FRANCIA, ALEMANIA y uk SE ALINEAN CON MADRID

España reconocerá a Guaidó si Maduro no convoca elecciones en ocho días

"No buscamos poner o quitar gobiernos en Venezuela, queremos democracia y elecciones libres en Venezuela", justifica el presidente. El Gobierno da por hecho que el dirigente bolivariano no accederá

Foto: Pedro Sánchez, durante su comparecencia extraordinaria en la Moncloa, este 26 de enero. (Reuters)
Pedro Sánchez, durante su comparecencia extraordinaria en la Moncloa, este 26 de enero. (Reuters)

España no esperará más. Se lanzará directamente a reconocer a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela con el cometido de que sea él quien dirija al país a unas nuevas elecciones libres y democráticas si Nicolás Maduro no convoca los comicios en ocho días. Un ultimátum en toda regla. Es lo que anunció este sábado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una comparecencia extraordinaria sin preguntas en el palacio de la Moncloa. "No buscamos poner o quitar gobiernos en Venezuela. Queremos democracia y elecciones justas, libres, transparentes y democráticas en Venezuela", justificó.

El Gobierno ya propuso este viernes, en la reunión del Comité Político y de Seguridad (COPS) de la Unión Europea, un reconocimiento inmediato al dirigente opositor, pero había resistencia de algunos países a dar ese paso. Al final se llegó a una solución intermedia, conceder un pequeño margen a Nicolás Maduro para que sea él quien llame a sus ciudadanos a las urnas. El comunicado aún se estaba pactando en la noche del viernes, pero España ya advertía de que si no cuajaba el acuerdo, no se vería frenada por los Estados miembros más reticentes.

[Consulte aquí en PDF la declaración institucional de Pedro Sánchez en el palacio la Moncloa]

Ese comunicado conjunto de los 28 salió finalmente a las cuatro de la tarde, pero en la Moncloa ya sabían que no será tan contundente como la posición liderada por Sánchez. Fue así: no fija un ultimátum claro a Maduro (se dice que la UE adoptará medidas si no se llama a las urnas "en los próximos días" y no se cita expresamente a Guaidó). Por eso el presidente decidió marcar el paso e ir por delante, indicaban fuentes próximas. De hecho, se coordinó con Emmanuel Macron y Angela Merkel para defender este planteamiento él primero y ellos a continuación situándose en la misma línea. Más tarde apoyó ese movimiento el Reino Unido, Holanda o Portugal. Italia se desmarcó.

"Si en el plazo de ocho días no hay una convocatoria de elecciones justas, libres y transparentes en Venezuela, España reconocerá a Guaidó", proclama


"Quiero manifestar con absoluta claridad y rotundidad que si en el plazo de ocho días no hay una convocatoria de elecciones justas, libres y transparentes en Venezuela, España reconocerá a Juan Guaidó como presidente de Venezuela", declaró solemnemente Sánchez desde la Moncloa, pasados unos minutos del mediodía. Después, el líder de la oposición agradeció la postura de España vía Twitter.

La "legitimidad" es de la Asamblea

El jefe del Ejecutivo argumentó su decisión: la comunidad internacional no reconoció la "legitimidad" de las presidenciales del pasado mayo en las que no participó la oposición y en las que se sustenta la presidencia de facto de Maduro. Tampoco las reconoció España y, de hecho, ni Madrid ni ninguna otra capital europea envió representación oficial a la toma de posesión del dirigente bolivariano el pasado 10 de enero para un segundo mandato. En cambio, la UE y España sí reconocen la "legitimidad" de la Asamblea Nacional Venezolana, elegida "con arreglo a las previsiones constitucionales" en 2015.

Sánchez presume de haber liderado la respuesta europea y de haber trabajado "activamente" para la bendición internacional del dirigente opositor

"Juan Guaidó es la persona que encarna a nuestro juicio la máxima representación de la Asamblea Nacional al ostentar su presidencia y es la persona que debe liderar esa transición hacia unas elecciones libres. Con esta declaración —reiteró—, España da ocho días a Maduro para convocar elecciones libres, transparentes y democráticas y, si no ocurre, España reconocerá a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela para convocar dichas elecciones".

España reconocerá a Guaidó si Maduro no convoca elecciones en ocho días

Fuentes del Gobierno ya adelantaron que no esperan ya nada de Maduro, por lo que en el fondo es un reconocimiento ya directo al jefe del Parlamento del país, aunque con un plazo. Este gesto claro de España, y de la comunidad internacional, es un "golpe muy duro" para Maduro, añadían las mismas fuentes, por mucho que él se resista. Además, en el equipo del presidente confían en que la respuesta contundente de España, Francia y Alemania sirva para "proteger a la oposición venezolana y a la figura de Guaidó". Las cosas se le ponen "muy complicadas" al dirigente bolivariano.

El Gobierno espera que el paso de España y de otros países sea un "golpe muy duro" para Maduro. Se persigue "proteger" a la oposición y a Guaidó

El presidente expresaba la posición del Gobierno, consciente de que las reticencias de algunos países de la UE estaban frenando un comunicado más contundente de todo el club. Sánchez quiso hacer hincapié en todo momento de su breve comparecencia que el Ejecutivo había estado liderando la respuesta europea, "en coherencia con la relación especial" con Venezuela y por la "responsabilidad" de España "como miembro de la comunidad iberoamericana".

El Gabinete trabajó desde el miércoles, cuando Guaidó se autoproclamó como presidente, para lograr una "posición común". Esos primeros esfuerzos se tradujeron en una declaración de la Unión, difundida por la noche por Federica Mogherini, alta representante de la UE en Política Exterior, en la que simplemente se reconocía la legitimidad de la Asamblea Nacional y en la que se hacía ya un llamamiento a la celebración "inmediata" de unas elecciones limpias, democráticas y transparentes.

"A lo largo de los siguientes días, el Gobierno de España ha actuado con enorme cautela, con responsabilidad y con firmeza ante la grave situación política que se está produciendo en Venezuela", alegó. Sánchez se reunió el jueves en Davos, adonde se había desplazado para asistir al Foro Económico Mundial, con los presidentes de Colombia, Ecuador y Costa Rica, países que la víspera habían reconocido ya a Guaidó. "Todos me expresaron claramente su confianza en que España estuviera junto a ellos y me pidieron seguir trabajando activamente en la conformación de una posición por parte de la Unión Europea", resumió. Después, el mandatario socialista telefoneó al joven dirigente opositor para trasladarle su "aliento" y "apoyo" y conocer sus "planes inmediatos".

Venezuela "encontrará la salida"

Sánchez incidió en que en los últimos días ha trabajado "activamente" para alcanzar una posición común "en busca del reconocimiento de Juan Guaidó como presidente de Venezuela, para convocar elecciones "con todas las garantías necesarias" y que den como resultado "un Gobierno que represente verazmente y democráticamente al pueblo venezolano". Así, el representante de España en el COPS, Manuel Acerete, planteó desde el primer momento el reconocimiento inmediato de la UE y de sus 28 Estados miembros de Guaidó. A la vista de la falta de consenso, hubo de modular su postura y por eso se alineó con Francia, que ofreció la vía intermedia de los ocho días. "España mantiene una posición clara y compartida por la inmensa mayoría de los Estados miembros de la UE", enfatizó.

España "mantiene una posición clara y compartida por la inmensa mayoría de los Estados de la UE", pero conseguir la unanimidad está siendo costoso

El Ejecutivo es plenamente consciente de que Maduro, al menos a día de hoy, no se arrugará y mantendrá el pulso activo. El dirigente bolivariano acusó ayer viernes al ministro de Exteriores, Josep Borrell, que defendió la posición española de impulso a Guaidó si no hay comicios en un plazo "corto", de "repetir el guion" del expresidente José María Aznar, "apoyando el golpe de Estado de 2002". "Si ellos quieren elecciones, que las hagan en España", dijo desafiante desde Caracas.

Pedro Sánchez conversa con los periodistas tras su comparecencia de este sábado en la Moncloa. (EFE)
Pedro Sánchez conversa con los periodistas tras su comparecencia de este sábado en la Moncloa. (EFE)

Sánchez reivindicó que "España tiene una responsabilidad como miembro de la comunidad iberoamericana de naciones" por sus "lazos históricos y afectivos con Venezuela", donde reside una numerosa colonia española (casi 170.000 emigrantes), "cuyo bienestar representa la máxima prioridad para el Gobierno de España". Pero Madrid siente la "máxima preocupación" igualmente por el pueblo venezolano.

"El compromiso del Gobierno de España con América Latina es constante y firme, y con esta decisión quiero trasladar el sincero compromiso de mi Gobierno con el pueblo y con el futuro de Venezuela. Y la confianza más absoluta en que es, con el retorno de la democracia, y de las elecciones libres como Venezuela encontrará la salida a esta grave situación". El país latinoamericano padece, "desde hace ya muchos años, una gravísima crisis política, democrática, económica y humanitaria", y su peor rostro es la existencia de más de tres millones de desplazados, recordó.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
33 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios