Incompatible por 366 euros: un ex alto cargo recurre el veto que le impide ir a la privada
  1. España
CONTRA LA OFICINA DE CONFLICTO DE INTERESES

Incompatible por 366 euros: un ex alto cargo recurre el veto que le impide ir a la privada

La Oficina de Conflicto de Intereses, dependiente del Ministerio de Hacienda, ha negado a Álvaro Rengifo Abbad el paso a la privada por la compra de unos libros por 366 euros

Foto: Álvaro Rengifo, al recibir el premio Príncipe de Asturias para la Fundación Amref Salud África. (EFE)
Álvaro Rengifo, al recibir el premio Príncipe de Asturias para la Fundación Amref Salud África. (EFE)

Las tripas de la Administración son a menudo inaccesibles. Uno de los lugares más profundos e insondables es la Oficina de Conflicto de Intereses, dependiente del Ministerio de Hacienda, que apenas veta casos de altos cargos que pasan a la privada, y, cuando lo hace es por razones nimias. Uno de estos últimos casos es el de Álvaro Rengifo Abbad, que fue presidente de Cesce, desde octubre de 2017 hasta junio de 2018,cuando triunfó la moción de censura, y al que le ha prohibido pasar como asesor de una empresa a la que compró unos libros por 366 euros.

Rengifo es técnico comercial y economista del Estado y fue antes de pasar al sector público presidente del Grupo Bombardier en España y Portugal. En 2018 recibió el premio Princesa de Asturias de Cooperación como presidente de la fundación Amref Salud África-España. Al llegar el PSOE dejó el puesto, como tantos altos cargos, con una incompatibilidad de dos años para trabajar en empresas del sector o con las que hubiera contratado. El 5 de julio de 2019 comunicó a la Oficina de Conflicto de Intereses su intención de ser asesor ejecutivo de AS The Wise Company, una empresa dedicada a la mediación.

"Consta en los registros de la sociedad una factura por la compra de libros el 17 de mayo de 2018 que asciende a 366,09 euros visada por Álvaro Rengifo"

Comenzó entonces el trámite. La Oficina de Conflicto de Intereses preguntó al actual presidente de Cesce si durante el mandato de Rengifo había tenido alguna relación con la empresa. El 15 de julio de 2019, el presidente de Cesce contestó a la OCI: “En cuanto a The Wise Company, consta en los registros de la sociedad una factura por la compra de libros con fecha 17 de mayo de 2018 que asciende a 366,09 euros visada por don Álvaro Rengifo Abbad”.

Rengifo cuenta que no le dio mucha importancia y presentó un breve escrito de alegaciones. "Me pareció sorprendente que por 300 euros de unos libros se diga que soy incompatible. Me produjo sorpresa e indignación, porque no lo entendía". Explica que Cesce podía manejar más de 300 millones de euros al año.

Había comprado unos libros para la dirección de Cesce que había editado la empresa sobre mediación. El 23 de julio de 2019, Rengifo recurrió ante la propia Oficina de Conflicto de Intereses (OCI). "Por un lado, mi relación en Cesce con The Wise Company (TWC) fue visar la compra de unos libros escritos por el fundador de TWC para la lectura y formación de los miembros del comité de dirección de Cesce. Por otro, Cesce en ningún momento tuvo una relación profesional con la compañía señalada ni con su objeto mercantil (consultoría de negociación). Además, el monto de dicha 'relación' asciende a poco más de 366 euros. Por todo ello, entiendo que en ningún momento existe un conflicto de interés de mi persona como presidente de Cesce y The Wise Co".

Foto: Un hombre utiliza una puerta giratoria en el Aeropuerto del Prat (Albert Gea / Reuters)

Una ley de 2015 sobre los altos cargos establece que estos, "durante los dos años siguientes a la fecha de su cese, no podrán prestar servicios en entidades privadas que hayan resultado afectadas por decisiones en las que hayan participado". Así que la Oficina de Conflicto de Intereses le denegó el permiso. "En cuanto a la cantidad del importe del contrato, hay que señalar que la ley no establece criterios cuantitativos o cualitativos que permitan modular la aplicación del precepto, por lo que es, a efectos de la aplicación de esta norma, irrelevante el montante de la adquisición”.

Rengifo recurrió primero a la Administración el pasado septiembre. Allí sostenía que el visado de la compra "no se puede asemejar a la realización de un informe que requiere un estudio detallado y pormenorizado", como exige la ley. Añadía que Cesce y TWC tienen objetos distintos y no son del mismo sector y que "no entran en competencia ni conflicto de intereses": una se dedica a la consultoría y la mediación y otra al seguro.

La Administración, que en general ha sido muy laxa y apenas deniega pasos a la privada, denegó el permiso. Tras eso, Rengifo planteó un recurso contencioso administrativo. En realidad, explica, ya lo hace por dignidad y por defender lo que cree justo. "En mes y medio se me acaba la incompatibilidad, al cumplir dos años, pero lo hago por defender lo que creo".

Es de los pocos altos cargos que han pleiteado contra la OCI. Otros han discutido sus resoluciones en privado. Elvira Rodríguez, exministra con el PP y expresidenta de la empresa pública Tragsa, pidió permiso para pasar como consejera independiente a Renault. Buscando en los archivos, descubrieron que durante su mandato, Tragsa, una empresa pública con miles de empleados por el medio rural, había comprado una furgoneta de esa marca y le pusieron pegas. Al final, logró el pase.

Ministerio de Hacienda Sector público Tragsa
El redactor recomienda