400 policías empiezan a trabajar en plena crisis del covid sin haber aprobado el examen
  1. España
AÚN DESCONOCEN CUÁNDO HARÁN LAS PRUEBAS

400 policías empiezan a trabajar en plena crisis del covid sin haber aprobado el examen

La Dirección General no les da una solución para acabar el curso ni les señala fecha para las pruebas, pero sí les ordena incorporarse sin superar las materias

placeholder Foto: El director general de la Policía, Francisco Pardo, el pasado 20 de febrero durante un homenaje al cuerpo en Córdoba. (EFE)
El director general de la Policía, Francisco Pardo, el pasado 20 de febrero durante un homenaje al cuerpo en Córdoba. (EFE)

La semana pasada 375 policías nacionales se incorporaron a sus respectivos puestos de trabajo sin haber superado las pruebas finales de los cursos de ascenso a la categoría de subinspector que venían realizando. Se trata de la primera vez que ocurre esto en el instituto armado y es otro de los efectos colaterales de la crisis sanitaria originada por la pandemia del covid-19. Así lo han denunciado varios sindicatos policiales, que se quejan de la situación de incertidumbre que viven en el mencionado contexto los funcionarios, que no saben cuándo ni dónde continuarán con su formación ni en qué momento se podrán incorporar a sus nuevos destinos, dado que tras el ascenso a una nueva categoría los policías cambian automáticamente de empleo.

En concreto, todos ellos se encontraban realizando su curso de ascenso en el Centro de Formación de la Policía Nacional en las instalaciones que el cuerpo tiene en el barrio madrileño de Carabanchel cuando sobrevino el estado de alarma originado por el coronavirus. Las autoridades del Ministerio del Interior interrumpieron por este motivo las clases el pasado 10 de marzo y mandaron a todos los alumnos a casa mientras decidían cómo continuarían con los estudios. Sin embargo, esto último aún no se ha producido. Mientras las universidades públicas pusieron en marcha sistemas de enseñanza 'online' y modelos de exámenes virtuales, el Centro de Formación de Carabanchel se ha limitado a anunciar que las pruebas finales tendrán lugar a principios de julio, sin más detalle sobre el método.

Foto: Imagen de archivo de la jura de cargo de la Policía Nacional en junio de 2018. (EFE)

En medio de esta situación de indeterminación, la División de Formación de la que depende el Centro de Carabanchel trasladó el pasado 14 de mayo a los 375 alumnos que estaban realizando el curso de ascenso a subinspector que debían incorporarse a sus antiguos destinos incluso sin haber concluido sus estudios, lo que generó un clima de malestar entre los afectados. Y así lo hicieron de hecho al día siguiente los 375 futuros subinspectores, que siguen ejerciendo como oficiales de policía. Según demandan desde el Sindicato Unificado de Policía (SUP), es necesario resolver ya el futuro de estos funcionarios, que tienen que buscar vivienda para su próximo destino, organizar su vida personal, escolarizar a los niños y un sinfín de cosas que no pueden solucionar en el último momento.

Este sindicato ha elevado un escrito al jefe de la División de Formación del instituto armado en el que reclama una rápida solución, que a su juicio pasa por la implantación de clases 'online'. "Podemos entender que se condense el procedimiento, pero no que manden a trabajar a los subinspectores y no les digan cuándo será el examen que pondrá fin al curso", apuntan desde el SUP, que no es la única organización sindical que se queja de lo que está pasando. Jupol también reclama abiertamente que acabe la incertidumbre. "No podemos esperar a que lo decidan en julio", aseguran desde este último sindicato.

Habitualmente, cuando los alumnos concluyen el curso, solicitan destino y la Dirección General lo asigna en función del baremo que tiene cada funcionario (lo cual cuenta un 65%) y de las calificaciones de los exámenes de la formación de ascenso y del trabajo fin de grado (que supone un 35% de la puntuación). De ahí que sea necesario que estos terminen el curso, obtengan su calificación y se reactive el proceso que en estos momentos se encuentra paralizado con motivo de las limitaciones de movilidad establecidas en el estado de alarma decretado por el Gobierno el pasado marzo. Además de los exámenes, los alumnos también tienen pendientes prácticas de tiro, de educación física y de defensa personal.

Foto: Escuela de Policía de Ávila. (EFE)

El retraso en tomar decisiones relacionadas con la formación por parte de la Dirección General de la Policía no se refleja solo en el Centro de Carabanchel. Los alumnos de la Escuela Nacional de Ávila también han sufrido las dudas de la cúpula de la corporación en este punto. En un primer momento, como los de Carabanchel, recibieron la orden de regresar a casa porque el curso se había interrumpido por el estado de alarma. Luego la División de Formación les envió un correo electrónico para ordenarles que debían regresar a la instalación el 1 de junio para continuar con sus estudios y hacer los exámenes finales. Fue entonces cuando los sindicatos se quejaron de que podían multiplicarse los contagios con el regreso de los alumnos a las aulas.

Esta misma semana, la División de Formación ha dado marcha atrás y ha pedido a los futuros policías de la escala básica y a los funcionarios de la categoría de inspección que se queden de momento en sus casas. A través de una carta, ha revocado la orden de volver a clase con el argumento de que la desescalada decretara por el Gobierno está haciéndose a distintas velocidades según el territorio y que esto dificulta la unificación de criterios y pone en riesgo a los alumnos, que a su juicio tienen más riesgo de contagiarse de coronavirus. La rectificación ha sido aplaudida por los sindicatos policiales, que sin embargo han entendido que se queda a medio camino y que la Dirección General debería establecer ya un calendario de clases y de exámenes 'online'.

Coronavirus Policía Nacional Ministerio del Interior
El redactor recomienda