ENTREVISTA EN 'AL ROJO VIVO'

Calvo avisa: el PSOE prioriza la investidura de Sánchez a que el PSN gobierne Navarra

La vicepresidenta defiende que las federaciones, y en este caso el PSN, haga sus "maniobras" y "aproximaciones", pero recuerda que lo más "importante" es el Ejecutivo central

Foto: La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, este 6 de junio en Móstoles, Madrid. (EFE)
La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, este 6 de junio en Móstoles, Madrid. (EFE)

Ferraz no tiene dudas de qué ha de pesar más en la balanza. Y es el Gobierno central. Los retos de país sobre la eventual vuelta al poder de los socialistas en Navarra. Y hará valer la decisión de los órganos federales, a lo que le facultan los estatutos y el reglamento interno, sobre la voluntad de la cúpula regional. El bien a preservar, pues, es la investidura de Pedro Sánchez, que en el horizonte temporal el Ejecutivo sigue fijando en la primera o segunda semana de julio, y que comenzará a negociar después de que se constituyan los ayuntamientos y se despeje el panorama de las comunidades autónomas. Los apoyos al líder socialista no están aún definidos, cierto: sigue mirando a Unidas Podemos como socio preferente —rechazando de nuevo una coalición—, aunque apela a PP y Ciudadanos para que se abstengan, dado su doble fracaso en las urnas del 28 de abril y del 26 de mayo.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, intentó este jueves, en una entrevista en 'Al rojo vivo' (La Sexta), guardar los equilibrios y no indisponer al Partido Socialista de Navarra (PSN), que mantiene su propósito de construir un acuerdo de progreso con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra que forzosamente, para salir adelante, requeriría de la abstención de Bildu. Pero fue contundente en cuanto a qué es lo nuclear para Ferraz. Insistió en que el PSOE es un partido "previsible", de manera que todo el mundo sabe dónde están sus "principios" y qué "muros" no está dispuesto a traspasar. Y aunque resulte "atractivo" hablar de la comunidad foral, el PSOE siempre ha interpuesto "un espacio bastante infranqueable" en relación con Bildu.

Así, es "lógico" que el PSOE haga "en todos sitios", tras las autonómicas y municipales del 26-M, sus "maniobras", sus "aproximaciones" a otras fuerzas, señaló, salvando la ronda de contactos emprendida por la jefa del PSN, María Chivite. Es, por tanto, "razonable" que se inicien esas conversaciones, defendió, toda vez que las urnas le confirieron a los socialistas una alta responsabilidad. "Pero también le diré algo importante: en mi partido hay una prioridad de situaciones. Tenemos al Gobierno de España en funciones, unos resultados que nos colocan en la asunción de ese Gobierno de España. Eso es muy importante para un partido como el nuestro. No hay 'vía navarra". "Eso significará" que en todos los sitios "seguramente" no se conseguirá lo que los socialistas querrían.

Calvo subraya que el PSOE es un partido "previsible" y que sabe siempre dónde le "toca estar" y ha interpuesto un muro "infranqueable" con Bildu


La número dos de Sánchez reiteró que el PSOE es un partido que por su "veteranía" sabe "dónde le toca estar", y lo demostró apoyando a Mariano Rajoy en 2017 en la aplicación del 155 en Cataluña. "Somos un partido previsible —remachó—. Sabemos que nuestros compañeros hacen su trabajo de aproximación, pero tenemos un partido que tiene la responsabilidad de gobernar España y eso es muy importante". "Hay que entenderlo —manifestó, mostrándose comprensiva con Chivite—, están en un territorio complejo, por Navarra en sí misma y por las colaterales en relación al País Vasco y a la política nacional. Todo puede ser razonablemente entendible como mecanismo de trabajo".

Qué dicen las normas

¿Entonces, el PSOE lanza un no a Bildu, rechaza su abstención porque condicionaría el resto de la legislatura en Navarra? "Lo dije anteayer", recordó, evocando sus declaraciones del lunes en las que subrayaba que los socialistas no quieren el concurso de la izquierda 'abertzale' "en ninguna de sus formas".

La vicepresidenta recuerda que los órganos federales tienen atribuidos en la normativa interna la última palabra sobre "cuestiones determinantes"

Calvo añadió otra reflexión más, muy importante: que el PSOE tiene unos órganos federales que en las normas internas tienen atribuida la "última" palabra en "cuestiones determinantes". "Los pactos los tenemos que acordar en las bases y en los órganos, no solo como partido en Navarra", sostuvo. Es decir, que si el PSN se empeña en seguir adelante, ha de saber que es Ferraz quien adopta la última decisión.

En efecto, los estatutos federales (artículo 53) y el reglamento del PSOE (art. 479) prescriben como obligatorias y vinculantes las consultas a la militancia sobre los acuerdos de gobierno cuando sean parte los socialistas o cuando se trate de facilitar la investidura de un candidato de otra formación, pero también subrayan que esos referendos han de ser "autorizados" por Ferraz. El artículo 78 de los estatutos también dispone que la política de alianzas en un territorio habrá de ser "consultada" con la ejecutiva federal y, "si hubiera discrepancias, el contencioso será sometido al comité federal". Es decir, que en caso de disputa entre el PSN y Ferraz, resolvería el máximo órgano, controlado por completo por Sánchez. Y sobre todo porque el PSOE es "el único partido que lleva el nombre de España en sus siglas y sostiene la unidad territorial de las decisiones muy firmemente".

Calvo también consideró "interesante" y "razonable" la propuesta lanzada este miércoles por Javier Esparza, el candidato de Navarra Suma (Na+) a la presidencia foral. El líder de UPN se abrió, tras su audiencia con el Rey, a explorar posibles acuerdos con el PSOE para que no "mande" el independentismo ni en la comunidad ni en España. Es decir, que Esparza dejaba la puerta abierta a que sus dos diputados en el Congreso, ambos de UPN, faciliten con su abstención la elección de Sánchez a cambio de que el PSN ayude a que él mismo sea investido jefe del Ejecutivo navarro. "En Navarra no nos estamos jugando nada que perjudique ni a Navarra ni al Gobierno de España", avisó.

PSOE y UP no tienen la mayoría

Calvo defendió en La Sexta que Sánchez se tome sus tiempos y respete las "formas", que en política son muy importantes. Si no ha comenzado formalmente a negociar con otros partidos es porque está respetando la "liturgia" que impone la Constitución, y es que primero ha de recibir el encargo del Rey, que sucederá cuando acabe la ronda, esta tarde. Además, recordó que hay en este caso una "complejidad extra", y es que están configurándose los tres niveles de la administración: ayuntamientos, comunidades y Ejecutivo central. La conformación del Gobierno de España, subrayó, "irá después" de los dos primeros procesos (autonomías y consistorios), y el cálculo estimado por la Moncloa es que la sesión de investidura pueda celebrarse entre la primera y la segunda semana de julio.

Calvo emplaza a PP y Cs a que se abstengan en la investidura, "por deferencia democrática", y atendiendo a sus resultados y su mal diagnóstico

De nuevo, la vicepresidenta remarcó la idea de los socialistas: quieren un Gobierno en solitario, porque PSOE (123 diputados) y Unidas Podemos (42) no alcanzan la mayoría absoluta. Y esa realidad "tendrán que entenderla" los morados. A los socialistas les tocará "trabajar constantemente con otros grupos parlamentarios todo el tiempo, incluido el arranque de la investidura". "Unidas Podemos debe tener eso en su análisis", avisó. En cualquier caso, en la negociación Sánchez pondrá primero por delante el debate sobre el programa, los contenidos, y luego irá "todo lo demás". "El señor Iglesias también tiene que hacer una reflexión de lo que le han dicho las urnas, en una posición bastante mermada", añadió, refiriéndose a los malos resultados de los morados el 28-A y, sobre todo, el 26-M.

Calvo avisa: el PSOE prioriza la investidura de Sánchez a que el PSN gobierne Navarra

Calvo esgrimió que a estas alturas nadie puede tener ninguna duda de quién es su socio preferente. No puede haber "ni un ápice de sospecha sobre qué políticas hemos hecho y qué políticas queremos seguir haciendo". Ahora bien, no es incompatible, mantuvo, con demandar a PP y Ciudadanos que se abstengan en la investidura de Sánchez, porque "a las dos derechas les han fallado todas las estrategias", tanto el 28-A como el 26-M. Censuró que ambas formaciones hicieron campaña con el "soniquete" de que los partidos constitucionalistas son ellos y no el PSOE, y las urnas en cambio han dicho lo contrario. "Con semejante diagnóstico y resultados se tendrían que plantear quién tiene que gobernar", así que "por deferencia democrática de las reglas del juego", "deberían dejar gobernar al PSOE". De modo que la "hipótesis" de la abstención de PP y Cs "está ahí", porque "las derechas no pueden sumar".

Calvo avisa: el PSOE prioriza la investidura de Sánchez a que el PSN gobierne Navarra

Sánchez no tiene previsto comparecer esta tarde, tras su cita con el Rey, a partir de la cual el monarca le designará como candidato a la investidura. Calvo señaló que no tiene por qué hacerlo porque lo que tiene que decir es lo "sabido", que espera "estabilidad" para el país en los próximos cuatro años, que ha de reforzarse la "Europa que todo el mundo necesita" y que hay que trabajar en cuestiones claves como las pensiones, la reforma laboral o la igualdad.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios