"EL FISCAL MIENTE"

Luis Pineda reduce la causa contra él a un complot entre González (BBVA) y Villarejo

"Por 2.000 millones hay gente que está dispuesta a hacer cosas muy malas", aseguró el presidente de Ausbanc en una rueda de prensa sobre el juicio que arranca en septiembre

Foto: Luis Pineda, presidente de Ausbanc, en una imagen de archivo (EFE)
Luis Pineda, presidente de Ausbanc, en una imagen de archivo (EFE)

"Me alegro mucho de poder veros, de poder tocaros y de poder sentir la libertad". El presidente de Ausbanc, Luis Pineda, comenzó con estas palabras una rueda de prensa en la que valoró el juicio que arranca el próximo 23 de septiembre contra él en la Audiencia Nacional. Tras pasar tres años en prisión preventiva, compareció junto a su abogado, Miguel Durán, y aseguró que "todo es mentira", un complot que, según argumentó, fue orquestado por el expresidente del BBVA, Francisco González, con la ayuda del comisario jubilado José Manuel Villarejo. "Es evidente que existió un plan, un encargo, unos pagos a varias personas que trabajaron en distintos ámbitos y el que se ha hecho público es el de los matones del Estado", lanzó. "Hubo pagos de hasta seis millones a Villarejo para acabar con Ausbanc".

La Fiscalía pide 118 años de cárcel para él al considerar que lideró una campaña de extorsión en los medios de comunicación contra empresas, entidades bancarias y asociaciones a cambio de no hacerles publicidad negativa, hechos por los que le acusa de delitos de organización criminal, extorsión, estafa y blanqueo de capitales. Pineda, sin embargo, defendió este viernes que la causa contra él responde a la labor que realizaban desde Ausbanc en defensa de los consumidores y, en concreto, por el caso de las cláusulas suelo, cuestión que afectaba de forma directa al BBVA. Para exponer esta postura, Pineda no escatimó en halagos a su persona e incluso se emocionó al final de su comparecencia: "Vencimos a los más poderosos con la fuerza de la Ley", "quitamos el fuego a los dioses y dio luz, dio calor", "yo era Papá Noel"...

Pineda subrayó también que ha solicitado al juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón personarse como acusación particular en la investigación sobre el espionaje que habría perpetrado el comisario jubilado por encargo del BBVA, petición que llegó después de que El Confidencial publicara que el banco camufló en facturas de 60.000 euros sus pagos a Villarejo por acabar con Ausbanc. La solicitud ha sido admitida a trámite pero todavía está pendiente de respuesta definitiva, situación que tiene la complicación añadida de tratarse de una pieza secreta, pues las fuentes consultadas apuntan a que no se conocerá la postura del magistrado hasta que se levante el secreto de sumario. En la misma línea, indicó que ya han presentado una denuncia ante el mismo magistrado, el titular del Juzgado de Instrucción Número 6 de la Audiencia Nacional, por cohecho y pertenencia a organización criminal contra Villarejo y el propio González.

"El BBVA se había venido abajo, ya no valía ni la mitad que el Santander", criticó Pineda, cuyos dardos a Francisco González fueron constantes: "Este señor, con un bonus y una jubilación que había cobrado ya, con unos estatutos que había incumplido, mantuvo fuerte esa línea de gestión de gobernanza". Según su versión, el expresidente del banco acudió a Villarejo al ver cómo la lucha de Ausbanc en torno a las cláusulas suelo podía provocar graves pérdidas al banco. "Por 2.000 millones hay gente que está dispuesta a hacer cosas muy malas", llegó a decir durante la rueda de prensa. Su abogado Miguel Durán también incidió en que la trama policial llegaba a los más altos niveles de poder —"A nadie se le escapa que eso no era precisamente un jueco de niños"—, tras lo que Pineda volvió a la carga: "Para mí el BBVA es una banda criminal organizada".

Pero la contundencia con la que Pineda criticó la acusacióndio paso a preguntas incómodas por parte de los periodistas. Sobre si utilizaron la acusación de la infanta Cristina de Borbón en el ‘caso Nóos’ para conseguir hasta 3 millones de euros a cambio de retirar la acusación, aseguró que no ha pedido "nunca dinero en relación con ese tema". Sobre si hizo llegar a Manos Limpias parte del dinero de sus extorsiones por retirar acusaciones, afirmó que su aportación económica a esta organización se redujo a "que les compraba lotería en Navidad". Los periodistas pusieron una y otra vez sobre la mesa diversos aspectos sobre su supuesta organización criminal, pero el presidente de Ausbanc echó por tierra todos ellos: "El fiscal miente".

Además de Pineda, en el banquillo se sentarán también el próximo septiembre el líder del sindicato Manos Limpias, Miguel Bernad, para el que la Fiscalía pide 24 años y 10 meses por organización criminal y extorsión. Para la que fuera abogada de la acusación en el 'caso Nóos', Virginia López Negrete, solicita 11 años y 11 meses de cárcel por organización criminal y extorsión, acusación que extiende a ocho personas más para los que pide penas que oscilan entre los 16 y 66 años de prisión. En lo que se refiere a que el tribunal haya descartado las declaraciones de la presidenta del Banco Santander Ana Botín, el expresidente de Caixabank Isidro Fainé, el líder de Podemos Pablo Iglesias e incluso el comisario jubilado José Manuel Villarejo, la defensa del líder de Ausbanc se ha mostrado tajante, en especial con la del expolicía: "Necesitamos que eso ocurra [las declaraciones] y ocurrirá".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios