LA CIFRA MÁS ELEVADA DESDE EL 3 DE JUNIO

Las hospitalizaciones por covid ya repuntan tras el descontrol de los rebrotes

Los ingresos de los últimos siete días vuelven a rozar los 200 tras 40 días. Los hospitales de Cataluña y Aragón deberán afrontar el nuevo repunte con personal de vacaciones o agotado

Foto: Sanitarios ingresan a un paciente en el hospital Arnau de Vilanova, de Lleida. (Reuters)
Sanitarios ingresan a un paciente en el hospital Arnau de Vilanova, de Lleida. (Reuters)

El aumento de los casos de coronavirus en España por la transmisión comunitaria en Cataluña y Aragón ya se empieza a notar en la curva de hospitalizados. Tras un mes y medio en que la cifra de ingresados en los últimos siete días oscilaba en torno a los 150, cayendo incluso una semana por debajo del centenar, en los últimos tres días este dato ha repuntado hasta rozar los 200, según los informes diarios del Ministerio de Sanidad. El balance oficial contradice lo afirmado ayer por el epidemiólogo jefe Fernando Simón en rueda de prensa: "A pesar de la expansión de los contagios por los brotes, las hospitalizaciones están bajando".

Aunque se hable de 'aplanar la curva' como si fuera una sola, la evolución del covid-19 se dibuja en múltiples curvas interconectadas. Las principales son las de positivos, hospitalizados, ingresados en UCI y fallecidos, si bien entre las dos primeras se intercalan otras dos muy importantes para el sistema sanitario: las de Atención Primaria y Urgencias. Entre las muchas peculiaridades del SARS-CoV-2, hay una que complica su detección: los síntomas llegan a partir del quinto día del contagio. Ello hace que las curvas estén interconectadas, pero que los efectos del coronavirus se traduzcan en hospitalizaciones y muertes varias semanas más tarde. Esto es lo que está empezando a ocurrir con el aumento de los positivos detectado desde la semana pasada por los brotes de Aragón y Cataluña.

“Es lógico que estén subiendo las hospitalizaciones porque los casos han aumentado”, señala Javier del Águila, médico residente en Medicina Preventiva y Salud Pública del Hospital Universitario de Móstoles e investigador en el Centro Nacional de Epidemiología. Donde más se ha percibido este incremento de pacientes hospitalizados es en Aragón: la cifra de ingresados semanales ha pasado de 16 a 37 en los últimos tres días. Como se puede apreciar en el siguiente gráfico, el repunte de la curva de ingresados se inició a los cinco días de que comenzara el crecimiento exponencial de los casos en Aragón.

Algo similar ha ocurrido en las curvas nacionales. Impulsados por los brotes y la transmisión comunitaria en Cataluña y Aragón, los contagios en España han aumentado constantemente durante la primera quincena de julio hasta registrar cifras que no se veían desde mayo. Y ello se está trasladando a la curva de hospitalizados, que está empezando a repuntar. Y de nuevo lo hace alrededor de una semana después de que empezara el aumento de casos en estas dos comunidades.

Primer banco de pruebas

En una presentación del pasado 2 de febrero incluida en 'Los correos del covid' obtenidos por El Confidencial, la división europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) señalaba el número de hospitalizados, ingresados en UCI y el exceso de mortalidad como indicadores para medir el impacto del coronavirus en la población. Al fin y al cabo, los enfermos más graves requieren de asistencia sanitaria.

Sin embargo, el repunte de casos y hospitalizados actual dista mucho de la situación vivida en los hospitales españoles en marzo y abril, cuando solo se detectaban casos muy graves y con evidentes síntomas de la enfermedad en centros de salud y residencias de ancianos. Ahora, el 70% de los positivos son asintomáticos y el aislamiento domiciliario sería 'a priori' suficiente. Aun así, la curva de hospitalizados está empezando a ganar pendiente, sobre todo en Aragón.

Tenemos el conocimiento del virus en una situación muy grave, pero no sabemos cómo se comporta en transmisiones comunitarias más controladas

"En marzo, sabíamos que íbamos a hospitalizar entre el 15 y el 20% de los casos, pero ahora hay mucho asintomático. El comportamiento de la epidemia debería ser bastante diferente al de marzo, pero es un análisis que vamos a ir viendo, con Lleida como el primer banco de pruebas de esta nueva situación", explica el epidemiólogo Javier del Águila.

El investigador del Centro Nacional de Epidemiología subraya que "tenemos todo el conocimiento del virus en una situación muy grave generalizada, pero por el contrario no sabemos cómo se comporta en transmisiones comunitarias más controladas". Y añade: "A lo mejor pasa el brote y vemos que menos hospitalizados han entrado en la UCI, la gravedad relativa de la enfermedad, el tiempo de hospitalización, los efectos en el paciente…".

Las hospitalizaciones por covid ya repuntan tras el descontrol de los rebrotes

Del Águila apunta a otra posible hipótesis que podría explicar el aumento de hospitalizados: la precaución para evitar otros contagios secundarios. "Ante la duda, y siempre y cuando tengas el hospital preparado y con habitaciones libres, yo ingresaría a una persona ligeramente enferma para vigilarla con calma. Además, así sería más difícil que esa persona pudiera contagiar a otras", expresa.

"Todos están al límite"

Esta situación que plantea Del Águila era inviable hace cuatro meses, "cuando hubo momentos en que todo un hospital se convirtió en unidad covid, dejó de existir cualquier otra patología y se multiplicaron las camas y las UCI". "Estuvimos al borde del colapso sanitario, con el agua al cuello, pero finalmente pudimos con ello", añade.

Las hospitalizaciones por covid ya repuntan tras el descontrol de los rebrotes

En este contexto de brotes más localizados, el epidemiólogo aboga por la posibilidad de derivar pacientes a otros hospitales, incluso de otras comunidades, una situación que no llegó a darse en los peores momentos de la primera oleada. "Habría que tener esa mentalidad más abierta, y ver si puedes dar una respuesta local o en cambio tienes que mandar equipos y personal de otros hospitales para reforzar la atención, ya que ahora tienes pacientes con otras enfermedades que en marzo no tenías", subraya.

No obstante, la mayor preocupación para Javier del Águila sigue siendo el personal sanitario: "Me preocupa cómo están anímicamente y de fuerzas". El repunte de casos en Cataluña y Aragón ha cogido a muchos sanitarios de vacaciones y los que aún no han podido disfrutarlas están exhaustos de un primer semestre del año con una intensa carga laboral y mental. "Tanto en número como en fuerzas, todos están al límite", concluye.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios