Tras el largo juicio

La sentencia del 'procés' no interferirá en la hipotética investidura de septiembre

El Tribunal Supremo no tiene previsto notificar la sentencia antes de la fecha tope para una eventual última oportunidad de Sánchez y sitúa el fallo en la primera quincena de octubre

Foto: Pedro Sánchez conversa con Oriol Junqueras durante la constitución del Congreso de los Diputados. (EFE)
Pedro Sánchez conversa con Oriol Junqueras durante la constitución del Congreso de los Diputados. (EFE)

La recta final hacia el próximo 23 de septiembre, fecha tope para formar Gobierno o convocar nuevas elecciones, no se verá alterada por el fallo del tribunal del 'procés' sobre los 12 políticos independentistas acusados de delitos de rebelión, sedición y malversación. El Tribunal Supremo no tiene previsto notificar la sentencia antes de esa fecha y sitúa la resolución en la primera quincena de octubre. Para entonces, las actuales incertidumbres entre investidura o comicios adelantados ya estarán despejadas. Y la postura de los partidos independentistas con respecto a un apoyo o a una abstención a Pedro Sánchez no se verá mediatizada por ella.

El calendario político y el judicial transcurren por caminos diferentes. Mientras las formaciones independentistas, que pueden contribuir a impulsar la formación de un Ejecutivo, vuelven la atención al Supremo en un intento por calcular sus tiempos, la sala continúa con sus deliberaciones y la sentencia se encuentra en fase de redacción. La fecha definitiva, todo un misterio incluso para el propio tribunal, dada su complejidad, alienta sin embargo todo tipo de especulaciones y puede afectar al voto de ERC y JxCAT.

Una sentencia antes del 23 influiría, de forma directa, en su postura frente a una nueva investidura. Durante el intento fallido de julio, los dos partidos volvieron a evidenciar una división que se ha agravado desde entonces. ERC, liderada en el Congreso por Gabriel Rufían, optó por votar sí a Pedro Sánchez en la primera vuelta para pasar a la abstención en la segunda. Los del partido de Carles Puigdemont se mantuvieron firmes en su negativa desde el inicio. En esta segunda ocasión, los de Oriol Junqueras vuelven a ser fundamentales para la ecuación. El PSOE necesitaría al menos su abstención para asegurarse el Ejecutivo. Es más que poco probable atar ese apoyo con una sentencia firme contra su líder, ahora en prisión preventiva.

La resolución afectaría también, y de forma indudable, a las negociaciones con Podemos. La cuestión catalana y la gestión de la reacción que suscite en la autonomía el sentido del fallo influyeron de forma directa en el fracaso de los contactos hace un mes. La última negativa a la reciente oferta de Pablo Iglesias se fundó en motivos similares. Desde Moncloa, los socialistas rescataron argumentos ya empleados contra una coalición y recordaron sus importantes diferencias en asuntos de Estado como Cataluña.

Confrontación

Y el 'asunto de Cataluña' está a punto de complicarse. Durante las últimas semanas, uno de los temas que centran el debate político en el territorio es precisamente la respuesta a la sentencia. Desde ERC, Junqueras defiende un adelanto electoral, mientras que el 'president' de la Generalitat, Quim Torra, quiere promover una confrontación con el Estado. Avisó esta semana de que se deberá "proseguir el camino en línea recta hacia la república".

El presidente de la Generalitat, Quim Torra. (Reuters)
El presidente de la Generalitat, Quim Torra. (Reuters)

No habrá efecto catarata. Se descarta que esté lista antes de un mes. Los cálculos más realistas sitúan la resolución a principios de octubre, cuando confluyen dos fechas vinculadas al procedimiento. El próximo 14 de octubre, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha convocado la vista tras la que prevé pronunciarse por la cuestión prejudicial sobre la inmunidad de Junqueras, esencial para determinar si se puede proceder en su contra. Además, el día 15, dos de los principales acusados, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, cumplirán dos años de prisión, por lo que, de no estar listo el fallo, el alto tribunal tendrá que revisar su prisión provisional.

Mientras tanto, grupos como los CDR comienzan a tratar de calentar la espera hasta que se conozca el fallo. En el proyecto de mantener una respuesta “prolongada y sostenida en el tiempo” a la sentencia en caso de que esta resulte condenatoria, apuestan entre otros proyectos por un corte de la AP-7 que se prolongue durante días y que colapse el tráfico de mercancías entre España y Francia, o, lo que es lo mismo, entre España y el resto de Europa.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios