Sánchez calma al PSOE con Cataluña: salidas "viables" y no "en perjuicio" de otras CCAA
  1. España
PRIMERA CITA DEL COMITÉ FEDERAL TRAS EL 10-N

Sánchez calma al PSOE con Cataluña: salidas "viables" y no "en perjuicio" de otras CCAA

Expone las líneas maestras de su Gobierno y se centra en la cohesión social y territorial. Traslada también un mensaje de apoyo al campo: agricultores y ganaderos "pueden contar" con su partido

Foto: Sánchez calma al PSOE con Cataluña: salidas "viables" y no "en perjuicio" de otras CCAA
Sánchez calma al PSOE con Cataluña: salidas "viables" y no "en perjuicio" de otras CCAA

El acercamiento al independentismo en Cataluña, la materia medular de la legislatura, y por la que a la postre se juzgará en parte la gestión de Pedro Sánchez, no se hará "en perjuicio" de otros territorios. No se primará a esa comunidad y se olvidará al resto, no se mirará al separatismo en detrimento del resto de territorios, en algunos de los cuales el PSOE ha contado con una gran fuerza electoral. El "compromiso" del Ejecutivo es "atender" todas las necesidades de los ciudadanos, al margen de donde vivan, y buscar al tiempo soluciones "viables" para Cataluña. También el Gobierno estará, enfatiza, con los agricultores y ganaderos que siguen protestando por los bajos precios, las regulaciones o la subida del salario mínimo.

Eran dos de los mensajes del secretario general y presidente del Gobierno en la primera cita del comité federal del PSOE desde las elecciones generales del 10-N, la primera, por tanto, tras la firma del acuerdo de coalición con Unidas Podemos y de investidura con ERC. Una reunión un mes después de la constitución del nuevo Ejecutivo bipartito. La convocatoria se esperaba plenamente tranquila, sin apenas contestación interna, y lo fue. La prueba estuvo en las entradas de los barones en la calle de Ferraz. Todos manifestaron su apoyo a Sánchez y a la mesa con el Govern, porque el diálogo, en palabras de Susana Díaz, va unido a la legalidad. "No se puede poner en cuestión lo esencial, que son los parámetros constitucionales", sentenció el castellanomanchego Emiliano García-Page, el secretario regional más abiertamente distante con la cúpula federal, junto con el aragonés Javier Lambán, que prefirió no hacer declaraciones a su llegada (hizo lo que estaba previsto) y que se marchó de la sede concluido el discurso del líder. La reunión socialista discurrió sin sobresaltos y concluyó tras cuatro horas y media de debate.

[Consulte aquí en PDF la intervención de Pedro Sánchez ante el comité federal del PSOE]

Sánchez, en su larga intervención ante el comité, de cerca de 50 minutos, desgranó los seis ejes en los que trabajará su Gobierno en esta legislatura: el robustecimiento de la economía y la creación de empleo, la digitalización, la transición ecológica justa, la igualdad de género, la cohesión social y la reducción de la desigualdad y, finalmente, el diálogo territorial. El presidente señaló a los suyos que es tiempo de "avanzar", de superar las "tensiones que consumen tanta energía", pasar página de una "dialéctica estéril", los que "dibujan España como una potencia opresora y despiadada" (los independentistas) y los que "recelan" de la diversidad y se encuentran "apegados a una visión de España que acaba en la M-50" (la derecha). España, subrayó, es "plural y diversa", como dice la Constitución, y desde ese "reconocimiento" es desde el que el Ejecutivo quiere "avanzar" y dar carpetazo a una "década de errores", "perdida" por el "desencuentro" institucional y la tensión social. Un diagnóstico, por cierto, que ya emitió en Barcelona tras su reunión con el 'president', Quim Torra.

El líder socialista tiende de nuevo "la mano" al PP para que se sume "al diálogo social y territorial". "No sobra la oposición. Todos somos necesarios", dice


El líder socialista interpreta —aunque evidentemente está urgido por la necesidad del apoyo de ERC— que hay una "mayoría que exige el reencuentro" con Cataluña y que reclama cambiar las dinámicas. Y aunque no se podrá resolver "de golpe" un conflicto enquistado durante muchos años, sí se puede "cambiar de inmediato el rumbo", de tal manera que esta década que arranca sea recordada por el "diálogo social y territorial", remarcó. "El no diálogo es la no política [...]. Una democracia fuerte es una democracia que dialoga. No sobra nadie, ninguna lengua, ninguna cultura, y tampoco sobra la oposición", valoró Sánchez, tendiendo de nuevo "la mano" al PP —con cuyo líder, Pablo Casado, se reúne el lunes en la Moncloa— para que se sume al "diálogo social y territorial". "Todos somos necesarios".

Foto: Sánchez reúne a su comité con Cataluña y ERC en el centro y sin apenas réplica interna

Tren digno, Mar Menor, despoblación, PAC...

Sánchez, no obstante, es consciente de que esa distensión con Cataluña, a las puertas además de que se constituya la mesa entre gobiernos (se hará, si no hay demoras, este mes), genera cierta intranquilidad en algunos dirigentes del PSOE, especialmente en la España interior. Los exponentes son Lambán o Page, aunque ellos son solo las caras más visibles. De ahí que el presidente lanzara un mensaje intentando tranquilizarles: la "superación" del "conflicto" que "divide a los catalanes entre sí y que tensiona las relaciones de Cataluña con el conjunto del país", no causará daños al resto.

"La atención a Cataluña no se hará en perjuicio de otras necesidades territoriales sociales apremiantes", señala Sánchez ante los suyos

"La atención a ese problema no se hará en perjuicio, y eso me gustaría trasladároslo a todos, porque representáis a todos los territorios de España, de otras necesidades territoriales sociales apremiantes", sostuvo. Así, Extremadura requiere un "tren digno", y lo requiere "ya"; Murcia necesita que "el Mar Menor recupere la vida que tuvo"; Castilla y León pide "aunar esfuerzos para revertir la despoblación", y "todos los agricultores de la España interior miran con preocupación el futuro de la Política Agraria Común en Bruselas". "Cada uno de los ciudadanos espera atención a sus demandas. Mi compromiso es atenderlas".

Intervención íntegra de Pedro Sánchez ante el comité federal del PSOE

Sánchez abordó Cataluña apenas otros minutos más tarde, cuando prestó su apoyo a los candidatos de las tres siguientes elecciones que recorrerán 2020: Gonzalo Caballero en Galicia, Idoia Mendia en Euskadi y Miquel Iceta en Cataluña. "Eres el 'president' que necesita Cataluña —cumplimentó al primer secretario—, no solo por tu inteligencia, sino por tu habilidad política y tu compromiso social, y por la referencia constante al reencuentro, que siempre has liderado". El diálogo supondrá, añadió, la búsqueda de "soluciones compartidas y viables". Lo que persigue el PSOE, en esta mesa con el Govern, un "acuerdo tan amplio como el que alumbró el primer autogobierno de Cataluña". Aquel Estatut de 1979 fue respaldado por el 88,15% de los catalanes, en un referéndum en el que participó el 59,30% del censo.

Sánchez asegura que el Gobierno ayudará a los agricultores y ganaderos

El Ejecutivo, en consecuencia, busca un "diálogo duradero y fructífero". "Ley, diálogo y políticas reales como empleo, economía, infraestructuras, dependencia...", resumió. "Esa es nuestra identidad, la izquierda de gobierno que mejora la vida de la gente". Esa tripleta es la que pretendía llevar al papel en la 'Agenda para el reencuentro', de 44 puntos, que entregó a Torra la semana pasada.

Foto: La CEOE del campo estalla contra Díaz y busca negociar con Calviño y Planas

"Fuimos coautores de la Constitución"

La Constitución no es un mero ornamento para el Ejecutivo. Al menos, eso quiso remarcar Sánchez desde los primeros minutos de su alocución ante sus compañeros. Porque el PSOE, dijo, formó parte del consenso que la hizo posible. Con el PCE, los nacionalistas moderados y los "centristas de entonces" (la UCD) se vencieron las "resistencias del búnker franquista" y de los "nostálgicos de la dictadura". El presidente sostuvo que los socialistas no pretenden "monopolizar" la Transición ni "apropiarse" de la Carta Magna. "Pero tampoco vamos a consentir que otros que tienen muchos menos argumentos lo hagan", advirtió, dirigiéndose a la derecha. La Constitución "es el techo de todos, nos protege a todos, y no puede ser un arma arrojadiza entre unos y otros". Añadió que el PSOE defiende "no solo un par de artículos", sino "todo el texto", una Ley Fundamental "que habla de unión pero que reconoce la diversidad y también los derechos y libertades". Sus palabras fueron acogidas con un aplauso del comité. "Nosotros fuimos arquitectos de la Constitución de 1978. Admitimos fans o conversos, pero fuimos coautores de la obra". "Somos arquitectos del Título VIII" de la Carta Magna, el consagrado a la distribución territorial del Estado, remachó en su intervención final, a puerta cerrada.

La Constitución "es el techo de todos y no puede ser un arma arrojadiza". El PSOE no se "apropiará" de ella y no "consentirá" que la derecha lo haga, avisa

El secretario general arrancó su discurso ante el comité federal con un mensaje para el mundo del campo, que continúa en pie de guerra y que mira con desconfianza a la parte morada del Ejecutivo, hasta el punto de que intenta buscar complicidades con la mitad socialista. "Contad con el Gobierno, contad con vuestro Gobierno", les dijo. "Os vamos a ayudar. Sois trabajadores y estamos con vosotros siempre. Agricultores y ganaderos pueden contar con el PSOE. La causa del campo es la del PSOE. Ha sido así siempre y seguirá siéndolo siempre". Una proclama que fue reforzada con un manifiesto de apoyo al sector [aquí en PDF] aprobado por el comité. En él se respalda la reorganización de la oferta, que las cooperativas ganen dimensión para que sean más competitivas o que se incorpore la directiva comunitaria sobre prácticas comerciales desleales.

Los barones del PSOE apoyan la estrategia de Sánchez con Cataluña

"No nos distraigamos". Sánchez también pidió a los suyos que no se dejen llevar por el "ruido" externo que, a su juicio, intenta agitar la derecha para que el foco mediático no se sitúe en las medidas sociales del Gobierno progresista, que han sido siempre la mejor bandera para el PSOE, recordó. Antes y ahora. "Pero el pasado no basta. Lo importante es lo que tenemos por delante. Tenemos ideas claras, proyecto político. No nos dejemos distraer". Pese a la "beligerancia de la derecha y sus tres siglas", los españoles prefieren "política útil y que viva pendiente de la gente", y quiere acuerdos, y no una "crispación exagerada, sobreactuada, fuera de lugar".

22 turnos de palabra

Para Sánchez, dos son las razones que explican esa "crispación". Una de "temperamento" y otra de "cálculo". Por la primera se refiere al "mal perder" de la derecha y sus "berrinches" por haber perdido el poder, que considera que le "pertenece por derecho natural". Por lo segundo alude a que a los conservadores "se les atragantan las medidas de impacto social". Sánchez apuntó que, en este primer mes del nuevo Ejecutivo, las preocupaciones de la derecha han sido el cambio de día del Consejo de Ministros, "el pin de [Santiago] Abascal" —o sea, el veto parental—, la "confrontación en Cataluña" o Venezuela... "Polémicas fugaces que solo sirven para crear un ambiente irrespirable y distraer la atención de lo importante", dijo. "¿Verdad, José Luis?", preguntó a su secretario de Organización y ministro de Transportes, José Luis Ábalos, en su única alusión indirecta al encuentro en Barajas con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez. "¡Qué poco les importa en cambio los derechos de los venezolanos!".

Sánchez reclama a los suyos que no se dejen distraer por las "polémicas fugaces" que a su juicio calienta la derecha: Venezuela, veto parental...

La conclusión, para el presidente, es que la derecha prefiere montar "ruido y bronca" para no hablar de las medidas sociales del Gobierno, porque se hallaría "en minoría". "Si no caemos en su juego, ganamos. Que quieren bronca, pues ellos mismos. Que quieren crispar, que crispen. Nosotros a lo nuestro, a centrarnos en las personas. Y si hacemos esto yo estoy convencido de que ampliaremos la mayoría social y electoral. A por ello".

García-Page: "Tenemos que ayudar al independentismo a salir del callejón sin salida"

A la intervención de Sánchez siguieron 22 turnos de palabra, 14 de ellos de barones territoriales, incluidos Díaz y Page, pero no Lambán, que regresó a Zaragoza tras la intervención del líder. Los líderes autonómicos aplaudieron a la entrada la estrategia con Cataluña, y también ya a puerta cerrada. Cada uno con sus matices, claro. El presidente castellanomanchego sí advirtió a la entrada en Ferraz de que no puede haber "privilegios territoriales" y, dentro del comité, sostuvo que defender la unidad del país es "defender la igualdad". "Por tanto, quienes creemos y trabajamos por la igualdad somos los q más tenemos que defender la unidad”, esgrimió, criticando a su vez que la derecha habla mucho de unidad pero luego la "rompe", informaban fuentes próximas a Page, cuya intervención fue aplaudida por sus compañeros, que estimaron que no chirriaba con la línea oficial.

"Nada raro. No hay nada disonante", "paz y amor", resumían distintos miembros del comité que salían hacia el vestíbulo mientras se seguía la reunión. Una voz discrepante fue la del exsenador extremeño Paco Fuentes, que se quejó de la política de alianzas y de la falta de convocatoria de los órganos. Incluso arremetió contra Iván Redondo, director de Gabinete del presidente, y a quien el PSOE regional ve con muchísimo recelo porque combatió, cuando era consejero con el popular José Antonio Monago. Redondo estaba allí presente. A la sesión de este sábado solo faltaron, por compromisos personales o de partido en sus territorios, solo tres barones: el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y los líderes del PSOE en Castilla y León y Murcia, Luis Tudanca y Diego Conesa.

Sánchez pide a los suyos "máximo trabajo y responsabilidad" para el tiempo que se avecina y se congratula del "equilibrio" con Podemos tras el 10-N

El comité concluyó sobre las 15:40, tras alrededor de cuatro horas y media de debate. Sánchez, en su turno de cierre y ya sin micros, agradeció la discusión "sosegada" en el órgano. Según fuentes de la cúpula, volvió a manifestar su apoyo al sector agrario, y animó a los suyos a mirar al futuro con "orgullo, esperanza y responsabilidad", porque el tiempo que se avecina requiere de "máximo trabajo y responsabilidad" por parte de todos. Hizo hincapié en que el PSOE es el único gran partido socialdemócrata que gobierna en Europa, junto con Portugal, así que pidió a sus compañeros que eleven la mirada. También sacó pecho del "equilibrio" conseguido tras las elecciones del 10-N, ya que se ha conseguido el acuerdo con Unidas Podemos que demandaban los ciudadanos.

Unos ciclos en memoria de Rubalcaba por el primer año de su fallecimiento

Pedro Sánchez recordó, durante su intervención ante el comité federal, que en mayo se cumplirá el primer año desde el fallecimiento del exvicepresidente del Gobierno y ex secretario general del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba, "uno de los grandes socialistas de estos últimos 40 años"

"Quiero anunciaros que a lo largo de los próximos meses la comisión ejecutiva federal celebrará una serie de ciclos en reivindicación del legado político de Alfredo Pérez Rubalcaba, su memoria personal y su aportación al socialismo democrático en estos 40 años de democracia", señaló. La dirección ha acordado estos actos de recuerdo con el que fuera director de Gabinete del exlíder socialista y amigo de la familia, Goyo Martínez

Luis Tudanca Fernández Igualdad de género Guillermo Fernández Vara Miquel Iceta Idoia Mendia Alfredo Pérez Rubalcaba Vox PCE Consejo de Ministros Partido Popular (PP) Quim Torra Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Javier Lambán Emiliano García-Page Moncloa Susana Díaz Comité federal del PSOE Pedro Sánchez PSOE
El redactor recomienda