"HAY VOLUNTAD DE LLEGAR A UN ACUERDO"

El PSN irradia "optimismo" tras entregar un documento base a Geroa Bai, Podemos e I-E

Representantes de las cuatro fuerzas han mantenido la tarde de este lunes la primera reunión en el Parlamento de Navarra para tratar de alcanzar un acuerdo de cara a la investidura de María Chivite

Foto: María Chivite, junto a Manu Ayerdi, de Geroa Bai. (EFE)
María Chivite, junto a Manu Ayerdi, de Geroa Bai. (EFE)

El PSN irradia "optimismo" tras el primer encuentro mantenido con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra para tratar de llegar a un acuerdo de programa de gobierno. Al término de la cita, el secretario de Organización de los socialistas navarros, Ramón Alzórriz, ha evidenciado la buena sintonía que existe entre las cuatro fuerzas de cara a llegar a un pacto que, sobre el papel, allane el camino para la posible investidura de María Chivite, cuya llegada a la presidencia de la comunidad foral depende, no obstante, de EH Bildu, a quienes los socialistas mantienen su veto de no negociar ni llegar a ningún tipo de pacto para no traspasar las líneas rojas marcadas por Ferraz. "El optimismo es la palabra que podría salir de la primera reunión y la voluntad política de llegar a un acuerdo", ha señalado.

Ha sido un encuentro de apenas media hora de duración en el que el PSN ha entregado un documento base de programa de gobierno a las tres fuerzas con las que aspira a conformar un "Gobierno de progreso" y sobre el que pivotarán las negociaciones de cara a alcanzar un acuerdo. Los cuatro partidos que integrarían el Ejecutivo que prevé articular el PSN no son mayoría en el Parlamento, ya que suman 23 de los 50 escaños de la Cámara —el PSN cuenta con 11, Geroa Bai con nueve, Podemos con dos e Izquierda Ezkerra con uno—, por lo que los socialistas necesitarán en última instancia del apoyo o la abstención de la coalición 'abertzale', que cuenta con siete representantes, de cara a liderar el Gobierno alternativo al de la derecha.

El PSN entrega un documento base de programa de gobierno, sobre el que pivotarán las negociaciones, que "integra" propuestas de las cuatro formaciones

El PSN, que se ve con el aval de Ferraz para llegar a un acuerdo de gobierno para presidir Navarra después de las reticencias iniciales proyectadas por la dirección del PSOE, ha entregado a las tres fuerzas un primer borrador de programa de gobierno, de unas 40 páginas, que "integra" propuestas electorales de las cuatro formaciones. Es, en palabras de Alzórriz, un documento "posibilista, realista, que quiere integrar las diferentes voluntades de los diferentes partidos para llegar a un buen entente". Ahora, tras este "breve pero intenso" primer encuentro, las fuerzas que aspiran a conformar el próximo Gobierno de Navarra volverán a reunirse el próximo jueves para, una vez estudiado el documento inicial presentado por los socialistas, plantear las diferentes propuestas al mismo.

Por lo pronto, Geroa Bai ya proyecta "buenas sensaciones". Sus impresiones con el primer borrador de los socialistas son positivas, ya que hay "algunos de los puntos con los que nos reconocemos totalmente", según ha remarcado su portavoz, Koldo Martínez. "Nos da la impresión de que se han recogido puntos también de nuestro programa, lo que nos reconforta", ha aseverado de forma elocuente. La voz de la formación nacionalista ha desmenuzado en su esquema general el documento entregado por el PSN, que consta de una introducción, un decálogo de prioridades, un apartado de políticas sectoriales y un programa de trabajo en el Parlamento de cara a la legislatura.

Geroa Bai ya proyecta "buenas sensaciones" con el borrador del PSN: "Se han recogido puntos también de nuestro programa, lo que nos reconforta"

La cita de este lunes se ha iniciado pasadas las 17:00 en la sala Julia Álvarez Resano, en la primera planta del Parlamento. La delegación socialista, que ha sido la última en llegar a la Cámara, ha estado encabeza por su secretaria general y candidata a la presidencia, que estaba acompañada por Alzórriz y el responsable de Ideas y Programas de la ejecutiva del PSN, Javier Remírez. Por parte, de Geroa Bai ha participado en el encuentro la presidenta del Gobierno foral en funciones y líder de la formación, los parlamentarios Koldo Martínez y María Solana y la concejala de Pamplona Itziar Gómez. En representación de Podemos han acudido su secretario general en Navarra, Eduardo Santos, sus dos parlamentarios, Mikel Buil y Ainhoa Aznárez, y la integrante de la ejecutiva del partido Patricia Ruiz. Por parte de Izquierda-Ezkerra han estado presentes en la reunión Marisa de Simón, Txema Mauleón y Carlos Guzmán.

La reunión entre las cuatro fuerzas tiene lugar después del acuerdo alcanzado el pasado miércoles entre el PSN y Geroa Bai para la Mesa del Parlamento y que llevó a los socialistas a dejar la presidencia de la Cámara en manos del partido de la presidenta en funciones, Uxue Barkos. A última hora, ya con el pleno iniciado, y antes de proceder a la segunda votación, ambos partidos acordaron que el presidente del legislativo fuera el parlamentario y presidente del PNV en Navarra, Unai Hualde. El PSN renunció a liderar el Parlamento y permitió la presencia de EH Bildu en la Mesa para atender las dos peticiones de Geroa Bai de cara a ver allanado el camino para intentar alcanzar un pacto de gobierno que derive en última instancia en la investidura de Chivite.

El inicio de la ronda de contactos del PSN para tratar de alcanzar un acuerdo programático con los tres socios que busca se produce a las puertas de que este martes se reúna por primera vez la Mesa del Parlamento. La conformación oficial de los grupos dará paso a que el nuevo presidente del Parlamento lleve a cabo la primera ronda de reuniones con las seis fuerzas con representación en la Cámara para conocer si hay algún candidato a presidir el Gobierno foral de cara a convocar el pleno de investidura. El responsable del legislativo navarro culminará esta ronda esta semana ya que, según la normativa, para el próximo lunes 1 de julio se debe saber si hay algún aspirante a presidir el Gobierno de la comunidad foral. En caso afirmativo, Hualde deberá convocar una sesión plenaria con tres días de antelación.

El PSN dio la presidencia del Parlamento a Geroa Bai y permitió la entrada de EH Bildu en la Mesa para allanar el camino a la investidura de Chivite

De momento, con la negociación en un estado embrionario, se da prácticamente por descartado que María Chivite se postule ya para presentar su candidatura a suceder a Barkos al frente del Gobierno de Navarra. Tampoco es previsible que lo haga el candidato de Navarra Suma —la coalición que integra a los regionalistas de UPN, el PP y Ciudadanos—, Javier Esparza, ante la falta de apoyos en la Cámara, donde cuenta con 20 escaños. La líder del PSN, que está guardando un absoluto silencio desde que se conocieran las intenciones socialistas de conformar un "Gobierno de progreso" tras los resultados de las elecciones autonómicas del pasado 26 de mayo —la única voz oficial es la de Alzórriz—, valora presentarse a la investidura en la segunda quincena de julio, finalizados los Sanfermines, una vez cerrado el acuerdo de gobierno con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra.

Nadie pone en duda que se llegará a un acuerdo de gobierno. Es la voluntad de las diferentes fuerzas y así lo han vuelto a acreditar al término de la primera reunión para alcanzar un acuerdo de gobierno y que sucede a la ronda de contacto inicial llevada a cabo por el PSN a principios de mes tras el 26-M. Por ello, las incertidumbres se proyectan sobre la actitud que mantendrá EH Bildu, que sigue con sus críticas públicas a los socialistas navarros por su veto, así como con sus advertencias de que deberán "contar" con la antigua Batasuna sí o sí para poder gobernar. En este escenario, la principal incógnita sobre el acuerdo de gobierno que anhela el PSN radica en el cuándo. "Creo que las cosas pueden ir rápidas", ha afirmado al respecto Koldo Martínez.

Más reservas ha mostrado el secretario de Organización del PSN, que ha abogado por ir "paso a paso" para que "todas las expectativas sean unificadas en un documento". Constatado que la voluntad de llegar a un acuerdo es "firme", Alzórriz ha preferido "primero hablar de programa y de consensos" entre los 23 escaños antes que de plazos. "Luego ya llegaremos a otros escenarios", ha subrayado. En todo caso, ha dejado constancia de que, en principio, las negociaciones se mantendrán en 'stand by' durante los Sanfermines. El calendario que maneja el PSN es encajar la investidura de Chivite entre las fiestas de Pamplona y el inicio de agosto. Entonces, los socialistas estarán a expensas de la postura que mantenga EH Bildu para liderar un Gobierno que estaría integrado por tres de las cuatro fuerzas que han integrado esta pasada legislatura el Ejecutivo de Barkos, con el que el partido de Chivite ha sido muy crítico.

Las negociaciones se mantendrán en principio en 'stand by' en Sanfermines: el PSN sopesa llevar la investidura de Chivite a la segunda mitad de julio

De momento, de cara a lograr el apoyo de sus tres posibles socios, el PSN ya conocía de antemano las intenciones de Podemos. La formación de Pablo Iglesias, que apenas ocupa dos de los 50 escaños del Parlamento tras su debacle electoral del 26-M, cuando perdió cinco asientos, había adelantado antes de la reunión que va a plantear 250 propuestas a tener en cuenta de cara a lograr su respaldo. "Las sensaciones son buenas", ha señalado este lunes su portavoz parlamentario, que ha puesto en valor la ausencia de "discrepancias" en esta primera toma de contacto. En todo caso, uno de los puntos calientes de la negociación será el dirimir cómo se van a resolver los desencuentros que puedan surgir durante la legislatura.

El plazo para llegar a un acuerdo en todos los sentidos expira el 26 de agosto. Si para entonces no ha habido investidura, el Parlamento se disolverá y se convocarán nuevas elecciones. "Vamos a poner todo el empeño para que salga adelante y tengamos un Gobierno en Navarra liderado por el PSN que se centre en las necesidades que tienen las personas y destierre cualquier viso de conflicto", ha remarcado Alzórriz. Sus palabras llegan apenas unas horas después de que la mañana de este lunes el presidente del PP, Pablo Casado, haya reclamado al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que renuncie al pacto en Navarra con los nacionalistas y con EH Bildu en una reunión en la Moncloa a petición del líder del PSOE para hablar de la sesión de investidura.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios