POR SU GIRO A LA DERECHA

Javier Nart sigue los pasos de Toni Roldán y dimite de la ejecutiva de Ciudadanos

El portavoz económico y discípulo de Luis Garicano deja el partido tras semanas de debate sobre la política de pactos. El eurodiputado, por su parte, quería negociar con Sánchez

Foto: El diputado de Ciudadanos Toni Roldán, en la rueda de prensa. (EFE)
El diputado de Ciudadanos Toni Roldán, en la rueda de prensa. (EFE)

Toni Roldán, portavoz económico y uno de los grandes pesos pesados de Ciudadanos, abandona el partido. Los cuadros de la formación naranja aún están asumiendo una decisión que ha sorprendido a la mayoría. El diputado compareció en el Congreso pasadas las 11 y media y no dejó atisbo de dudas: se marcha por el giro a la derecha y la política de pactos que está desarrollando la formación de Albert Rivera. Una decisión que ha replicado, de alguna manera, el eurodiputado Javier Nart, al negarse la dirección de Ciudadanos a abrir una negociación por la investidura de Sánchez. Nart, por el momento, deja su puesto como miembro de la ejecutiva nacional.

La cascada de noticias llegó esta mañana con la marcha de Roldán. Él mismo daba sus explicaciones: “De un tiempo a esta parte, la dirección (de la que formo parte) ha tomado una decisión estratégica que es legítima, pero que no puedo compartir. Todas las estrategias tienen costes pero, en mi opinión, los costes para España son demasiados altos ahora”, aseguró el discípulo de Luis Garicano en referencia a las decisiones tomadas en los últimos días y un evidente acercamiento a Vox que, aunque el partido sigue negando, se ha ido haciendo realidad.

Roldán aseguró que desde hace “muchos lunes” (día que se celebra la ejecutiva) ha manifestado esa opinión “desde la lealtad”, pero reconoció que “no ha tenido mucho éxito”. “Uno no puede tratar de ser lo que no es durante mucho tiempo”.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (i), junto a los diputados Toni Roldán y José Manuel Villegas. (EFE)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (i), junto a los diputados Toni Roldán y José Manuel Villegas. (EFE)

El hasta ahora portavoz económico naranja aseguró que “el giro” dado “desvirtúa los principios” de la formación y puso varios ejemplos: “¿Cómo vamos a cumplir el compromiso de regeneración de la mano de los viejos partidos?”, o “¿cómo vamos a alcanzar las nuevas metas de progreso con Vox?”, se preguntó una y otra vez. También hizo un guiño a Manuel Valls, asegurando que tampoco podrían seguir siendo el dique de contención frente al nacionalismo e independentismo si no desalojan del poder a sus dirigentes.

Javier Nart sigue los pasos de Toni Roldán y dimite de la ejecutiva de Ciudadanos

“Es un grave error”, continuó Roldán. “Yo me creí esa idea de la tercera España y no voy a participar en esto. Los buenos políticos no son los que se pelean, sino los que llegan a acuerdos buenos para el país desde posiciones distintas”, zanjó ante varios periodistas. No aceptó preguntas tras su comparecencia, con un tono visiblemente emocionado. Tuvo palabras de agradecimiento para Rivera, “he tenido la suerte de trabajar con él” y “le admiro por muchas razones”, aseguró.

El partido mantiene su estrategia

Como avanzó este diario, la ejecutiva nacional de este lunes ratificó la posición del partido frente a la investidura de Sánchez. Precisamente, Toni Roldán aseguró en su comparecencia que había “una oportunidad histórica de tener un Gobierno estable” en clara alusión a una alianza entre socialistas y naranjas. Pero la portavoz nacional, Inés Arrimadas, se reafirmó: “Seguiremos siendo una alternativa al sanchismo y al bipartidismo caduco. Más de cuatro millones de españoles nos votaron porque sabían que decíamos no a Sánchez”, aseguró.

Arrimadas reiteró en varias ocasiones que la formación continuará con la estrategia de pactos que “el propio Roldán aprobó” en la ejecutiva, recordando que salió adelante por unanimidad. Insistió una y otra vez en que los acuerdos de gobierno alcanzados son únicamente con el PP, y que Vox no ocupará concejalías ni consejerías, aunque no negó que podría ostentar puestos intermedios que no consideran Gobierno.

La portavoz naranja aseguró que Sánchez “elige a los nacionalistas siempre que puede” haciendo hincapié en el último acuerdo de Navarra por el que Geroa Bai (que encabeza PNV) preside la Mesa del Parlamento autonómico y Bildu ostenta una secretaría.

​El inicio del debate

Como publicó este diario hace casi cuatro semanas, 'pesos pesados' de la formación (esencialmente Luis Garicano, Roldán y Paco Igea) se rebelaron contra esa política de pactos y pusieron el debate encima de la mesa. Entendían que el partido debía evitar un giro a la derecha y, aunque podía dar prioridad a acuerdos con el PP, no entendían que se cerrara en banda en muchos territorios con el PSOE a pesar de que la otra opción pasaba por contar con Vox sí o sí.

De hecho, esa reunión del comité ejecutivo terminó con un documento aprobado y votado por unanimidad en el que Ciudadanos se oponía completamente a que el partido de Santiago Abascal estuviera en los gobiernos de PP y Ciudadanos. Una promesa que no han podido cumplir, ya que Vox exige su entrada en gobiernos municipales y autonómicos. En Palencia ya lo han conseguido. Sigue la duda en Granada e incluso en Castilla y León, donde el presidente de la Asamblea, Luis Fuentes, no descartó que puedan ocupar puestos intermedios. En la Comunidad de Madrid, igual que en el ayuntamiento, la cuestión es exactamente la misma. Vox no cederá y asegura que si no tiene representación en las instituciones en proporción a los resultados obtenidos no apoyara el Gobierno de PP y Ciudadanos.

La ejecutiva nacional se reúne este mediodía con este asunto como principal tema encima de la mesa. Como publicó este diario, la cita estaba prevista para abordar el funcionamiento de los pactos firmados hasta el momento y ratificar la postura del partido naranja contra la investidura de Pedro Sánchez. Roldán se marcha del partido, como adelantó 'El País', precisamente por ese mismo motivo.

La semana pasada se hicieron públicos los primeros rumores sobre la marcha de Roldán. Él ni lo confirmó ni lo desmintió públicamente, aunque fuentes del partido aseguran que lo negó en conversaciones internas. El debate, eso sí, lleva tiempo sucediéndose sin haberse registrado mayores consecuencias. En aquella ejecutiva nacional se abordaron las distintas posturas sobre la política de pactos y acercamiento a Vox, pero el documento final salió votado por unanimidad y la cúpula naranja entendió que el asunto estaba zanjado. No lo estaba.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera (c), acompañado por los miembros de su equipo (de izda. a dcha.) Melisa Rodríguez, Fran Hervías, José Manuel Villegas, Inés Arimadas, Toni Roldán y Fernando de Páramo, durante una ejecutiva. (EFE)
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera (c), acompañado por los miembros de su equipo (de izda. a dcha.) Melisa Rodríguez, Fran Hervías, José Manuel Villegas, Inés Arimadas, Toni Roldán y Fernando de Páramo, durante una ejecutiva. (EFE)

Aunque no es el único que opina de esa manera (el propio Igea se inclinaba por intentar un acuerdo con el PSOE en Castilla y León), la marcha de Roldán sí es la primera consecuencia real de las discrepancias que existen en el partido de Rivera.

La semana pasada, la dirección nacional ratificaba también la ruptura definitiva con Manuel Valls, cabeza de lista del partido en Barcelona (aunque a través de una plataforma independiente) después de que el ex primer ministro francés decidiera investir a Ada Colau para evitar que el independentista Ernest Maragall llegara al consistorio de la Ciudad Condal. A pesar de la trascendencia de aquella decisión, Rivera no se encontraba en la sede nacional de la formación y, según explicaron desde el partido, siguió la reunión de forma telemática. Era la portavoz, Inés Arrimadas, la que comunicó la noticia a los medios de comunicación.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
100 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios