SIN DECISIÓN AÚN

Ni nuevo huso ni cambio de hora: todo seguirá igual (y en estudio) hasta 2021

La comisión de expertos que montó el Gobierno para analizar los pros y contras de una modificación del horario no llegan a una "resolución concluyente". España espera a la nueva Comisión Europea

Foto: Relojes de pared expuestos en la feria de Basilea, Suiza, este 21 de marzo. (Reuters)
Relojes de pared expuestos en la feria de Basilea, Suiza, este 21 de marzo. (Reuters)

De momento, no habrá cambios. España seguirá en su huso y continuará adaptando el reloj dos veces al año. La próxima vez, de hecho, será en una semana: el 31 de marzo, a las dos de la madrugada serán las tres. El país entrará en el horario de verano. Y en octubre pasará al de invierno. La rutina se mantendrá al menos hasta 2021.

El debate sobre el fin del cambio de hora estacional se abrió a finales de agosto, tras un anuncio de la Comisión Europea que pilló a Pedro Sánchez en San José, en Costa Rica. Entonces el presidente ya advirtió de que se crearía una comisión de expertos para hacer un análisis "riguroso" y ver qué conviene más al país. Ese órgano se montó en septiembre y este viernes, 22 de marzo, se supo el contenido de su informe. Y no hay una conclusión porque no hubo acuerdo entre los expertos, así que todo se pospone hasta 2021, el límite temporal que la propia Comisión Europea se ha marcado.

"No se ha llegado a ninguna resolución concluyente", expresó la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, al término del Consejo de Ministros de este viernes. Y no se ha llegado a ningún consenso entre los expertos por todas las repercusiones sociales, culturales y económicas que tendría el cambio de hora. Así que de momento se seguirá con la "reflexión".

Los expertos sí tienen claro que no conviene cambiar el huso horario. Argumentan que "tras mantener el actual durante 80 años, la población española ha desarrollado una adecuación a ese horario y no hay suficientes razones para modificarlo". España se acogió al huso de la Europa central (UTC + 1), el que tienen países como Francia, Alemania o Italia, por una orden franquista del 7 de marzo de 1940, en plena dictadura franquista. Por su situación geográfica, a nuestro país le correspondería el mismo huso que Reino Unido o Portugal (UTC), el de Europa occidental. El comité, sin embargo, ve inconveniente modificar el huso.

Los expertos no llegan a un acuerdo por todas las repercusiones sociales, económicas y culturales que acarrearía un cambio de tal incidencia


El cambio de hora estacional se lleva practicando sin embargo menos tiempo, desde hace 45 años, cuando se retrasó sistemáticamente el reloj en el otoño y se adelantó en primavera. La comisión elegida por el Gobierno evaluó "los costes de las modificaciones horarias, particularmente los que inciden en la eficiencia energética y en la repercusión económica de las distintas actividades productivas, así como los beneficios, especialmente los posibles impactos positivos sobre la salud de las personas, teniendo en cuenta un previsible impacto negativo en el sector turístico, que representa en torno a un 12% de nuestro PIB".

"Lo prudente" es no hacer cambios

Sin embargo, como las instituciones europeas han ampliado el plazo de la propuesta de directiva para suprimir los cambios de hora estacionales en la UE hasta el 1 de abril de 2021 y como hay "discrepancias" entre los países vecinos, el comité de expertos entiende que "lo prudente" por parte del Ejecutivo "sería mantener el cambio estacional tal y como se ha venido realizando en los últimos 45 años, hasta 2021". Y hasta entonces "ir nutriéndonos a lo largo de estos dos años de argumentación suficientemente consolidada y compartida que nos hagan optar por una de las vías".

El Gobierno señala que mientras la opinión pública prefiere quedarse con el horario de verano, los expertos se inclinan por que rija el de invierno

Dicho de otro modo, el informe propone "no producir ningún cambio precipitado en los husos horarios mientras no exista un consenso compartido y una difusión práctica a nuestra ciudadanía de los riesgos y oportunidades que comporta".

Ni nuevo huso ni cambio de hora: todo seguirá igual (y en estudio) hasta 2021

Celaá alegó además que mientras que la opinión pública española, según un barómetro del CIS, se inclina por mantener siempre el horario de verano, los expertos ven preferible que se consolide, durante todo el año, el de invierno.

El pasado 4 de marzo, la Comisión de Transporte y Turismo del Parlamento Europeo aprobó como fecha límite para derogar definitivamente el cambio de hora estacional el 1 de abril de 2021. La propuesta de la Comisión obtuvo 23 votos a favor y 11 en contra, informa EFE. La portavoz señaló que lo lógico ahora es esperar a que pasen las elecciones europeas del próximo 26 de mayo, y que el nuevo Ejecutivo comunitario decida qué hacer, si impulsar o no la abolición del cambio de hora o no. Por lo pronto, la semana que viene tocará dormir una hora menos. Llega el horario de verano. Como ha sucedido en las últimas cuatro décadas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios