Presidirá la comisión de nombramientos y retribuciones

Renault ficha a la expresidenta de la CNMV Elvira Rodríguez

La que fuera máxima responsable del regulador del mercado de valores de 2012 a 2016 y ministra de Medio Ambiente hasta 2004 ha sido nombrada consejera independiente de la filial de automoción

Foto: La expresidenta de la CNMV y consejera independiente de Renault, Elvira Rodríguez. (Wikipedia)
La expresidenta de la CNMV y consejera independiente de Renault, Elvira Rodríguez. (Wikipedia)

Renault España ha nombrado como consejera independiente a Elvira Rodríguez, expresidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) durante el mandato de 2012 a 2016.

Según fuentes conocedoras de este proceso, el presidente de la filial española de automoción, José Vicente de los Mozos, se puso en contacto con Rodríguez con el objetivo de contratarla para profundizar en el buen gobierno corporativo de Renault España, empresa participada casi al 100% por la matriz francesa de Renault.

Rodríguez llega para crear y presidir la comisión de nombramientos y retribuciones, una figura que el buen gobierno de las empresas señala que debe estar integrada al 100% por consejeros independientes. Junto a ella estarán otros dos consejeros también independientes pertenecientes a entidades financieras.

Por otro lado, el nombramiento de Elvira Rodríguez permite a Renault España mejorar la situación de género de su consejo de administración, en el que solamente participaba una mujer, Marie-Françoise Damesin.

Foto de archivo del presidente de Renault España, Jose Vicente de los Mozos.
Foto de archivo del presidente de Renault España, Jose Vicente de los Mozos.

La reorganización que está implementando De Los Mozos en Renault España responde a las necesidades particulares de la empresa. Cuando Fasa-Renault fue excluida de bolsa en 1999, hubo una parte muy minoritaria de accionistas que aún hoy mantienen su participación en la compañía. Aunque se trata de títulos con poca liquidez, dado que Renault España no cotiza en el mercado público, estos accionistas siguen cobrando la parte de beneficios que les corresponde cada año.

Rodríguez, presidenta de la empresa pública Tragsa hasta este mes de septiembre, firmó como miembro del máximo órgano de administración desde el pasado 8 de octubre, una vez que ha vencido el periodo de dos años de incompatibilidad al que estaba sometida para poder trabajar en una empresa privada por haber sido la máxima responsable del regulador del mercado de valores.

Además, la que fuera ministra de Medio Ambiente durante la última etapa de José María Aznar ha notificado su nueva situación laboral a la Oficina de Incompatibilidades del Gobierno de España, un trámite que llevó a cabo tras abandonar la presidencia de Tragsa y realizar una declaración de bienes.

Altos cargos en la Administración

Elvira Rodríguez llega a esta empresa privada, que celebra unos cuatro consejos de administración al año, después de una dilatada carrera en puestos de responsabilidad pública. Antes de ser ministra de Medio Ambiente, puesto en el que sustituyó a Jaume Matas y que posteriormente fue ocupado por Cristina Narbona, había construido su carrera en puestos vinculados al Ministerio de Economía y Hacienda: primero fue directora general de Programación Presupuestaria y posteriormente secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos.

Licenciada en ciencias económicas y políticas, es una de las primeras mujeres auditoras del Estado. Tras pasar por la presidencia de la Asamblea de Madrid y ser consejera de Transportes de la comunidad autónoma, llegó a la CNMV para sustituir a Julio Segura. Tras su salida, la presidencia del regulador está ocupada por Sebastián Albella.

En febrero de 2017 fue nombrada presidenta de la empresa pública Tragsa. Durante su mandato, ha logrado que la compañía regrese a beneficios en 2018, según consta en la memoria de sostenibilidad de la firma. Este mes de septiembre cesó en el puesto, poco antes de recalar en Renault.

Por delante tiene el reto como miembro del consejo de administración de asesorar a la compañía en el proceso de transición que está viviendo el mundo de la automoción, que está sometido a fuertes cambios, como el hundimiento de los motores diésel y la irrupción de los vehículos alternativos, con destacada presencia de los automóviles eléctricos.

Renault ganó en 2017 113,6 millones de euros, un 23% más que en 2016. La compañía se encuentra en pleno proceso de adaptación a las nuevas normativas de emisiones y las necesidades del mercado, por lo que ya está preparándose para construir coches eléctricos e híbridos en sus plantas de ensamblaje de Valladolid y Palencia.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios