"los que fallábamos éramos nosotros por no calmar los ánimos"

Santi Vila describe la fractura tras el 1-O: "Teníamos que ser el Gobierno de todos"

"Era nuestra obligación ser el Gobierno de los más de dos millones de catalanes que se habían quedado en casa, muchos de ellos abrumados", asegura

Foto: Santi Vila durante su declaración. (EFE)
Santi Vila durante su declaración. (EFE)

Santiago Vila, exconseller de Empresa, se sentó ante el tribunal del 'procés' con el aura del 'renegado'. Su dimisión tras el 1-O y antes de la DUI le ha relegado a la categoría de los traidores a los ojos de sus compañeros de banquillo y de los partidos a los que todos pertenecen. Hoy, su declaración resultó reveladora sin llegar a ser sangrante. Dio su visión pero no apuntó a nadie. Estuvo sincero y ahondó en la fractura en el seno del propio Govern tras el referéndum.

Explicó en respuesta a preguntas del fiscal que se desvinculó de la idea de una votación cuando comenzó a comprobar que se había convertido en una "movilización política" y habló de discrepancia, esa que le llevó a renunciar a su cargo. "Era nuestra obligación ser el Gobierno de los más de dos millones de catalanes que se habían quedado en casa, muchos de ellos abrumados".

"En el seno del movimiento soberanista hay discrepancias sobre lo que ha pasado el 1 de octubre, para muchos es una movilización que obliga y otros pensamos que era la obligación del Gobierno ser el Gobierno de todos. Ese sentimiento era mayoritaro en el seno del Gobierno. No me quiero otorgar la exclusividad. Formé parte de ellos politicos que interlocutaron continuamente con altos dirigentes del PSOE y altos dirigentes del gobierno de España que también tenían un alto interés en la conciliación, en evitar el choque institucional y en ir desescalando la tensión", ha explicado en una alocución que provocó el tecleo enfrebrecido en la sala de prensa.

Santi Vila describe la fractura tras el 1-O: "Teníamos que ser el Gobierno de todos"

Muchos -ha dicho- también desde el mundo de la empresa y el terreno institucional, "querían evitar el despropósito, que esto acabara mal". "El miércoles 25 de octubre lo habíamos conseguido, y nos fuimos a dormir con aquella sensacion de paz interior de que no ibamos a tomar ninguna decisión unilateral, e íbamos a convocar elecciones. Me acordaré toda la vida, me acabó costando la carrera politica y quizá otras cosas", añadió.

Sin embargo, esa cuerda que ha indicado "se tensaba" desde el Ejecutivo de Puigdemont con la intención inicial de que no se rompiera, se acabó rompiendo. "Se torció. Yo que me he dado la mano con altos políticos del PSOE y del PP, que he dado la palabra, si ahora no podemos, porque somos aprendices de mago ante la presión de las redes sociales -estaban llamando traidor a Puigdemont-, si no somos capaces de gestionar esto, lo siento mucho pero me voy".

Se refirió, con nostalgia, a la oportunidad perdida, que dejaron escapar tanto desde Cataluña como desde el Gobierno central. "Yo dimití frustrado de haber intentado encauzar el conflicto y no haberlo conseguido". Y otra precisión: "seguramente convencido de que los que fallábamos éramos nosotros por no conseguir calmar los ánimos de nuestro entorno".

Era precisamente era capacidad de interlocución con 'Madrid' lo que valoraba del expresidente, declaró en otro momento. "En aquellas circunstancias Puigdemont prefería que me quedara a su lado. Yo mantenía y hoy mantengo buenas relaciones con cuadros importantes del PP y del PSOE, y por tanto mi interlocución en Madrid creo que era para él valiosa", dijo. De nuevo desde la nostalgia, recordó a Puigdemont. "No solo tuve una relación política, sino también personal importante, pero yo creo que él mismo creyó que nuestros caminos habían llegado a su fin". "Creo que a medio plazo recuperaré una relación de amistad con Puigdemont". "Me duele profundamente su situación", agregó.

Recordó a Puigdemont: "No solo tuve una relación política, sino también personal importante"

Respecto aa la organización el referéndum, coincidió con otros de los procesados en defender que la financiación de la urnas y la consulta en general vino por la vía privada. Su intuición es que el dinero procedió el mecenazgo y de empresarios comprometidos con la iniciativa: Tambiémn negó que, desde su Consellería, saliera cantidad alguna. Cuando acabó, Santi Vila se levantó y se alejó del banquillo frente al tribunal. Se fue con su abogado.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios