HILO DE TWITTER DEL PRESIDENTE

Sánchez arranca campaña: carga contra las derechas y los 'indepes' por rechazar los PGE

El jefe del Ejecutivo da por hecho que PP y Cs y ERC y PDeCAT votarán en contra de las cuentas de 2019 el miércoles, y acusa a ambas de buscar la "confrontación" en lugar de las soluciones

Foto: Pedro Sánchez, este 10 de febrero durante su mitin en Santander. (EFE)
Pedro Sánchez, este 10 de febrero durante su mitin en Santander. (EFE)

Pista para uno de los mensajes que se escucharán por boca del presidente y de la cúpula socialista en la campaña electoral, haya o no generales finalmente el 26 de mayo: las derechas de PP y Ciudadanos y los independentistas se alían para acorralarlo y dejarlo sin unos Presupuestos Generales del Estado de 2019 que son "buenos" para Cataluña y para España.

Pedro Sánchez, como ya contaba El Confidencial este lunes, ya da casi por perdidas las cuentas públicas. Y su hilo de Twitter de este 11 de febrero, casi 24 horas después de la manifestación multitudinaria de las derechas en la plaza de Colón de Madrid, viene a confirmar esa convicción. "La política hace extraños compañeros de cama. El independentismo votará en contra de unos Presupuestos sociales buenos para Cataluña, y las derechas en contra de unos Presupuestos sociales buenos para España. ¿No será que viven mejor en la confrontación que en las soluciones?", escribe en uno de sus tres mensajes consecutivos colgados en las redes sociales.

El presidente, ya ayer en Santander, también hacía esa misma reflexión: que el miércoles podría vivirse esa convergencia de las derechas y los separatistas, cómo la política "hace extraños compañeros de cama", pero no daba tan por hecho su derrota parlamentaria del miércoles. "Quieren tumbar estos Presupuestos sociales después de siete años de injusticia social los independentistas y las derechas que se manifiestan hoy [por ayer] en la plaza de Colón", decía en la capital cántabra.

El Ejecutivo también persigue meter presión a los separatistas, para que se asusten ante la foto del miércoles de un voto con PP y Cs y cedan


Ahora, en su tuit de este lunes, sí es más claro. Su mensaje es el previsto, y el que le sirve para defenderse de la acusación de que ha cedido ante los soberanistas. Si finalmente los PGE caen en 48 horas, como se espera, el PSOE señalará que no ha habido ningún tipo de concesión, y que a la vista está porque su principal herramienta económica le ha sido devuelta por el voto convergente de PP y Ciudadanos, por un lado, y de ERC y PDeCAT, por otro.

Sánchez arranca campaña: carga contra las derechas y los 'indepes' por rechazar los PGE

Pero también ese mensaje persigue presionar a los separatistas. Para que sientan el vértigo el miércoles. Las enmiendas de totalidad se votan todas juntas el miércoles, y por tanto la foto será la de una votación en la que tanto PP y Cs como ERC y PDeCAT compartan el no a las cuentas públicas. Sánchez busca, por tanto, que los secesionistas se asusten ante esa imagen y cedan en el último minuto. Pero lo que el Ejecutivo tiene claro es que no va a reabrir el diálogo para hacer más concesiones. Su propuesta, la final y única, es la que trasladó el viernes.

Torra insiste

Este fin de semana, de hecho,tras la ruptura anunciada el viernes con el Govern, no ha habido contactos entre las dos partes. Ni parece que pueda haberlos. Este lunes, el 'president' de la Generalitat, Quim Torra, volvió a exigir que en el papel de un hipotético acuerdo con el Gobierno conste la "concreción en el relator internacional" y el "derecho a la autodeterminación", y se incluya la petición que verbalizó ERC sobre el "fin de la represión". La vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo, rompió el viernes las negociaciones con el número dos del Govern, Pere Aragonès, y la 'consellera' Elsa Artadi cuando estos le trasladaron una propuesta en la que se hacía mención, en efecto, al ejercicio del derecho de autodeterminación. El Gobierno se plantó entonces. Calvo y posteriormente Sánchez reiteraron que el Gabinete socialista "nunca" aceptará el referéndum.

Sánchez insiste en que la independencia ni es constitucional ni la quieren los catalanes. Acusa a las dos partes de no entender la moción de censura

Así, el mandatario socialista volvió a insistir este lunes en su propuesta. "La independencia de Cataluña ni es constitucional ni la quiere la mayoría de catalanes. La mayoría está con el autogobierno. Esto es, con la convivencia, el diálogo y la Constitución. Lo he defendido siempre tanto en la oposición como ahora en el Gobierno", escribió en Twitter, respondiendo tanto a los soberanistas como a las derechas (PP, Ciudadanos, y Vox, apoyados por UPN, Foro Asturias, Partido Aragonés y UPyD), que ayer se manifestaron en Colón y que denunciaban las "cesiones" del Ejecutivo ante Torra. Desde Santander, el presidente enfatizó que, aun respetando a los convocantes de la concentración en Madrid, sí tenía que recordar que, cuando estaba en la oposición "siempre" fue leal a Mariano Rajoy, pese a que los secesionistas le organizaron dos referéndums ilegales y llegaron a proclamar unilateralmente la segregación de Cataluña, lo que condujo a la aplicación del 155, que el PSOE respaldó.

Para Sánchez, la conclusión es que "ni unos ni otros han entendido lo que supuso la moción de censura: la puesta en pie de una España moderada, cabal y progresista, que quiere conquistar su futuro y no regresar al pasado".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
42 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios