dedicada al 'marketing' de ginebras

El Gobierno compra sus mascarillas en China a una española condenada por estafa en 2015

Moncloa está usando como intermediaria una firma dedicada al 'marketing' de bebidas alcohólicas que pertenece a una empresaria condenada a cárcel por estafar otras compañías

Foto: Mascarillas compradas por el Gobierno en China, repartidas este lunes en Madrid. (P. G.)
Mascarillas compradas por el Gobierno en China, repartidas este lunes en Madrid. (P. G.)

El Gobierno ha contratado los servicios de una empresaria condenada por estafa para conseguir las mascarillas que prometió repartir en los transportes públicos este lunes, coincidiendo con su decisión de restablecer la actividad de los sectores no esenciales. Parte del material ha sido adquirido en China gracias a la intermediación de FCS Select Products SL, una mercantil de la que es administradora M.D.C., sentenciada en firme en 2015 a 10 meses y 16 días de prisión por formar parte de una trama societaria que saqueó el patrimonio de empresas con problemas financieros, según han confirmado a El Confidencial fuentes de la operación.

La decisión de Moncloa de utilizar este proveedor sorprende porque FCS Select Products no había tenido relación hasta ahora con el sector de los productos sanitarios. Se dedica a diseñar y poner en marcha en el mercado asiático campañas de 'marketing' para fabricantes de ginebras, vodkas y otras bebidas alcohólicas de alta graduación, como aclara en su página web. Su oficina está en Sant Cugat del VallÈs (Barcelona) y dispone de una delegación en la ciudad china de Guangzhou. En las cuentas de 2018, las últimas presentadas en el registro, declaró no tener empleados.

El peso de la compañía lo llevan sus dos gestores. Uno de ellos es M.D.C., que participó en la constitución de la sociedad en 2012. Ese mismo año, comenzaron sus problemas con la justicia. Los Mossos d'Esquadra le tomaron declaración en el marco de la operación Onix tras comprobar que había tenido un papel clave en una red dedicada a vaciar los activos de compañías en dificultades. El presunto cabecilla de la organización era el falso inversor Josep Xicola, que en 2008 se quedó con la inmobiliaria Fincas Corral por un solo euro y, a partir de ese momento, utilizó el paraguas de la compañía para tomar el control de nuevas mercantiles. La función de M.D.C. era captar a las potenciales víctimas. Consiguió al menos tres. Decenas de trabajadores terminaron en la calle por las prácticas de este grupo.

Reparto de las mascarillas del Gobierno este lunes en Madrid, en el intercambiador de Moncloa. (P. G.)
Reparto de las mascarillas del Gobierno este lunes en Madrid, en el intercambiador de Moncloa. (P. G.)

Los Mossos d'Esquadra citaron a M.D.C. para tomarle declaración en 2010, pero no la interrogaron hasta dos años después. Finalmente, en 2015, la importadora de las mascarillas y el resto de acusados llegaron a un pacto con la Fiscalía para declararse culpables de un delito continuado de estafa agravada, según recoge la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Barcelona el 15 de febrero de ese año. Aceptaron 10 meses de cárcel. Aparte, M.D.C. tuvo que hacer frente a una responsabilidad civil de 66.980 euros y a una cuantía similar de forma solidaria.

El Gobierno se ha puesto ahora en sus manos para importar las mascarillas que necesitaba antes de que comenzara la semana. El nombre de FCS Select Products y la dirección de su web (www.fcsasia.es) figuran en el etiquetado de un porcentaje significativo de la mercancía distribuida este lunes por todo el territorio español. Los ministros de Sanidad e Interior, Salvador Illa y Fernando Grande-Marlaska, anunciaron el sábado en rueda de prensa que las mascarillas estarían preparadas para proteger a los trabajadores que se incorporaran otra vez a sus puestos, por el inicio del desescalamiento del estado de alarma. Ambos manejaron la cifra de 10 millones de mascarillas, pero no ofrecieron más detalles sobre la adquisición del material ni sobre su precio.

Página web del proveedor de las mascarillas.
Página web del proveedor de las mascarillas.

El Confidencial preguntó este domingo al Ministerio de Sanidad sobre los motivos que han llevado al Gobierno a contratar los servicios de FCS Select Products SL; cómo entró en contacto con la mercantil y si es consciente de que se trata de una empresa sin experiencia en el mercado sanitario. La propia China decidió endurecer las condiciones para exportar productos relacionados con el coronavirus publicando un listado de empresas autorizadas. Este diario también ha preguntado a Sanidad por los detalles del contrato con FCS Select Products SL y si están al tanto de que su administradora está condenada en firme por estafar empresas. No ha habido ninguna respuesta.

El único comentario oficial sobre este asunto es el que formuló Illa este mediodía cuando fue preguntado por el proveedor de las mascarillas. El ministro se limitó a defender que el material que se ha comprado llega de forma regular y permanente y que las mascarillas cumplen los requisitos necesarios para su correcto uso y distribución. Según el dirigente del PSC, todos los procedimientos de contratación cumplen los requisitos y estándares altos que establece el Gobierno en un momento difícil en el mercado.

El socio de M.D.C. ha confirmado en conversación con este diario a primera hora de este lunes que tienen un contrato con Sanidad para importar las mascarillas, pero ha explicado que no puede facilitar más información. "Eso es algo que corresponderá al ministerio", ha señalado. No es el único episodio que aún debe aclarar el Ejecutivo. Ninguno de sus miembros quiere desvelar el nombre de la empresa española que intermedió en la compra en China de los 640.000 test rápidos de coronavirus supuestamente defectuosos. Sanidad acabó devolviéndolos. Aquella operación supuso un duro golpe para el Gobierno en el peor momento de la crisis. La prensa internacional al completo destacó el supuesto fraude.

Las mascarillas llegaron a España este fin de semana y se han repartido este lunes en los principales nodos de comunicaciones de casi todo el país. En las comunidades en las que hoy es festivo, empezarán a entregarse el martes. Moncloa ha tenido que recurrir a Policía Nacional, Guardia Civil y Protección Civil para asegurarse de que cumplía su promesa. Efectivos de estos cuerpos se están encargando de proporcionárselas a los ciudadanos. No es obligatorio llevarlas, pero Sanidad ha recomendado su uso después de dos meses manteniendo que solo estaban indicadas para los ya infectados.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
95 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios