carteles en Roma, Bruselas, Londres...

La ANC 'empapela' las principales capitales de Europa para captar fondos para el 'procés'

A través de la web #Makeamove, se pide dinero en un abanico que abarca desde los 20 euros para el donativo más pequeño a los 1.000 euros para el mayor

Foto: Cartel de la campaña en Roma. (EC)
Cartel de la campaña en Roma. (EC)

La ANC ha reorientado su campaña para internacionalización del juicio del 'procés' hacia la captación de fondos para la causa. Así, en la web makeamove.cat, se destaca la captación de donativos como manera de luchar contra la injusticia de que en España, utilizando la terminología de la ANC, “la autodeterminación sea un crimen”. Por eso, se pide dinero en un abanico que abarca desde los 20 euros para el donativo más pequeño a los 1.000 euros para el mayor. La campaña no está destinada al público habitual de la ANC, sino que abre el abanico para abarcar simpatizantes internacionales, y por eso se lleva a cabo en las principales capitales europeas: Bruselas, París, Londres, Roma, Berlín y Ginebra.

Foto: EC.
Foto: EC.

Desde el pasado mes, los turistas que han visitado Roma se han topado con una serie de carteles en marquesinas con el lema en italiano 'La autodeterminación no es un delito' y el 'hashtag' #makeamove for Catalonia. Haz un movimiento por Cataluña. Se ha contactado con la ANC para que explicase esta reorientación, de mover conciencias, como se había planteado originariamente, a vaciar bolsillos. Sin embargo, no ha respondido a la petición de El Confidencial.

#Makeamove también cuenta con apoyo de material audiovisual en el que se compara sin reparo alguno la lucha del independentismo catalán con los grandes movimientos civiles de la historia, desde las mujeres sufragistas del siglo XIX hasta las movilizaciones contra la segregación racial en Estados Unidos, pasando por la independencia de la India o la caída del muro de Berlín. Puede parecer poco modesto, pero se sigue la línea de uno de los mantras que han servido de motor al movimiento soberanista catalán: “El món ens mira”.

Aunque la ANC no ha querido ofrecer su versión sobre #Makeamove, todo apunta a buscar donaciones internacionales, ya que las vías de financiación habituales —cuotas y ventas de camisetas para el 11 de septiembre— ya hace años que han tocado techo. En 2018, según consta en las cuentas de la ANC, las donaciones aportaron a la entidad 29.578 euros. En cambio, en los presupuestos de 2019, que recientemente aprobó la entidad, las donaciones han de alcanzar la cifra de 50.000 euros, es decir, se plantea un aumento del 69%. Pero para conseguir ese incremento, se ha de buscar fuera de Cataluña, porque dentro el mercado está exhausto. Pide dinero la Caixa de Solidaritat, para la defensa de los presos; pide dinero el Consell per la República; piden dinero los familiares de los presos; pide dinero la Crida… Así que, dadas las circunstancias, ahora se demandan fondos en busca de simpatía internacional para la causa catalana.

Presupuestos al alza

El presupuesto total de la ANC para este 2019 suma 2,9 millones de euros, pero la entidad ha perdido más de cinco millones de euros por la maniobra de exteriorizar la Caixa de Solidaritat —la que paga las fianzas de los encausados para que no pierdan sus bienes—, lo que también ha puesto en números rojos a Òmnium.

La campaña de la ANC presume que las condenas del Tribunal Supremo, de producirse, levantarán una oleada de simpatía internacional, que la entidad que ahora preside Elisenda Paluzie quiere traducir en euros.

En las cuentas aprobadas por la ANC, se define “Make a Move: campaña de internacionalización del juicio, para transformarlo en una oportunidad para reivindicar el derecho a la autodeterminación incluyendo acciones en las capitales europeas y un 'spot' de lanzamiento de cifras espectaculares (100.000 visualizaciones en 72 horas)”. Y se considera la segunda acción de 'marketing' comunicativo más relevante de 2018. Si ahora se vuelve a reactivar, es para aprovechar la dimensión mediática internacional que tendrá la publicación de la sentencia dentro de un mes.

Sin detalle

La ANC no detalla en sus cuentas la inversión en esta campaña ni los objetivos de recaudación. Solo se señala que en 2018 se gastaron 2,1 millones en gastos diversos que incluyen desde los “gastos de Jordi Sànchez” hasta el “Proyecto Cámaras de Comercio”, que sirvió para que Joan Canadell llegase a presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona.

Lo que se refleja en las cuentas de la ANC es que la previsión de desembolsos previstos crece, entre 2018 y 2019, un 38% más. No parece que se vayan a ajustar los gastos. Más bien todo lo contrario. La ANC, por ejemplo, ha asumido el despliegue de las delegaciones en Cataluña del Consell per la República. Ya han abierto Palamós. Pero quedan pendientes muchos más. A medida que el independentismo se atrinchera en la resistencia, las necesidades financieras se disparan.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios