CIERRA LA PUERTA A LA INVESTIDURA DE CHIVITE

El PSN y Geroa Bai rompen negociaciones para la Mesa del Parlamento de Navarra

Los socialistas navarros no apoyarán finalmente al partido de Barkos para que obtenga la presidencia del Parlamento de la Comunidad Foral, ya que cada formación presentará a su propio candidato

Foto: María Chivite y Ramón Alzórriz en el Parlamento de Navarra. (EFE)
María Chivite y Ramón Alzórriz en el Parlamento de Navarra. (EFE)

El PSN y Geroa Bai, la marca liderada por el PNV en Navarra, han dado por rotas las negociaciones para la conformación de la Mesa del Parlamento de la Comunidad Foral a las puertas del inicio de la constitución de la Cámara, previsto para las 11.00 horas, al no alcanzar un acuerdo por las discrepancias sobre la presencia de EH Bildu en este órgano. De este modo, los socialistas navarros no apoyarán al partido de Uxue Barkos para que obtenga la presidencia del Parlamento y cada formación presentará a su propio candidato. Esto deja el liderazgo de la Cámara en manos de Navarra Suma, la coalición integrada por UPN, el PP y Ciudadanos, y, de cara al futuro, cierra prácticamente la puerta a un acuerdo que derive en la investidura de María Chivite como presidenta de Navarra.

Los socialistas navarros habían aceptado ayer la exigencia de Geroa Bai de darle la presidencia del Parlamento de cara a consumar sus pretensiones de liderar el próximo Gobierno de Navarra, si bien no habían respaldado la otra petición de que EH Bildu esté presente en la Mesa de la Cámara, ya que no quieren avalar la presencia de la antigua Batasuna en el órgano de gobierno de la Cámara para no traspasar las líneas rojas impuestas por Ferraz. Sin embargo, el acuerdo no se antojaba complicado y se daba prácticamente por seguro, ya que a efectos prácticos es posible que la coalición 'abertzale' asuma una de las dos secretarías sin necesidad del voto del PSN, ya que bastaría con que los socialistas optarán en solitario a una de ellas junto a Bildu y la antigua Batasuna sume los apoyos de Geroa Bai, Podemos e Izquierda Ezkerra.

Los cuatro partidos que aspiran a integrar el "gobierno de progreso" que defiende el PSN junto a Geroa Bai, Podemos e Izquierda Ezkerra se han reunido esta mañana pasadas las 9.00 horas en el Parlamento para seguir negociando después de la maratoniana jornada de ayer y cerrar el acuerdo. Hay "brotes verdes" en la negociación, ha asegurado a su llegada a la Cámara el secretario de Organización del PSN, Ramón Alzórriz, ante un pacto que se daba por hecho. Pero, a las puertas del inicio de la constitución del ayuntamiento, ha saltado la sorpresa al darse por rotas las negociaciones para la conformación de la Mesa tras no superarse las diferencias existentes en torno a la presencia de EH Bildu en este órgano. De este modo, Navarra Suma tiene vía libre para asumir la presidencia, que recaerá en su candidato Iñaki Iriarte.

Aunque existía la posibilidad de que EH Bildu estuviera en la Mesa –algo que exigían los tres socios de gobierno que pretende sumar el PSN– sin su apoyo expreso, los socialistas navarros temían que la presencia de la coalición 'abertzale' en este órgano fuera interpretado como un acuerdo tácito por Ferraz, que ha fijado la línea roja de no negociar ni alcanzar un acuerdo con la antigua Batasuna, cuyo apoyo o abstención es fundamental para la investidura de Chivite.

Se cierra prácticamente la puerta a la investidura de Chivite, lo que aboca a unas nuevas elecciones ya que el PSN no facilitará la investidura de Esparza

La ruptura de las negociaciones, que ha provocado una gran sorpresa dentro del Parlamento de Navarra a las puertas de iniciarse la sesión constitutiva, acaba prácticamente con las aspiraciones de los socialistas navarros de que Chivite sea investida presidenta de la Comunidad Foral en sustitución de Uxue Barkos a pesar de que tanto el PSN como Geroa Bai han asegurado que intentarán llegar a un acuerdo de gobernabilidad. Pero el escenario que ahora se abre tras fracasar el acuerdo de cara a la Mesa del Parlamento aboca a unas nuevas elecciones ya que los socialistas navarros han proclamado que no van a facilitar la investidura del candidato de Navarra Suma, Javier Esparza, que ganó las elecciones autonómicas del pasado 26 de mayo al obtener 20 de los 50 escaños del Parlamento. La fecha límite para la investidura del próximo presidente de Navarra es el 26 de agosto.

Geroa Bai ha asegurado "no entender por qué al final" no se ha llegado a un acuerdo que se daba prácticamente por cerrado. Ninguna de las tres formaciones que pretende sumar el PSN para su ansiado "gobierno de progreso" estaba por la labor de excluir de la Mesa a quien ha sido durante esta pasada legislatura no sólo su socio en el Ejecutivo de Barkos sino también en numerosos ayuntamientos navarros. Además, entienden que los siete escaños que obtuvo EH Bildu el 26 de mayo, donde se situó como cuarta fuerza, le aseguran un puesto en el órgano de gobierno de la Cámara. Igualmente, está la propia realidad parlamentaria: el PSN (11 escaños), Geroa Bai (nueve), Podemos (dos) e Izquierda Ezkerra (uno) no suman mayoría en el Parlamento –cuentan con 23 escaños de 50–, lo que hace depender la gobernabilidad de la Comunidad Foral de la antigua Batasuna.

Por ello, el partido de Barkos exigía la presencia de la coalición 'abertzale' en la Mesa ya que, según argumentaba, contribuiría a generar "estabilidad" en un hipotético Gobierno liderado por los socialistas sin mayoría en el Parlamento. Incluso, la actual presidenta en funciones había dejado constancia de que había fórmulas para que EH Bildu formara parte de la Mesa, compuesta por una presidencia, dos vicepresidencias y dos secretarías, sin el respaldo del PSN. Pero el acuerdo finalmente no ha cristalizado ante la pretensión de los socialistas de excluir de cualquier modo a la antigua Batasuna. En todo caso, la ruptura de las negociaciones puede no tener efectos prácticos de cara a la posible entrada de EH Bildu en la Mesa, que ocupará salvo sorpresa una secretaría de contar con el apoyo de Geroa Bai, Podemos e Izquierda Ezkerra.

"Para que haya estabilidad en la legislatura creemos que la Mesa del Parlamento debe proyectar la imagen de lo que es el pleno, lo que es la realidad parlamentaria. Esta reflexión no ha sido compartida [por el PSN] y creemos que se está haciendo trampas al solitario cuando se pretende tener una mayoría en la Mesa de un eventual gobierno que no tiene mayoría en el Parlamento y que necesariamente va a tener que entenderse tanto como Navarra Suma, que por defecto va a estar en la Mesa, como con EH Bildu", ha subrayado el candidato de Geroa Bai a presidir el Parlamento Unai Hualde.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios