Fue entrando poco a poco hasta que se metió del todo, tampoco sorprendió demasiado en la familia", dice.

A ambas les gusta veranear juntas, preferentemente en las playas de Cádiz. También juegan al golf y hacen alpargatas. "Nos apuntamos juntas a un curso y sé que durante el confinamiento ha hecho algunas", dice. Cuca comparte otra afición con su hermano, con el que se relaja saliendo a correr. Todo empezó cuando este la animó a correr la media Maratón de Florencia; acabaron corriendo también la de Nueva York.

Y la lectura. El escritor riojano Andrés Pascual recuerda con nitidez una tarde de septiembre de 2007. Acababa de publicar su primera novela, 'El guardián de la flor de loto', y acudió a su librería de siempre porque le hacía ilusión verse entre el resto de autores. Mientras charlaba con el dueño, entró una mujer. Echó un vistazo a su libro y decidió llevárselo. "Si quiere se lo puede llevar firmado por el autor", comentó a la compradora. Cuca Gamarra asintió. "Mi primer autógrafo fue para la que luego sería mi alcaldesa", bromea Pascual, que volvió a coincidir con Gamarra en varias ocasiones y guarda un muy buen recuerdo de ella.

Aunque la verdadera debilidad de la protagonista de este artículo es Oliver. Un bichón maltés que llegó a casa de sus padres pero que acabó conquistando el corazón de Cuca. Tanto, que cuando abandonó el Ayuntamiento de Logroño sus compañeros le regalaron un retrato del animal. "¡Y eso que no le gustaban los perros!", cuenta su hermana. Debe ser que Oliver, como Casado, tampoco es rencoroso.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios