Proyecto FG: BBVA pagó a Villarejo para que inversores de Sacyr traicionaran a Del Rivero
  1. España
NUEVA OPERACIÓN DESCUBIERTA

Proyecto FG: BBVA pagó a Villarejo para que inversores de Sacyr traicionaran a Del Rivero

El sumario del caso revela que BBVA recurrió al Policía en 2004 para infiltrarse en el accionariado de la constructora y frustar de ese modo la operación de asalto a la entidad

Foto: Francisco González, expresidente de BBVA. (EFE)
Francisco González, expresidente de BBVA. (EFE)

BBVA pagó al comisario Villarejo para que se infiltrara en el accionariado de Sacyr-Vallehermoso. La operación se produjo entre 2004 y 2005, en plena ofensiva de la constructora y el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para tomar el control del consejo de administración del banco, y fue bautizada por el policía con el nombre en clave de 'proyecto FG', las iniciales del entonces presidente de la entidad, Francisco González, uno de los imputados en esta pieza del caso Tándem.

El trabajo formaría parte de los encargos que habría hecho el policía para la entidad financiera durante más de una década y por los que habría ingresado al menos 10,2 millones de euros. Los agentes de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional encontraron el informe definitivo del 'proyecto FG' entre los archivos de Villarejo. El documento está incorporado desde entonces al sumario del procedimiento.

Foto: Imagen: E. Villarino.

Este espionaje sería una de las acciones que habría puesto en marcha Villarejo, a petición de BBVA, para desactivar las maniobras del entonces presidente de Sacyr, Luis del Rivero, y del director de la Oficina Económica de Moncloa en aquella época, el exministro Miguel Sebastián, para desembarcar en la entidad financiera y desplazar de la presidencia a González. El informe descubierto aclara cuál era el propósito concreto del proyecto FG. "El objetivo esencial del proyecto era boicotear las acciones previstas contra K [BBVA] (anulando las maniobras del GH [Grupo Hostil, es decir, Del Rivero y Sebastián...], provocar el abandono del plan de acoso contra FG y, con ello, colaborar en su valoración personal y de reconocimiento en la Junta del 26 de febrero [de 2005]".

placeholder La sede del banco BBVA (Foto: iStock)
La sede del banco BBVA (Foto: iStock)

El documento especifica que esa misión habría sido encomendada al policía directamente por el departamento jurídico del banco. "Quería que se contactara con los accionistas de SV [Sacyr-Vallehermoso] contrarios a la operación) para poder convencerles de que actuaran a favor de FG". "Además de dichos objetivos", continúa el informe redactado por el comisario, "se consideró crucial emplear toda la energía posible en buscar elementos de presión contra los diferentes miembros del GH para obligarles a huir".

El dossier compromete aún más la posición de González en la causa, porque aparece como beneficiaron directo de esta nueva operación de espionaje. Según Villarejo, el proyecto FG se saldó con "una penetración en el departamento de seguridad de SV"; otra en el "servicio de Escoltas y protección personal de [Juan] Abelló", otro de los supuestamente alineados con Del Rivero; y una infiltración "en el departamento de informática de Intermoney", la agencia de estudios en la que había trabajado anteriormente Sebastián, entre otros teóricos éxitos. El informe también asegura que, durante los tres meses que se prolongó esta operación encubierta, se controlaron 16.487 comunicaciones telefónicas, de las que 9.722 habían sido realizadas desde móviles asociados al Grupo Hostil.

Foto: (imagen: EC)

El documento hallado por Asuntos Internos e incluido en las diligencias de esta pieza separada, la número 6 de las 25 que acumula ya Tándem, termina enumerando bajo un epígrafe titulado "boicot" el resultado que habrían generado estas gestiones. Villarejo asegura que logró distribuir decenas de informaciones falsas en el entorno de los enemigos de González que les provocaron miedo y dañaron su reputación, obligándoles a replantearse la operación de asalto a BBVA.

Lo cierto es que, tras varios meses de ofensiva, Sacyr terminó renunciando a entrar en el consejo de la entidad y González continuó siendo su presidente. No abandonó el puesto hasta el 31 de diciembre de 2018. El instructor del caso, el juez Manuel García-Castellón, lo mantiene imputado por los delitos de cohecho y revelación de secretos. Numerosos audios y testimonios incluidos en el sumario indicarían que el exprimer ejecutivo del banco fue uno de los principales valedores del comisario. Entre ellos, el de Antonio Béjar, otro de los directivos del banco imputados, antiguo jefe de Riesgos y de la división inmobiliaria.

Comisario Villarejo Francisco González Acciones Accionistas Banca
El redactor recomienda