"MINIMIZAR EL CLIMA CONTRARIO"

Marlaska corrige a la Guardia Civil tras decir que trabaja para rebajar la crítica al Gobierno

El ministro desautoriza al dos de la Benemérita y habla de "declaraciones erróneas". Él y Robles insisten en que el Ejecutivo defiende la libertad de expresión. La Benemérita también rectifica

Foto: Los ministros Fernando Grande-Marlaska, Salvador Illa, Margarita Robles y José Luis Ábalos, este 19 de abril. (JM Cuadrado | Pool Moncloa)
Los ministros Fernando Grande-Marlaska, Salvador Illa, Margarita Robles y José Luis Ábalos, este 19 de abril. (JM Cuadrado | Pool Moncloa)

La Guardia Civil dice trabajar "para minimizar el clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno". Esto aseguró este domingo el jefe del Estado Mayor del Instituto armado, José Manuel Santiago, en la rueda de prensa habitual de los miembros del gabinete de crisis del coronavirus. Una frase que soliviantó a la oposición, que tradujo sus palabras como un intento del Ejecutivo de controlar las numerosas críticas que le llegan. Tras el revuelo por sus palabras, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, lo desautorizó y, junto a la responsable de Defensa, Margarita Robles, insistió en que el Gobierno defiende la libertad de expresión en todos sus términos y en que el estado de alarma no supone la restricción a un derecho fundamental recogido en el artículo 20 de la Constitución. Llueve sobre mojado, porque el Ejecutivo ha cosechado una pila de reproches en los últimos días por la polémica pregunta que introdujo el CIS en su último barómetro sobre si es necesario limitar la libertad de información para frenar los bulos. La repercusión de las declaraciones del general obligaron a la propia Guardia Civil a lanzar ya por la tarde un comunicado para precisar que se monitorizan los bulos "que generan alarma social", "nunca la libertad de expresión". Más tarde, el mismo Marlaska calificó de "erróneas" las declaraciones de Santiago.

Marlaska corrige a la Guardia Civil tras decir que trabaja para rebajar la crítica al Gobierno

Las palabras de este domingo el número dos de la Guardia Civil, al hilo del combate contra las 'fake news', fueron estas: "Estamos trabajando con nuestros especialistas en dos direcciones, una a través de la Jefatura de Información con el objetivo de evitar el estrés social que producen toda esta serie de bulos. La otra línea de trabajo es minimizar ese clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno. Todos esos bulos los tratamos de desmentir a través de nuestras redes sociales".

La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, anunció a través de Twitter la petición de comparecencia del ministro del Interior, del secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, y de la directora general de la Guardia Civil, María Gámez. "Una prueba dramática de la capacidad del Gobierno para pudrir las instituciones", apuntó en la red social, adjuntando en su mensaje el momento en vídeo de la comparecencia. Después, la cuenta del PP advirtió al Ejecutivo de que no puede "manchar el honor" de un cuerpo con 176 años de historia. Y finalmente el jefe de los populares, Pablo Casado, exigió a Sánchez que explique "si ha ordenado a los Cuerpos de Seguridad coartar la libertad de expresión de los ciudadanos en redes sociales para tapar sus errores". "Sería gravísimo", sostuvo.

También mostró su indignación el presidente de Vox, Santiago Abascal: "Debemos exigir juntos la dimisión de este Gobierno mentiroso y despótico que ha traspasado todos los límites. El Gobierno quiere matar la libertad de expresión usando una institución querida por los españoles, la Benemérita. Están dinamitando la Constitución y la democracia". La formación de ultraderecha anuncia que interpondrá "acciones judiciales urgentes contra los que han dado esas órdenes y contra cualquier funcionario que las acate, porque son evidentemente ilegales al tratar de proscribir e ilegalizar de facto la oposición democrática y la crítica al Gobierno". Edmundo Bal, diputado de Ciudadanos, también consideró la aseveración del jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil de "gravísima" y "muy preocupante", razón por la que su grupo pedirá su comparecencia y la del responsable de Interior.

Las palabras de Santiago soliviantan a PP, Vox y Ciudadanos, que piden la comparecencia del titular de Interior. Abascal anuncia acciones judiciales


Tras los técnicos comparecieron en la Moncloa los ministros que son autoridades competentes delegadas —Salvador Illa (Sanidad), Margarita Robles (Defensa), Fernando Grande-Marlaska (Interior) y José Luis Ábalos (Transportes)—, y la pregunta sobre las palabras del general Santiago asomó. Marlaska dijo desconocer lo dicho por el mando de la Benemérita porque había acompañado a Sánchez en la sexta conferencia de presidentes autonómicos.

No hay restricciones al artículo 20

"Ha debido de ser un lapsus del general al contestar —alegó el titular de Interior—. Estamos en un Estado de derecho, y el estado de alarma no cambia ni modifica nada. Los bulos son las 'fake news', que tienen un contenido absolutamente falso y su voluntad no es otra que bien cometer un hecho delictivo, bien causar de manera engañosa, torticera e indebida una gran alarma social con riesgo objetivo para el orden público. Evidentemente, ahí no entra para nada ni la crítica más áspera al Gobierno. Eso forma parte de la libertad de expresión, que es consustancial y pilar básico del Estado de derecho". El ministro señaló que las informaciones falsas y las conductas que puedan ser delictivas se trasladan a la Fiscalía por si cree oportuno investigar. "La crítica es lo más sano en nuestro Estado de derecho, y más en circunstancias como las actuales". "El lapsus de la verdad", respondió irónicamente Álvarez de Toledo desde su cuenta de Twitter.

Marlaska y Robles subrayan que las críticas al Ejecutivo, incluso las más "ásperas", son "sanas", y que el Gobierno combate bulos y 'fake news'

Marlaska subrayó que los bulos no tienen "nada que ver" con una mayor o menor transparencia del Ejecutivo. Lo decía por las críticas a que las peticiones de información formuladas a través del Portal de la Transparencia se encuentran paralizadas porque el estado de alarma suspendió los plazos administrativos. Tras insistir en que la información veraz y pública es "una de las prioridades" del Ejecutivo de coalición, puso dos ejemplos de bulos: que se diga que el coronavirus se cura con "remedios tradicionales", afirmación que puede ser "peligrosa para la salud pública", o que se asegure que existe una vacuna contra el Covid-19 pero que no interesa que se sepa por intereses "geopolíticos".

Marlaska corrige a la Guardia Civil tras decir que trabaja para rebajar la crítica al Gobierno

Robles, por su parte, recordó que el estado de alarma es "plenamente constitucional", pero "en ningún caso" supone la restricción de derechos "intocables" como la libertad de expresión. Las críticas, apostilló, en línea con Marlaska, son "bien recibidas" y permite "avanzar" al Gobierno. De hecho, recordó que ella misma había dicho, antes del turno de preguntas, que los presidentes autonómicos formularon críticas al Ejecutivo este domingo, como hacen en todas las conferencias de presidentes, y no hay problema. Por tanto, insistió, "máximo respeto a la libertad de expresión" y "respeto total a los medios de comunicación", que cumplen un papel "esencial" en democracia, más ahora que tienen que informar a los ciudadanos, enclaustrados desde hace casi mes y medio. Robles agregó que el compromiso del Gobierno con la libertad de expresión es "absoluto". "A ultranza". "Que nadie pueda decir o sembrar alguna duda de tipo jurídico de que la declaración del estado de alarma supone una restricción a la libertad de expresión, porque no es así", remachó la ministra de Defensa.

Ya por la tarde, la dimensión de la polémica obligó a la propia Guardia Civil a aclarar su posición, en una nueva desautorización al general Santiago. "La labor de monitorización que realizan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y en las que participa la Guardia Civil, está destinada exclusivamente a dectectar aquellos bulos y desinformación que generan un gran nivel de estrés y alarma social, especialmente en temas de salud", indicó el mensaje oficial en Twitter. Esa labor "se hace siempre con escrupuloso respeto al derecho a la libertad de expresión y a la crítica. Se monitorizan los bulos que pretenden generar alarma social, nunca la libertad de expresión. La Guardia Civil —concluye el comunicado— es uno de los principales garantes de la libertad de expresión".

El precedente del CIS

Marlaska tuvo oportunidad de pronunciarse sobre esta cuestión ya por la noche, en 'El objetivo' de Ana Pastor (La Sexta). El ministro reconoció que son "declaraciones erróneas". Una metedura de pata "propia de un ejercicio de transparencia por parte de un Gobierno que da todos los días la cara". "Cualquiera en un momento dado podemos errar". El titular de Interior señaló incluso que esa orden, de haberse dado, habría sido ilegal. También insistió en que la libertad de expresión "forma parte del ADN" del Ejecutivo y de la Guardia Civil, y cargó contra PP y Vox por "desviarse del camino de la lealtad".

Marlaska finalmente califica las palabras de Santiago de "erróneas" y denuncia la "falta de lealtad" de la oposición por "usar" la Benemérita

"Utilizar a un general y a la Guardia Civil para llegar al ministro del Interior me parece una falta de lealtad y consideración hacia una de las instituciones más valoradas, insistió. No se puede involucrar al mando y al cuerpo en una "supuesta actuación ilícita". "Que dejen a la Guardia Civil y al general tranquilos y no los utilicen para llegar al ministro". Ante la pregunta de si la Moncloa se plantea que ya no comparezcan los responsables de Policía y Guardia Civil y el jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), Miguel Ángel Villarroya, aseguró Marlaska que lo que le "consta" es que estos mandos técnicos continuarán dando la cara en rueda de prensa.

El problema para el Ejecutivo es la acumulación de tropiezos en esta materia. El pasado miércoles, el CIS que dirige José Félix Tezanos introdujo una controvertida pregunta con esta redacción: "¿Cree usted que en estos momentos habría que prohibir la difusión de bulos e informaciones engañosas y poco fundamentadas por las redes y los medios de comunicación social, remitiendo toda la información sobre la pandemia a fuentes oficiales, o cree que hay que mantener libertad total para la difusión de noticias e informaciones?". La cuestión del estudio sublevó a los investigadores y a la oposición. El Gobierno ya entonces respondió asegurando que defiende la libertad de expresión y respaldó a Tezanos por su "profesionalidad" como sociólogo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
132 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios