hoy declara el extesorero como testigo

El juez del caso Villarejo imputa a la cúpula policial del PP por el espionaje a Bárcenas

El magistrado Manuel García Castellón ha imputado a dos inspectores jefe de la Policía Nacional y al que fuera jefe de la Unidad de Asuntos Internos, Marcelino Martín-Blas

Foto: El chófer Sergio Javier Ríos Esgueva, el comisario Villarejo y Luis Bárcenas. (EC)
El chófer Sergio Javier Ríos Esgueva, el comisario Villarejo y Luis Bárcenas. (EC)

El juez del caso Villarejo, Manuel García Castellón, ha ido un paso más allá en la investigación del espionaje a Luis Bárcenas. En el marco de la pieza sobre la operación Kitchen, diseñada en 2013 por Interior para robar documentos sensibles al extesorero del PP, el magistrado de la Audiencia Nacional ha imputado ahora a los inspectores jefe de la Policía Nacional José Ángel Fuentes Gago y Bonifacio Díaz Sevillano, así como al que fuera jefe de la Unidad de Asuntos Internos, Marcelino Martín-Blas, confirman fuentes jurídicas a El Confidencial. Los tres mandos policiales se suman al comisario Eugenio Pino, número dos de la Policía Nacional entre 2012 y 2016, que ya tuvo que declarar como investigado el pasado enero.

La nueva imputación de los tres policías, noticia que ha sido adelantada por 'eldiario.es', llega un mes después de que García Castellón tomara declaración como investigados a los principales implicados en la operación Kitchen: el propio Pino, el comisario jubilado José Manuel Villarejo, el exjefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo Enrique García Castaño, el exchófer de Bárcenas Sergio Ríos, y el inspector jefe de la Policía Nacional y hombre cercano a María Dolores de Cospedal, Andrés Gómez Gordo.

El Ministerio del Interior ya reconoció en diciembre ante la Audiencia Nacional la existencia de Kitchen. La Dirección General de la Policía entregó al titular del Juzgado de Instrucción número 5, José de la Mata, que investiga la caja b del PP, un escrito en el que explicaba que "hasta el momento se conoce que en dicha operación han participado funcionarios adscritos a la Dirección Adjunta Operativa de la Policía así como a la Comisaría General de Información". Interior confirmó además que a la operación se sumaron "colaboradores o informadores, alguno de los cuales recibía una remuneración periódica a cambio de la información facilitada".

El magistrado García Castellón tomará además declaración este mismo jueves en calidad de testigos al comisario de Información Enrique Barón, jefe de la estructura antiterrorista de la Policía durante el Gobierno de Mariano Rajoy, y al inspector jefe Manuel Morocho, principal investigador de la caja B del PP. El titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6 de la Audiencia Nacional también ha citado hoy en calidad de testigo al ex tesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, quien ejerce como acusación particular en la pieza sobre la operación Kitchen.

Entre las nuevas imputaciones destaca la del que fuera jefe de la Unidad de Asuntos Internos, Marcelino Martín-Blas, a quien en otras piezas que salpican a Villarejo se la había considerado víctima de la trama. En el caso del pequeño Nicolás, por ejemplo, la Fiscalía pide cuatro años de cárcel para el comisario jubilado por los delitos de descubrimiento y revelación de secretos, apuntando en este sentido a que habría espiado una reunión que convocó el 20 de octubre de 2014 Martín-Blas "con el fin de informar al CNI de la investigación en marcha sobre Gómez Iglesias". El Ministerio Público sostiene que Villarejo tuvo conocimiento de esta convocatoria, ante lo que ideó un plan para "grabar la conversación que pudiera tener el comisario Sr. Martín Blas con los agentes del CNI, con el propósito de difundirla posteriormente en 'Información Sensible' y otros medios de comunicación y lograr así obstaculizar, entorpecer o bloquear la investigación en curso sobre Francisco Nicolás Gómez Iglesias”.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios