EL EURODIPUTADO JAVIER NART DIMITE

Nart dimite tras una ejecutiva de Cs en la que 4 miembros piden negociar con Sánchez

El debate, ahora sí, se ha abierto en canal. La ejecutiva vota sobre revisar la estrategia y pactar con Sánchez, y cuatro de sus miembros dicen que debe ser así. Nart dimite

Foto: Ciudadanos reúne a su ejecutiva nacional este lunes. (EFE)
Ciudadanos reúne a su ejecutiva nacional este lunes. (EFE)

Cascada de sorpresas en Ciudadanos. Después de la marcha de Toni Roldán, diputado y miembro del núcleo duro de Albert Rivera, por el giro a la derecha del partido, la ejecutiva de la formación protagonizó una votación que no estaba prevista. Fue después de la rueda de prensa de la portavoz nacional, Inés Arrimadas, y a petición de Luis Garicano y Javier Nart. Los eurodiputados pidieron que todos los miembros de la ejecutiva nacional se pronunciaran sobre una posible revisión de la estrategia de pactos y, en concreto, "abrir una vía de negociación con Pedro Sánchez" de cara a la investidura. El resultado arrojó 24 votos a favor de continuar con el no al socialista, cuatro en contra (que querían que se abriera esa posibilidad) y tres abstenciones.

Los que pedían abrirse a explorar un posible acuerdo con Sánchez fueron los propios Garicano y Nart (este último dimitió acto seguido como miembro de la ejecutiva), Fernando Maura y Paco Igea. Las abstenciones fueron las de Nacho Prendes, Orlena de Miguel y Marta Martín. La mayor parte de los miembros de la ejecutiva ratificaron la posición del partido y la idea en la que basaron la campaña de las elecciones generales: no habrá un pacto con Sánchez y el partido no se abstendrá ni negociará la investidura.

Este diario adelantó que Rivera pensaba confirmar la estrategia este lunes tras días complicados de presiones de empresarios, intelectuales y medios de comunicación. La formación entendía que era necesario volver a explicar por qué los votantes del partido naranja no comparten con Sánchez "su visión de España". Lo que no estaba previsto en ningún caso es que hubiera una votación de todos sus miembros.

Y, de hecho, no estaba plasmada en la orden del día. Fueron los dos eurodiputados los que pidieron llevarla a cabo, incluso después de la rueda de prensa de la portavoz nacional, pasadas las dos de la tarde. Tanto es así que en la ejecutiva nacional faltaban algunos dirigentes de peso como Begoña Villacís o Patricia Reyes.

En estos momentos es ya una realidad: Ciudadanos afronta su mayor crisis interna. Como publicó este diario hace tres semanas, 'pesos pesados' de la formación (esencialmente Luis Garicano, Roldán y Paco Igea) se 'rebelaron' contra la política de pactos y pusieron el debate encima de la mesa. Entendían que el partido debía evitar un giro a la derecha y, aunque podía dar prioridad a acuerdos con el PP, no concebían que se cerrara en banda en muchos territorios con el PSOE a pesar de que la otra opción pasaba por contar con Vox sí o sí. En aquella ocasión, la formación consiguió aprobar un documento por unanimidad en el que claramente se excluía al partido de ultraderecha de los acuerdos de gobierno.

La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas. (EFE)
La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas. (EFE)

La situación no fue a más y en el partido estaban convencidos de que los riesgos se habían contenido. Pero el malestar seguía latente. En las siguientes semanas, las más recientes, Vox ha continuado presionando para tener representación en las instituciones. Aunque en Ciudadanos siguen afirmando que los pactos se han firmado con el PP, el partido de Santiago Abascal ocupará (al menos) puestos intermedios en gobiernos autonómicos y municipales como empresas públicas, concejalías sin área de gobierno y direcciones generales. La conclusión está clara: a los dirigentes 'críticos' no les ha convencido la deriva de las negociaciones.

Pero, sobre todo, en lo que discrepaban era en la estrategia a nivel nacional. Entienden que llegado este punto y con el objetivo de evitar que Pedro Sánchez se apoye en los independentistas y nacionalistas para sacar adelante la investidura, el partido debía tomar una determinación y abrirse a hablar con el PSOE. Lo expresaba Toni Roldán en su comparecencia de esta mañana: "Estos tiempos requieren de mucha generosidad". Aunque el debate llevaba en el aire semanas, la formación no había puesto encima de la mesa una votación concreta como sucedió hoy.

La marcha de Roldán lo precipitó todo. Los dirigentes más cercanos a la postura del portavoz económico entendían que la cosa no debía quedarse ahí y optaron por proponer una votación. Hubo otras muestras de apoyo. Igea se cambió la foto de perfil de Twitter inmediatamente y mostró una imagen abrazándose a Roldán. Las abstenciones son la otra cuestión a analizar.

Todo apunta a que los tres dirigentes se abstuvieron para mostrar sus discrepancias con la dirección nacional, aunque no se decantaron abiertamente por levantar el veto a Sánchez. Queda por ver si los dirigentes que votaron a favor de un cambio en la estrategia toman decisiones en línea con Roldán (se marcha del partido) y Nart (dimite del comité ejecutivo).

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
72 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios