Podemos y el partido de Beiras ultiman el acuerdo para concurrir juntos a las gallegas
  1. España
ELECCIONES AUTONÓMICAS DEL 5 DE ABRIL

Podemos y el partido de Beiras ultiman el acuerdo para concurrir juntos a las gallegas

A pesar de las diferencias, ambas organizaciones temen un escenario de atomización que, según las encuestas, reduciría al mínimo las posibilidades del bloque de la izquierda para imponerse a Feijóo

Foto: Podemos y el partido de Beiras ultiman el acuerdo para concurrir juntos a las gallegas
Podemos y el partido de Beiras ultiman el acuerdo para concurrir juntos a las gallegas

'In extremis', como ya ocurrió en 2015, Unidas Podemos y Anova, la formación fundada por el histórico líder del nacionalismo gallego, Xosé Manuel Beiras, perfilan un principio de acuerdo para concurrir juntos a las elecciones gallegas que, según fuentes de las negociaciones consultadas por este diario, incluiría también a las mareas municipalistas. El plazo máximo para el registro de las coaliciones se agota esta medianoche y los negociadores avanzan contrarreloj para cerrar flecos que se consideran "importantes", desde puestos de salida en las listas hasta la distribución de los órganos de gobierno de la coalición.

Hay optimismo, pero contenido, ya que en las pasadas elecciones generales las organizaciones se levantaron de la mesa precisamente por estas cuestiones. En caso de ratificarse finalmente el acuerdo concurrirán juntos bajo la marca de Galicia en Común, y Podemos ha propuesto a Antón Gómez-Reino, el portavoz de la confluencia gallega en el Congreso, para encabezar la candidatura a la Xunta. Desde Anova se promovió públicamente a Martiño Noriega, el exalcalde de Santiago de Compostela, pero la organización no lo ha clarificado todavía en la mesa de negociación.

Las dificultades para la alianza eran mayores que hace cuatro años, debido a que en los últimos meses se produjo un deterioro de las relaciones entre el espacio liderado por Pablo Iglesias y los de Beiras. Estos últimos ya no concurrieron a las elecciones generales del pasado mes de noviembre tras levantarse de la mesa de negociación en el último momento. Sin embargo, la intervención directa en las negociaciones de Iglesias y Beiras ha contribuido a empujar hacia el acuerdo. Desde 15:30 horas de esta tarde se mantiene reunida la mesa de negociación en la que será su última sesión para discernir si se reedita la confluencia, como todo parece indicar en estos momentos, o se repite el desencuentro de las elecciones generales.

A pesar de las diferencias, ambas organizaciones temían un escenario de atomización que, según todas las encuestas, reduciría al mínimo las posibilidades del bloque de la izquierda de construir una alternativa a Alberto Núñez Feijóo, tanto por la dispersión del voto como por la barrera electoral del 5% que afectaría a estas formaciones, especialmente en las circunscripciones de Lugo y Ourense. Esto último ya se visibilizó en los últimos comicios municipales en ambas provincias orientales, donde llegaron a competir hasta en tres marcas diferentes.

Con el PP de Núñez Feijóo sin posibilidad de apoyarse ni en Ciudadanos ni en Vox, muy alejados ambos de la barrera del 5% para obtener representación, e iniciando la carrera electoral desde una posición de mayor debilidad que la lograda hace cuatro años, las posibilidades de que los populares retengan la mayoría absoluta dependen en buena medida de la división de sus adversarios. De hecho, según el último sondeo de Metroscopia para El Confidencial, el PP estaría empatado en número de votos con PSOE, BNG y Galicia en Común (46,6% frente a 47%), pero los aventajaría en tres escaños (39 frente a 36) al rentabilizar mejor la transformación de sufragios en escaños.

La reedición de la confluencia era crucial tanto para que Unidas Podemos como Anova no viesen reducida al mínimo su representación parlamentaria en el Pazo do Hórreo, o incluso correr el riesgo de quedarse fuera en el caso de los segundos. Un frente amplio entre las fuerzas estatales a la izquierda del PSOE, con la pata nacionalista de Anova que, por identidad de la marca, reduciría los trasvases al BNG, pues según la misma encuesta de Metroscopia, la resurrección del BNG se produce a cuenta de Galicia en Común y Anova. Además, la volatilidad en la izquierda, que se cifra en cerca de 200.000 votos, tiene que ver con el flujo de Galicia en Común a favor del partido liderado por Ana Pontón.

Las bases de Podemos en Galicia ya han dado su respaldo a la fórmula de la coalición. A través de una consulta exprés, los inscritos han apoyado con el 83,8% de los votos la suma de otras formaciones progresistas a la candidatura de Galicia en Común. En total han votado 3.728 personas, de las cuales 3.123 se pronunciaron a favor de la confluencia.

Unidas Podemos Xosé Manuel Beiras Pablo Iglesias Anova