CUARTA OLEADA DEL PANELCONFIDENCIAL

La España de las autonomías vuelve a ganar terreno frente a la opción recentralizadora

El 45% de la población se encuentra cómodo con el actual modelo de organización territorial, mientras que quienes apuestan por suprimir las autonomías descienden hasta el 13%

Foto: Unos operarios colocan las banderas autonómicas caídas a consecuencia del viento a las puertas del Senado, coincidiendo con la VI Conferencia de Presidentes. (EFE)
Unos operarios colocan las banderas autonómicas caídas a consecuencia del viento a las puertas del Senado, coincidiendo con la VI Conferencia de Presidentes. (EFE)

Las pulsiones recentralizadoras decaen ligeramente entre el electorado, mientras que la España de las autonomías se asienta como la opción preferida por la mayoría de españoles. La polarización social respecto a la organización territorial del Estado sigue persistiendo, con una presencia cada vez mayor en la agenda política, pero la diferencia entre el bloque recentralizador y el autonomista/federalista se ha ampliado desde el pasado mes de marzo, pasando de los cuatro puntos porcentuales de diferencia que existían entonces a los siete actuales (37,7% frente a 44,8%), según los resultados de la cuarta oleada del PanelConfidencial, el sondeo con periodicidad trimestral elaborado para este periódico por IMOP Insights a partir de una muestra de 1.036 entrevistas, realizadas entre el 10 y 13 de diciembre en toda España.

Dentro del grupo considerado autonomista, que se incrementa en seis décimas porcentuales con respecto a la primera oleada del PanelConfidencial, se observa un cierto trasvase de preferencias desde los que abogan por incrementar las competencias de las comunidades autonómicas a favor de los que prefieren mantener el actual 'statu quo' territorial. Estos últimos aumentan hasta el 27,9% de los encuestados, ganando un 3,9% respecto a marzo, y los susceptibles de denominarse federalistas —mayor autonomía, pero manteniendo la unidad territorial— descienden al 16,9%, lo que supone un retroceso de estas posiciones del 3,3%.

Esta tendencia hacia la moderación todavía es más acusada dentro del bloque que podría calificarse como centralista. Si bien un tercio de este segmento apuesta por el fin de las autonomías, en números absolutos esta preferencia se desploma ocho puntos porcentuales con respecto a la primera oleada del mes de marzo. Consecuentemente, el porcentaje de quienes dentro de este bloque defienden un Estado autonómico, aunque con menos competencias que en la actualidad, aumenta cinco puntos y medio en términos absolutos, pasando del 19,3% al 24,8%.

En el otro extremo, sin embargo, el de aquellos que defienden un Estado en el que se reconozca a las comunidades autónomas la posibilidades de convertirse en estados independientes, el porcentaje de apoyos aumenta en un 2,7%, hasta representar la opción preferida por el 15,7% del total de entrevistados. Aunque igualmente minoritarios, los favorables al derecho de autodeterminación aumentan, mientras que los contrarios a un Estado con un único Gobierno central disminuyen.

Los ciudadanos que se decantan por una organización territorial centralista son mayoritarios entre quienes votaron a PP y Cs y, principalmente, entre quienes muestran su intención de hacerlo en el futuro por Vox. Un 40,4% de esta última bolsa de votantes apuesta por suprimir las comunidades autónomas, en consonancia con las reivindicaciones del partido liderado por Santiago Abascal, mientras que representan el 24,3% del electorado del PP y el 13,7% del de Cs. Los votantes del PSOE afines a este modelo territorial se reducen al 10,5% y los de Unidos Podemos, al 9,5%.

La opción mayoritaria tanto para el electorado de PP como para el de Cs y Vox es la de un Estado en el que las comunidades autónomas tengan menos competencias que en la actualidad. Una preferencia por la que se decantan el 41,2%, el 52% y el 48,2%, respectivamente. La opción mayoritaria para los votantes socialistas (46%) es el actual Estado de las autonomías y la de los votantes de Unidos Podemos, el reconocimiento del derecho de autodeterminación (28,8%), ligeramente por encima de quienes se decantan por mantener la actual organización territorial (25,1%) y de quienes prefieren un mayor autogobierno para las comunidades autónomas (24,5%). Una evolución hacia posiciones más moderadas con respecto al PanelConfidencial de marzo, cuando el 32,6% de quienes depositaron su confianza en el PSOE se movían en posiciones centralistas. Un porcentaje que ahora desciende más de 10 puntos en términos absolutos, hasta situarse en el 22,3%.

Respecto a marzo, se aprecia una tendencia hacia opciones más moderadas entre el electorado popular, puesto que entonces eran un 38,5% los que apostaban por volver a un Estado sin autonomías (frente al 24,3% actual). Un fenómeno que camina en consonancia con su trasvase de votos hacia Vox, siendo los electores que permanecen fieles a la formación liderada por Pablo Casado los que menos se inclinan por grandes cambios en el modelo territorial. En su conjunto, los votantes populares que se sitúan dentro del segmento recentralizador descienden del 68% al 65,5%, con una transferencia desde posturas que priorizan suprimir las autonomías a otras que apoyan solamente que tengan menos autonomía que en la actualidad. Una cifra prácticamente idéntica al electorado de Ciudadanos que se decanta por la recentralización (65,7%).

Unidos Podemos ha sido, en consonancia con las opciones de su electorado, la formación que más ha insistido en la necesidad de celebrar un referéndum de autodeterminación en Cataluña para solucionar este conflicto territorial. Una bandera con la que la confluencia catalana, En Comú Podem, fue la primera fuerza en Cataluña tanto en las elecciones generales de 2015 como en la repetición electoral de 2016, pero no así en las elecciones autonómicas. Entre los votantes de las opciones independentistas no se producen sorpresas, con una amplía mayoría a favor del derecho de autodeterminación.

El electorado socialista favorable a reconocer la posibilidad de que las comunidades puedan ser independientes se reduce a un escaso 4,5%, mientras que los federalistas, una tradición de la que beben las siglas del PSOE y por la que se sigue abogando mediante una modificación de la Constitución para construir una España federal, solamente representan a uno de cada cuatro de sus votantes. Quienes apuestan por un mayor autogobierno entre los votantes del PP representan el 4,9% de estos votantes, el 9,5% de los de Ciudadanos y un testimonial 0,3% entre los de Vox.

Ficha técnica

Universo: personas de 18 años y más residentes en el territorio nacional peninsular, Baleares y Canarias.

Tamaño muestral: 1.036 entrevistas.

Diseño muestral: estudio panel a través de encuestas telefónicas a fijos y móviles.

Técnica de entrevista: telefónica asistida por ordenador mediante el sistema CATI. Un 35 % de las entrevistas se realizaron a individuos
localizados a través de teléfono móvil.

Equilibraje: con el fin de minimizar posibles errores de campo y ajustar los datos al universo, el fichero se ha sometido a un equilibraje a partir
de las siguientes matrices: sexo x edad; tamaño de municipio x CC.AA.; sexo x edad x CC.AA. y equipamiento telefónico en el hogar.

Margen de error de muestreo: ±3,1 puntos porcentuales para p=q=50 % y nivel de significación del 95 %, siempre en el supuesto de un
muestreo aleatorio simple.

Fechas de campo: del 10 al 13 de diciembre de 2018.

Instituto responsable de la investigación: IMOP Insights, S.A.

IMOP se acoge al código internacional CCI-Esomar para la práctica de la investigación social y de mercados.

IMOP cumple con los requisitos establecidos en la Norma UNE-ISO 20252.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
48 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios