SE PLANTEA VOLVER A LA AGENCIA TRIBUTARIA

De la Torre estudia dejar Cs al no compartir la estrategia y el vacío económico del partido

El diputado y expresidente de la Comisión de Presupuestos del Congreso podría abandonar las filas naranjas y volver a la Agencia Tributaria. No está conforme con las últimas decisiones

Foto: Francisco de la Torre durante su intervención en la reunión de la Diputación Permanente del Congreso. (EFE)
Francisco de la Torre durante su intervención en la reunión de la Diputación Permanente del Congreso. (EFE)

La crisis interna que agitó Ciudadanos hace semanas podría no haber llegado a su fin. El diputado y responsable de asuntos fiscales, Francisco de la Torre —también miembro de la ejecutiva nacional del partido— estudia su marcha de las filas naranjas y en las próximas semanas podría tomar una decisión definitiva, según ha podido confirmar este diario. El expresidente de la Comisión de Presupuestos en el Congreso no está de acuerdo con las últimas decisiones tomadas por la cúpula y le preocupa especialmente el vacío en el que se encuentra ahora el área económica de la formación, tal y como explican fuentes cercanas al mismo.

La dimisión de Toni Roldán (secretario de Programas de Ciudadanos y portavoz adjunto en la Cámara Baja), la marcha de Luis Garicano (gurú económico naranja y responsable de todo el área) a la Unión Europea y el ascenso de Marcos de Quinto, exvicepresidente mundial de Coca Cola y fichaje estrella de Rivera en las pasadas elecciones, han dejado un panorama inquietante en el seno de la formación que preocupa a algunos dirigentes veteranos y, especialmente, a los que están relacionados con las cuestiones económicas. En estos momentos De la Torre sopesa una decisión, como adelantó el diario 'El País', aunque las mismas fuentes aseguran que no será del todo inmediata.

El inspector de Hacienda se plantearía volver a la Agencia Tributaria a un puesto que dejó en 2015 cuando se decantó por entrar en política. De hecho, el diputado habría hecho gestiones con Hacienda para conocer los posibles detalles en caso de que decidiera volver. Aún así, tal y como ha podido saber este diario, no planea dejarlo ya. De hecho, todavía no ha tomado ninguna determinación ni ha hablado con el partido, aunque espera hacerlo próximamente. Lo más probable es que acuda estas semanas a su actividad normal en el Congreso y el grupo parlamentario cuenta con que estará para el primer debate de investidura de Pedro Sánchez fijado para los días 22 y 23 de julio.

De la Torre votó en contra de revisar la estrategia del partido hace unas semanas en la ejecutiva nacional cuando Garicano y otro peso pesado, Javier Nart, propusieron una votación a mano alzada. Entendía que no era el momento ni la forma de sacar a colación el debate y guardó respeto por la decisión tomada por la dirección tiempo atrás. Sin embargo, como otros de sus compañeros, presenta discrepancias al respecto. Fuentes cercanas al diputado insisten en que el veto aprobado en febrero por la ejecutiva de no pactar con Sánchez tras los comicios "tuvo lógica" y fue "acertado". Las encuestas internas demostraban que era necesario un gesto contundente en esa línea para sobrevivir al PP y hacerle frente. Y lo consiguieron.

Sin embargo, a la vista de los resultados que arrojó la jornada electoral del 28-A (PSOE y Ciudadanos suman sin necesidad de un tercer actor), el diputado —como otros críticos y otros miembros de la formacióm— esperaban que la dirección se hubiera planteado explorar alguna vía. La de la abstención con condiciones, sobre todo si con eso se evitaba un Gobierno de socialistas y Unidas Podemos, que además requerirá de otros apoyos. Preocupaba especialmente la deriva económica para el país que este entendimiento pudiera conllevar.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (i), conversa con el diputado de la formación, Francisco De La Torre (d). (EFE)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (i), conversa con el diputado de la formación, Francisco De La Torre (d). (EFE)

Además, la decisión de Rivera de ratificar el no también con gestos como no acudir a la Moncloa las últimas dos veces que lo citó el presidente en funciones también sorprendieron en el seno del grupo parlamentario.

Más allá de la estrategia, que en privado algunos dirigentes continúan criticando sin hacerlo público, existe una incertidumbre sobre la consolidación del proyecto naranja tras las últimas marchas de peso. Especialmente la de Roldán, que además se ocupaba de la coordinación de los programas, "las ideas", como dicen muchos de sus colegas dentro la formación. Aunque De la Torre se ocupa esencialmente de los asuntos de fiscalidad en el partido, el tándem con Roldán en el Congreso era más que evidente.

Ahora el principal peso económico reacerá en De Quinto, un exejecutivo a nivel mundial sin experiencia política ni parlamentaria. Todavía está por ver las réplicas pueden darse en Ciudadanos, pero el diputado e inspector de Hacienda sigue sopesando lo que hará. Hace meses ya se planteó dejar el partido, cuando se configuraron las listas de cara a las elecciones. De la Torre fichó por Rivera en 2015y fue como su número dos por Madrid, puesto que en esta ocasión fue a parar para el exvicepresidente de Coca Cola. Él cayó hasta la sexta posición, que según muchas de las encuestas publicadas, corría el riesgo de no salir. Finalmente aceptó y Ciudadanos consiguió hasta 8 diputados por la circunscripción madrileña.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios