LA UEFA PIDE AYUDA A ESPAÑA

De Badajoz a Chipre: la Policía halla llamadas sobre una mafia que atenta contra árbitros

Los expertos de la Policía en la lucha contra los amaños deportivos han descubierto la manipulación de cuatro partidos en Chipre investigando una red de apuestas que operaba en España

Foto: Imagen de planet_fox en Pixabay.
Imagen de planet_fox en Pixabay.

La UEFA ha pedido ayuda a la Policía española para tratar de neutralizar el mayor foco de corrupción del fútbol europeo: el amaño de partidos en Chipre, zona cero de las apuestas ilegales. Las autoridades locales decidieron el pasado 20 de enero suspender temporalmente las principales ligas del país después de que estallara una bomba en el coche de un árbitro. No hubo heridos, pero el incidente ilustra la escalada de violencia que está viviendo el fútbol chipriota por la infiltración de las organizaciones criminales especializadas en los amaños deportivos.

La bomba, la enésima colocada en la isla contra un árbitro en la última década, está probablemente relacionada con la manipulación de tres partidos de Segunda División y dos de Copa, pero el fenómeno corroe ya todas las categorías del fútbol de ese país y ha saltado a otros territorios, como Grecia, donde el 6 de enero fue tiroteado en plena calle el exdelantero de la Real Sociedad Darko Kovacevic. La UEFA cree que el Servicio de Control de Juegos de Azar de la Policía Nacional española tiene las claves para detener este tsunami.

Jorge Larena, a la izquierda, celebra un gol con AEK Larnaca en octubre de 2018 en un partido de Europa League. (Reuters)
Jorge Larena, a la izquierda, celebra un gol con AEK Larnaca en octubre de 2018 en un partido de Europa League. (Reuters)

Según han confirmado a El Confidencial fuentes del Ministerio del Interior, el máximo organismo del fútbol en el continente europeo se ha dirigido a esa unidad de la Policía para solicitarle las diligencias de las operaciones Pizarro y Cortés, dos actuaciones dirigidas por el Juzgado de Instrucción número 1 de Zafra (Badajoz) que se saldaron en febrero y junio de 2018, respectivamente, con la detención de más de medio centenar de jugadores, representantes e intermediarios por su presunta implicación en la adulteración de encuentros de Segunda, Segunda B y Tercera División.

La trama también había empezado a actuar en el extranjero. Las escuchas telefónicas permitieron descubrir que los cabecillas del grupo tenían un contacto en Chipre que les facilitaba datos de partidos amañados en ese país. Esa es la parte que interesa a la UEFA. El enlace de la red era Jorge Larena, un exjugador del Atlético de Madrid (2001-2006) que en el verano de 2015 fichó por uno de los grandes conjuntos chipriotas, el AEK Larnaca, el club más importante de la ciudad donde explotó el coche bomba el 17 de enero. Larena permaneció en la plantilla de este equipo hasta julio de 2019, cuando colgó las botas.

Bomba colocada el pasado enero en Larnaca (Chipre) en el coche de un árbitro de 33 años.
Bomba colocada el pasado enero en Larnaca (Chipre) en el coche de un árbitro de 33 años.

La vinculación del fútbol chipriota con el crimen internacional es conocida desde hace años, pero las conversaciones interceptadas entre Pizarro y Cortés y otras pruebas recabadas por los agentes de la Sección de Control de Juegos de Azar, responsable también de la operación Oikos con epicentro en el SD Huesca, afloraron la existencia en ese país de una red que llegaba a los despachos más nobles de todos los estamentos del fútbol. “Lo que se ha descubierto va más allá de simples jugadores dejándose goles para ganar algo de dinero con las apuestas. Lo que hay en Chipre es una corrupción institucional, al más alto nivel, en la que los clubes, los árbitros y hasta los organismos oficiales reparten triunfos, torneos completos y clasificaciones para disputar las competiciones europeas, y luego mueven grandes cantidades de dinero en las casas de apuestas para rentabilizar esos amaños”, explican fuentes próximas a la investigación.

La Policía Nacional dispone de elementos para sustentar esa acusación. Sus pesquisas cuestionan la limpieza de cuatro partidos disputados en el último tramo de la temporada 2017-18, según ha podido confirmar El Confidencial. En todos participó el equipo de Jorge Larena. Se trata de la ida de unas semifinales de la Copa de Chipre disputada por AEK Larnaca-Apoel FC el 18 de abril de 2018 y que acabó 2-0; de un partido de Primera División jugado cuatro días después por los mismos equipos, de nuevo en casa del AEK Larnaca, con resultado final de 1-3; del partido de vuelta de la anterior eliminatoria, en casa del Apoel FC, que se jugó el 25 de abril de 2018 y terminó 1-2, y por último, la final de la Copa, disputada por AEK Larnaca y Apollon Limassol FC el 16 de mayo de 2018 y que acabó con victoria para los primeros por 2-1.

Operación de la Policía Nacional en Extremadura contra los amaños en Segunda B y Tercera División. (EFE)
Operación de la Policía Nacional en Extremadura contra los amaños en Segunda B y Tercera División. (EFE)

Probablemente, sea el sistema de adulteración del fútbol más sofisticado descubierto hasta ahora, y las pruebas están en el juzgado de Zafra. Las fuentes preguntadas explican que “todos los indicios apuntan a que los máximos responsables de los equipos que disputaron esos cuatro partidos habrían pactado que el AEK Larnaka ganaría la copa de Chipre, que otorga plaza para jugar la UEFA Europa League la temporada siguiente; el Apoel FC se llevaría el campeonato de Liga, que permite disputar la Champions League, y el Apollon Limassol FC quedaría en las primeras posiciones de la competición regular, que dan igualmente acceso a la Europa League”.

La información llegó a España antes de los partidos y varios de los implicados en la trama Pizarro-Cortés hicieron pronósticos. Se estima que ganaron, junto a los partidos de ligas españolas manipulados por esta misma red, un mínimo de 840.000 euros. La cifra es considerable, pero está muy lejos del dinero que se mueve en Chipre. Tanto como para atentar contra un árbitro.

De hecho, a pesar de la suspensión de las principales ligas del país como respuesta a ese ataque, en los días siguientes fue posible seguir apostando a partidos de categorías inferiores. Y la suspensión indefinida de la Primera División solo duró en realidad una semana. La Sección de Control de Juegos de Azar de la Policía Nacional ya ha remitido sus diligencias a la UEFA.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios