NADIE HA DEROGADO LA ORDEN DESDE ENTONCES

Interior rescata ahora una orden de 2012 para justificar el cese de Pérez de los Cobos

El escrito obligaba a todas las unidades de Policía Judicial de la Guardia Civil a informar sobre todas las actuaciones que tenían en marcha y si estas afectaban a cargos públicos

Foto: El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en el Senado. (EFE)
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en el Senado. (EFE)

La nota interna secreta publicada por El Confidencial, en la que la directora de la Guardia Civil, María Gámez, revela a la Secretaría de Estado de Seguridad que la destitución del coronel Diego Pérez de los Cobos obedecía a la negativa de este a “informar del desarrollo de investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil, en el marco operativo y de Policía Judicial”, ha provocado un terremoto en el seno del Ministerio del Interior.

Altos mandos del departamento dirigido por Fernando Grande-Marlaska dedicaron gran parte de la mañana de ayer a estudiar el modo de reaccionar a la publicación de este documento reservado, que deja contra las cuerdas al propio ministro, quien ha insistido expresamente estos días desde la Moncloa, el Congreso de los Diputados y el Senado en que el cese respondía a una "reestructuración de equipos" y no a nada que tuviera que ver con la investigación sobre el 8-M que supervisaba el ya exjefe de la Comandancia de Madrid. "Ni este ministro ni nadie de mi departamento ha interesado de Pérez de los Cobos ni el informe ni conocimiento sobre el contenido del informe", llegó a sentenciar con suma claridad Marlaska en la Cámara Alta.

En ese debate interno, un argumento sobresale sobre el resto. Algunos mandos abogan por sacar a la luz otro documento interno que vendría a dar cobertura jurídica a la actuación de la directora general. En concreto, se trata de un escrito fechado el 28 de marzo de 2012 (durante el mandato de Mariano Rajoy) en el que el entonces director adjunto operativo de la Guardia Civil, Cándido Cardiel, ordena a todas las jefaturas remitir "una breve reseña de las operaciones que vayan a entrar en fase de explotación en la semana siguiente". En concreto, el que era máximo dirigente del cuerpo solicitaba el nombre de la operación, la unidad que la llevaba a cabo, la fecha en que se ejecutaría, el número de detenidos que habría, los registros de inmuebles que conllevaría e incluso las posibles "implicaciones de cargos públicos".

Desde entonces, las diferentes unidades de Policía Judicial del instituto armado han ido remitiendo estos informes conforme comenzaban una operación judicial hasta la fecha actual. Según esgrimirían desde Interior, Pérez de los Cobos se negó a entregar esta información en relación con el caso abierto en el Juzgado 51 de Madrid por la magistrada Carmen Rodríguez-Medel. En este caso, la jueza había solicitado confidencialidad al equipo de investigadores de la Comandancia de Madrid en las diligencias que rastrean una posible prevaricación cometida por el delegado del Gobierno, José Manuel Franco.

La negativa de Pérez de los Cobos a informar sobre los aspectos indicados fue la que, según plantean esgrimir desde Interior, provocó que la directora general destituyera al coronel. Estudian argumentar también desde el ministerio que en ningún momento Gámez se interesó por el contenido del informe entregado por los investigadores de la Policía Judicial dependientes del jefe de la comandancia, sino únicamente por los aspectos que obliga a rellenar la orden que lleva vigente desde marzo de 2012 y que ningún ministro, ni director adjunto operativo ni director general han derogado.

Sin embargo, la nota secreta que remitió Gámez a la Secretaría de Estado para explicar que el cese de Pérez de los Cobos argumentaba la negativa de este a “informar del desarrollo de investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil" a los responsables políticos como justificación del cese, no el haberse negado a informar al director adjunto operativo, como determina la orden de 2012. La orden no parece, por lo tanto, argumento suficiente para defender la destitución. Tampoco lo sería, explican otras fuentes consultadas, el rango legal de esta orden interna, dado que en realidad se trata de una circular que en ningún caso puede estar por encima de un real decreto como el que regula el funcionamiento del poder judicial de 1983, que establece la obligación de mantener la discreción de las investigaciones.

Interior rescata ahora una orden de 2012 para justificar el cese de Pérez de los Cobos

En la misma línea de defensa planteada por Interior apunta ya la primera reacción que en forma de comunicado hizo el ministerio. "El cese del coronel Pérez de los Cobos, tal y como se ha explicado en reiteradas ocasiones, se enmarca en el proceso de remodelación de la Guardia Civil y se concreta, como se explicita en la propuesta de cese, por una pérdida de confianza derivada, entre otros, porque se incumplió el procedimiento de comunicación de actuaciones, a los solos efectos de conocimiento, no del contenido de las mismas, que se debe a la dirección de la Guardia Civil a través de la cadena de mando", han indicado desde Interior tras conocer la noticia de El Confidencial.

"Acredita además que la dirección de la Guardia Civil y el Ministerio del Interior ni conocían las actuaciones, ni tuvieron acceso al informe. Un informe que, sin embargo, fue objeto de filtraciones antes incluso de que las partes personadas en el proceso tuvieran acceso al mismo. La confianza es un elemento nuclear en un cargo como el que ocupaba el coronel, para el que fue nombrado de forma discrecional, y para el que se necesitan las más altas cotas de neutralidad, profesionalidad y comunicación. Sin estos elementos, no se puede desarrollar el trabajo diario de forma óptima", han añadido.

Interior rescata ahora una orden de 2012 para justificar el cese de Pérez de los Cobos

El argumento en toda su extensión, sin embargo, iría contra las razones que ha manejado públicamente Marlaska en sus diferentes comparecencias durante la semana pasada, cuando en diferentes ocasiones se refirió a que la destitución de Pérez de los Cobos se debía a una reestructuración de los equipos de mando del instituto armado. Así lo dijo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros el pasado martes 26 de mayo y en sus comparecencias en el Congreso y el Senado.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios