Fulgencio Coll, exjefe de estado Mayor del EJército

El Jeme de Zapatero, en Vox: "Doy un paso al frente, hay que evitar que España se rompa"

El teniente general retirado Fulgencio Coll, jefe de Estado Mayor del Ejército entre 2008 y 2012, encabezará la candidatura de Vox al Ayuntamiento de Palma de Mallorca

Foto: De i a d: Fulgencio Coll, la exministra de Defensa Carme Chacón, el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero y el exJemad José Julio Rodríguez. (Moncloa)
De i a d: Fulgencio Coll, la exministra de Defensa Carme Chacón, el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero y el exJemad José Julio Rodríguez. (Moncloa)

El teniente general Fulgencio Coll Bucher, jefe de Estado Mayor del Ejército durante el último Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, ha decidido dar "un paso al frente" y, una vez retirado y con 70 años cumplidos, pasar a la política para encabezar la candidatura de Vox al Ayuntamiento de Palma de Mallorca. Veterano de la guerra de Irak (mandó el último contingente español), fundador de la Unidad Militar de Emergencias y elegido Jeme por Carme Chacón en 2008, Coll considera que no tiene derecho a quedarse en casa, ver el espectáculo desde el sofá y no hacer nada ante "la delicada situación que atraviesa España" por la ofensiva de los independentistas.

El Jeme de Zapatero, en Vox: "Doy un paso al frente, hay que evitar que España se rompa"

"Hay que evitar que España se rompa", proclama el teniente general desde Mallorca, su tierra natal y donde su abuelo ya fue alcalde de la capital, Palma. Según declara a El Confidencial, después de consultar a algunos compañeros y avisar a tres veteranos dirigentes socialistas con los que mantiene amistad, ha aceptado la oferta del partido de Santiago Abascal "porque es el único que defiende la devolución de las competencias en Educación y Sanidad a la Administración central, porque no es posible que no se pueda estudiar en español en toda España".

Coll, que habla español, inglés, francés y mallorquín, señala el problema de la persecución de la lengua común de todos los españoles en Baleares como uno de los motivos que le llevan a recalar en la candidatura de Vox: "Aquí siguen el mismo proceso que empezó Pujol en Cataluña, y hay que movilizarse".

Indignado con la política lingüística en las islas, además de por el desafío independentista en Cataluña, el exJeme, "tentado" por los de Abascal desde hace siete meses, se decidió a dar el paso a la política al ver la reacción a los resultados de las elecciones en Andalucía. "Decían, desde La Sexta a 'ABC', que eran de ultraderecha, la extrema derecha o la derecha extrema. Es injusto decir eso de un partido que defiende la democracia, la Constitución y la libertad, que es conservador-liberal sin más". Coll quiso entonces colaborar ante esa injusticia.

Destaca que ahora defiende la Constitución y el marco legal igual que hizo en su carrera militar "con todos los gobiernos, de todos los colores"

Para el teniente general, los extremistas son "otros que ya sabemos", y de lo que se trata es de evitar que rompan España. Destaca que ahora defiende la Constitución y el marco legal igual que hizo en su carrera militar "con todos los gobiernos, de todos los colores" y en todos los destinos, y que nunca entendió la persecución del castellano en Cataluña, ni cuando su jefe fue el primer ministro de Defensa del PSOE, Narcís Serra.

El militar retirado, en la reserva desde 2012 hasta el verano pasado, insiste en que no le atraían los otros partidos constitucionalistas en Baleares porque los socialistas están en primera línea con la misma imposición del idioma y el PP no se opuso a la inmersión lingüística. "Los militares no tenemos partidos, tenemos principios y valores, como la lealtad", comenta para explicar que una vez recuperados con la jubilación todos sus derechos como ciudadano quiere contribuir a la defensa de la nación. "No tengo color, tengo sentido de España", concluye.

Los militares no tenemos partidos, tenemos principios y valores, como la lealtad

Coll rechaza la advertencia de que si el electorado del centro derecha constitucionalista se parte en una nueva opción, el bloque del PSOE y sus aliados de Podemos y los independentistas pueda salir beneficiado. "El voto útil es votar en lo que uno cree", reitera armado de nuevos argumentos después de los resultados de las elecciones andaluzas.

Sobre sus antiguos jefes políticos, que le ascendieron a los cargos de máxima responsabilidad que puede alcanzar un militar, el teniente general recuerda que Julián García Vargas fue "un ministro de Defensa ejemplar" y Carme Chacón, "una gran persona" que pudo estar mal asesorada.

Del exJemad y su superior inmediato, José Julio Rodríguez, hoy en Podemos, Coll apunta que le sorprendió relativamente que se fuera con Iglesias

Del exJemad y su superior inmediato durante cuatro años (entre 2008 y 2012), José Julio Rodríguez, hoy en las filas de Podemos, Coll apunta que le sorprendió relativamente que se fuera con Pablo Iglesias. Presume de conocerle bien después de haber trabajado durante nueve años con el hoy jefe de los podemitas madrileños y aspirante a entrar en la lista de Manuela Carmena para el ayuntamiento de la capital de España.

Rodríguez ya intentó ser diputado por Zaragoza y Almería en los dos últimas elecciones generales, pero fracasó en ambos intentos. "Él dio otro paso y hacia otra opción política", se limita Coll a comentar sobre el precedente del exJemad, que llegó al más alto cargo que puede alcanzar un militar por decisión de Zapatero.

El ahora aspirante a la alcaldía de Palma de Mallorca mandó el último contingente desplegado por las Fuerzas Armadas españolas en Irak y como jefe de las mismas tropas volvió a España en mayo de 2004, tras el cambio de Gobierno y cuando lo ordenó José Luis Rodríguez Zapatero. Después estuvo al mando de la División Mecanizada Brunete y se encargó de fundar la UME, desde donde saltó a la jefatura de Estado Mayor del Ejército de Tierra.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
64 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios