El PSOE rectifica tras pactar con Bildu: no derogará toda la reforma laboral del PP
  1. España
RECUPERA LA REDACCIÓN DEL PACTO CON UP

El PSOE rectifica tras pactar con Bildu: no derogará toda la reforma laboral del PP

Los socialistas envían una "nota aclaratoria" tras hacerse público el acuerdo con la formación 'abertzale', en la que precisa los puntos que cambiará de la legislación del mercado de trabajo de 2012

Foto: El PSOE rectifica tras pactar con Bildu: no derogará toda la reforma laboral del PP
El PSOE rectifica tras pactar con Bildu: no derogará toda la reforma laboral del PP

El PSOE vuelve al punto de origen. Derogará la reforma laboral, sí, pero los aspectos más lesivos, como siempre había prometido y como consta en su acuerdo de gobierno con Unidas Podemos. Algo más de tres horas después de hacer público su entente con EH Bildu, que suponía la cancelación "íntegra" de la legislación del PP de 2012 antes de la finalización de las medidas extraordinarias por el covid-19, Ferraz enviaba una "nota aclaratoria". Con ella, rectificaba lo plasmado en el papel suscrito con la formación 'abertzale' y en la que directamente anulaba esa parte del acuerdo, para precisar qué está dispuesto a derogar, y que entra dentro del campo de aspectos que Pedro Sánchez siempre se había comprometido a revisar. Se limita a recuperar textualmente el pacto con Pablo Iglesias. Sin más volteretas.

Para entender el enredo, hace falta relatar la secuencia de hechos de este miércoles. Durante el pleno en el Congreso, la portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, condicionó la abstención de su grupo en la quinta prórroga del estado de alarma a un compromiso del presidente de derogación de la reforma laboral del PP. Sánchez le agradeció de antemano a la diputada su "abstención" —la daba por hecho— y sostuvo que su promesa de liquidar la ley de 2012 permanece "indeleble". "En el momento en que salgamos de la emergencia sanitaria, retomaremos nuestras prioridades de legislatura", aseguró. Aizpurua se dio por satisfecha. "Esperamos que no deje caer esta oportunidad de hacer algo bueno. Este acuerdo supondría la derogación de la reforma laboral tras ocho largos años, dando así un pequeño alivio a los miedos e incertidumbres de las miles y miles de personas y familias que temen por su empleo, y su futuro", apuntó.

El texto con Bildu plasmaba el compromiso a derogar "de manera íntegra" la reforma del PP, antes de la finalización de las medidas del covid-19


Eso fue por la mañana. Por la tarde, a las 20:16, se votó la quinta prórroga de la alarma. Sánchez la ganó gracias al voto a favor de Ciudadanos y del PNV. Justo después, Bildu envió a los medios el acuerdo suscrito [aquí en PDF] entre Aizpurua y los portavoces de PSOE y Unidas Podemos, Adriana Lastra y Pablo Echenique. El texto dice, en su primer punto, exactamente esto: "Las fuerzas políticas que suscriben este acuerdo se comprometen a derogar de manera íntegra la reforma laboral del año 2012 impulsada por el Partido Popular. La derogación deberá ser efectiva antes de la finalización de las medidas extraordinarias adoptadas por el Gobierno en materia económica y laboral derivadas de la crisis originada por el covid-19".

A las 23:41, Ferraz mandaba a los periodistas la "nota aclaratoria", en la que decía que "se anula el punto primero de dicho acuerdo", que "queda de la siguiente manera": "Derogaremos la reforma laboral. Recuperaremos los derechos laborales arrebatados por la reforma laboral de 2012. Impulsaremos en el marco del diálogo social la protección de las personas trabajadoras y recuperaremos el papel de los convenios colectivos".

Foto: El PSOE se acerca a Bildu tras pactar con Cs y PNV y promete derogar la reforma laboral

Un punto ya derogado

En concreto, y "con carácter urgente", el PSOE se compromete a derogar tres aspectos: "La posibilidad de despido por absentismo causado por bajas por enfermedad", "las limitaciones al ámbito temporal del convenio colectivo, haciéndolo llegar más allá de las previsiones contenidas en el mismo, tras la finalización de su vigencia y hasta la negociación de uno nuevo", y por último, el Gobierno acabará con "la prioridad aplicativa de los convenios de empresa sobre los convenios sectoriales".

El PSOE derogará el despido por absentismo, repondrá la ultraactividad de los convenios y recuperará la prevalencia del convenio colectivo

Nada que ver con la redacción pactada con Bildu. No aparece ya el compromiso de "derogar de manera íntegra la reforma laboral del año 2012", ni tampoco el horizonte temporal, que se hará "antes de la finalización" de las medidas especiales contra el covid. Lo que hace la "nota aclaratoria" del PSOE es citar, palabra por palabra, el pacto de gobierno que Sánchez suscribió con Iglesias el 30 de diciembre de 2019 [aquí en PDF, ir a la página 3 del documento]. Fuentes de la formación 'abertzale' indicaron en la noche del miércoles que la valoración de este comunicado de Ferraz la haría este jueves la portavoz en la Cámara Baja. "Claro que no es derogación íntegra. Hemos querido aclarar bien lo que afecta", señalaban en la Moncloa como explicación de lo ocurrido. De camino, Lastra, la vicesecretaria general del partido y la firmante del acuerdo por el PSOE, quedaba desautorizada.

Sánchez se compromete ante EH Bildu a derogar la reforma laboral

En resumidas cuentas, Ferraz recoge para el acuerdo con Bildu aquello que ya firmó con los morados y que, por tanto, forma parte del programa de investidura del dirigente socialista. Además, el primer punto ya es una realidad. El Gobierno ya aprobó un real decreto ley, el 4/2020, de 18 de febrero, por el derogó el despido objetivo por faltas de asistencia al trabajo. Ese texto, muy sencillo, simplemente derogaba el artículo 52. d) del Estatuto de los Trabajadores que introdujo el PP. El decreto fue convalidado por el Congreso en marzo.

Foto: El PSOE cambia de estrategia y pacta con Bildu derogar la reforma laboral del PP

En definitiva, el Ejecutivo plantea una revisión limitada de la reforma laboral del PP, circunscrita a tres puntos, lo que Sánchez siempre ha llamado como aspectos más "lesivos" de aquella legislación de Mariano Rajoy. El presidente ya planteó acabar con ellos en su primer mandato, cuando la ministra de Trabajo era la socialista Magdalena Valerio, y que ahora tendrá que sacar adelante la actual titular, Yolanda Díaz. La derogación del despido por falta en el trabajo fue de las primeras iniciativas que la coalición sacó adelante. Pero luego se cruzó la emergencia del covid y destruyó la programación del Gobierno. Además, Nadia Calviño, vicepresidenta de Asuntos Económicos, representante de la ortodoxia dentro del Gabinete, siempre se ha mostrado contraria a acabar con la reforma del PP. La patronal también ha alertado contra ese cambio, y más ahora, cuando reina la incertidumbre y se vislumbra una profunda crisis económica y social por el coronavirus. El Ejecutivo, no obstante, siempre ha subrayado que su intención es "no dejar a nadie atrás".

El segundo aspecto del acuerdo firmado con Bildu sí se mantiene: las entidades locales, forales y autonómicas dispondrán de "mayor capacidad de gasto para políticas públicas destinadas a paliar los efectos sociales originados por la crisis del covid-19". Para los ayuntamientos, estos gastos en políticas sociales "serán exceptuados del cómputo de la regla de gasto". Además, la capacidad de endeudamiento de Euskadi y Navarra "se establecerán exclusivamente en función de sus respectivas situaciones financieras". O sea, las dos comunidades tendrán un objetivo de déficit anual individual e independiente al del resto de territorios.

Coronavirus Mariano Rajoy Sindicatos Nadia Calviño Pablo Iglesias Magdalena Valerio Yolanda Díaz Ciudadanos Pablo Echenique PSOE Adriana Lastra Unidas Podemos Pedro Sánchez Reforma laboral Partido Popular (PP) Bildu Convenio laboral
El redactor recomienda