ante la audiencia nacional

Interior admite al juez la operación Kitchen y el pago de la misma con fondos reservados

La Policía explica en un escrito que "hasta el momento se conoce que en dicha operación han participado funcionarios adscritos a la Dirección Adjunta Operativa de la Policía"

Foto: El extesorero del PP Luis Bárcenas. (EFE)
El extesorero del PP Luis Bárcenas. (EFE)

El Ministerio del Interior ha reconocido este martes ante la Audiencia Nacional la existencia de la operación policial conocida como Kitchen, diseñada en 2013 para sustraer documentos sensibles al extesorero del PP Luis Bárcenas. Interior ha reconocido además ante el juez la utilización de fondos reservados para recuperar estos documentos sobre las cuentas opacas del partido, confirman a El Confidencial fuentes jurídicas.

La Dirección General de la Policía ha entregado este martes al titular del Juzgado de Instrucción número 5, José de la Mata, un escrito en el que explica que "hasta el momento se conoce que en dicha operación han participado funcionarios adscritos a la Dirección Adjunta Operativa de la Policía así como a la Comisaría General de Información". La Policía ha confirmado además que a la operación se sumaron "colaboradores o informadores, alguno de los cuales recibía una remuneración periódica a cambio de la información facilitada". Lejos de conformarse con este relato, las fuentes consultadas apuntan a que el magistrado ya ha exigido a Interior que profundice en su explicación.

El escrito de la Dirección General de la Policía llega después de que José de la Mata, encargado de la causa sobre la caja B del PP, ordenara el pasado noviembre a la Secretaría de Estado de Seguridad que, con la máxima urgencia, le remitiera un informe completo sobre la operación policial encubierta contra el extesorero del PP en la que participó el comisario José Villarejo. En un auto, el magistrado reclamaba que "elabore y remita a este Juzgado informe completo relativo a la denominada operación Kitchen" y, en particular, "en lo relativo a sus objetivos, preparación, aprobación, ejecución, reporte, supervisión y control".

Además del juez De la Mata, el magistrado de la Audiencia Nacional que lleva el conocido como caso Villarejo, Diego de Egea, también trata de esclarecer dicha operación, para lo que ha citado a declarar este miércoles al chófer de Bárcenas, Sergio Ríos, por su supuesta participación en la misma. Ríos, del que se cree que pudo cobrar 48.000 euros por colaborar en Kitchen y robar agendas al extesorero, declarará así ante el juez una semana antes de comparecer en el Congreso de los Diputados el próximo 18 de diciembre en la comisión de investigación sobre la financiación del PP.

Además de Ríos, Diego de Egea también investiga a Enrique Olivares García, el individuo que irrumpió vestido de cura en el domicilio madrileño de Bárcenas en 2013 y, tras maniatar a su mujer Rosalía Iglesias y al hijo de ambos, Guillermo, exigió, arma en mano, que le entregaran documentación y 'pendrives' que decía guardaba el popular en su vivienda. Olivares fue finalmente reducido, tras lo que se le condenó por allanamiento de morada, tres delitos de secuestro, tres delitos de amenazas, otro de tenencia ilícita de armas y tres faltas de lesiones durante el asalto a la vivienda. Lejos de conformarse con esta condena, De Egea quiere ahora saber si detrás de esta larga lista de delitos se encuentra la operación policial orquestada por Interior.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios