LA RED HABRÍA GANADO MÁS DE 300.000€

La trama de amaños de Raúl Bravo apostó en casas 'piratas' de Asia a través de Grecia

No se han contabilizado aún todos los fondos que pudieron mover sus presuntos cabecillas, los exjugadores Raúl Bravo y Carlos Aranda

Foto: El delantero del Real Betis, Cristian Tello (c), disputa el balón ante el Huesca durante el partido de Liga perteneciente a la jornada 37. (EFE)
El delantero del Real Betis, Cristian Tello (c), disputa el balón ante el Huesca durante el partido de Liga perteneciente a la jornada 37. (EFE)

La trama de amaños de Primera y Segunda División desarticulada este martes por la Policía Nacional habría utilizado un contacto en Grecia para realizar apuestas en casas asiáticas no controladas por las autoridades asiáticas. Las ganancias generadas por la red superarían los 300.000 euros, aunque no se han contabilizado aún todos los fondos que pudieron mover sus presuntos cabecillas, los exjugadores Raúl Bravo y Carlos Aranda, según han confirmado a El Confidencial fuentes próximas al caso.

Bravo habría conocido al presunto intermediario de la red durante su etapa como jugador en Grecia, uno de los países más castigados por las organizaciones criminales especializadas en los amaños deportivos. El exdefensa del Real Madrid militó en el Olympiacos FC de Atenas entre julio de 2007 y agosto de 2011, y volvió a suelo heleno en 2014 para terminar su carrera en el PS Veria y el Aris de Salónica, donde finalmente se retiró en el verano de 2017.

Por la liga griega también pasó otro de los detenidos por la Policía Nacional, el central Iñigo López, del Deportivo de La Coruña. Fichó en el verano de 2013 por el PAOK de Salónica pero regresó a España un año después. Tras varios cambios de plantilla, acabó siendo contratado por el Huesca la temporada pasada. Formaba parte del plantel que perdió en casa contra el Nàstic en la última jornada de Segunda División por 0-1, justo el encuentro en el que se detectaron las primeras irregularidades en las casas de apuestas, que provocaron que tanto LaLiga como la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) interpusieran denuncias por presunta adulteración del resultado.

El resultado es la operación Oikos. El nombre elegido por la Policía no es casual. Oikos significa 'casa' en griego, el país en el que Bravo habría entablado relación por primera vez con las mafias de las apuestas y por el que también habría pasado otro de los presuntos implicados en la red. En Grecia también se encontraría, según fuentes cercanas a las pesquisas, el intermediario que habrían utilizado Bravo y el otro gran cabecilla de la red, el también exmadridista Carlos Aranda, para efectuar grandes apuestas en operadores semiclandestinos de Asia.

Ese continente es otro de los puntos clave en el mercado mundial de los amaños. Las organizaciones criminales eligen las casas de apuestas de esa zona del globo, sobre todo de Filipinas, porque no comparten la información que manejan con las autoridades occidentales dedicadas a la lucha contra los delitos en el juego. Además, se trata de operadores que permiten hacer apuestas con identidades falsas, por lo que es aún más fácil mover dinero sin que salten las alarmas. Asimismo, por su negativa a cooperar, es más difícil que una entrada de dinero significativa provoque un terremoto en las cotizaciones de Europa, uno de los mejores indicadores de que se está tramando una estafa.

La trama de amaños de Raúl Bravo apostó en casas 'piratas' de Asia a través de Grecia

La red presuntamente dirigida por Bravo y Aranda recurrió a esas casas no controladas para escapar de los organismos de control del juego, pero escuchas telefónicas y seguimientos habrían permitido a la Policía Nacional conocer cómo actuaban y adelantarse a sus engaños. Se estima que el grupo habría obtenido ganancias superiores a los 300.000 euros, aunque aún no se han contabilizado todos los fondos que pasaron por sus manos.

Nunca hasta ahora se había desarticulado en España una organización implicada en tantos amaños de Primera y Segunda División

Nunca hasta ahora se había desarticulado en España una organización implicada en tantos amaños de Primera y Segunda División. Se les atribuye la corrupción de al menos tres marcadores de la máxima categoría del fútbol. Entre los partidos que habrían sido adulterados por esta red se encuentra el Huesca-Valencia de la jornada 36, un encuentro que terminó 2-6 y que ya iba 0-5 al descanso. La derrota del equipo aragonés certificó su descenso a Segunda División. Por el contrario, el conjunto de la capital del Turia necesitaba la victoria para seguir peleando por meterse en los puestos que dan acceso a disputar la Champions la próxima temporada.

El otro partido bajo sospecha es el Real Betis-Huesca de la jornada siguiente. El encuentro terminó 2-1. En el minuto 74 del partido, fue expulsado por roja directa un central de la escuadra oscense. El Betis se adelantó en la primera parte y en la segunda empató el Huesca de penalti. Finalmente, ya en el descuento, los locales se llevaron la victoria con un tiro desde fuera del área que entró por la escuadra de la portería.

En ninguno de estos partidos se registraron movimientos ilógicos de las cotizaciones de las apuestas en España, gracias a las maniobras de la organización para camuflar sus transacciones en Asia. Sin embargo, fuentes que rastrean aquellos mercados han confirmado que se produjeron irregularidades. Entre los detenidos, se encuentran el actual presidente del Huesca, Agustín Lasaosa, y el jefe de sus servicios médicos, Juan Carlos Galindo Lanuza. Como adelantó este diario, también ha sido citado a declarar en calidad de testigo el empresario, periodista y exfutbolista José Antonio Martín 'Petón', presidente del máximo accionista del Huesca, Fundación Alcoraz, y miembro del consejo de administración del club.

A los dos nuevos partidos conocidos ahora se suma el Valladolid-Valencia de la última jornada de Liga, que concluyó 0-2, un resultado que permitió al equipo che sellar su clasificación para la Champions en detrimento del Getafe, que fue su rival directo por esa plaza hasta el final del campeonato. Los dos goles del Valencia llegaron tras pérdidas absurdas del portero y la defensa rivales. En las casas de apuestas se habían producido antes del partido grandes ingresos a favor de una victoria visitante con hándicap (es decir, por más de un gol diferencia), justo el resultado que se terminó produciendo.

Imágenes de la operación policial contra el amaño en partidos de fútbol

El Huesca-Nàstic que dio origen a la operación Oikos registró en las casas de apuestas las cotizaciones más escandalosas que se habían detectado en España en los cinco años anteriores, como reveló en su día El Confidencial. La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) también decidió presentar una denuncia ante las evidencias de fraude. "Todos estamos alineados contra la corrupción, se encuentre esta donde se encuentre. Y tendremos como aliados a todos aquellos que tenemos el mismo objetivo, que es hacer del deporte español y, en este caso, del fútbol español, el mejor, dentro del terreno de juego y fuera del terreno de juego", declaró este martes la vicepresidenta de Asuntos de Integridad de la RFEF, Ana Muñoz, tras felicitarse por la operación policial.

Este jueves, el fiscal jefe de Huesca, Juan Baratech, quiso aclarar que "de lo que hemos visto hasta hora, sin perjuicio de posteriores decisiones, el Huesca podría ser un perjudicado más".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios