PRIMER VIAJE A MARRUECOS

Sánchez da alas al adelanto electoral aunque recuerda que la decisión la tomará él

El presidente evita desautorizar a Ábalos y reconoce que la hipótesis de un superdomingo es factible "como otras", pero también subraya que la potestad de convocatoria la tiene solo él

Foto: Pedro Sánchez y Mohamed VI, este 19 de noviembre en el Palacio Real de Rabat. (EFE)
Pedro Sánchez y Mohamed VI, este 19 de noviembre en el Palacio Real de Rabat. (EFE)

Pedro Sánchez tenía una difícil papeleta. Por un lado, no podía desautorizar a su ministro de Fomento y número tres del partido, José Luis Ábalos, que este lunes a primera hora había reconocido que el Ejecutivo no descarta hacer coincidir las generales con las autonómicas, municipales y europeas del 26 de mayo, y por otro lado tenía que insistir en que la fecha de los comicios la pone él y solo él. Ese equilibrio es el que intentó guardar cuando le preguntaron: que la hipótesis del 'superdomingo' electoral está sobre la mesa, "como otras", y que la potestad de convocar las generales está en su mano.

Era uno de los mensajes de Sánchez este lunes desde Rabat, ciudad a la que se desplazó por primera vez en estos algo más de cinco meses de mandato. Al Gobierno le costó encajar una visita a Marruecos. Su intención inicial, de hecho, era cumplir con lo que mandaba la tradición: poner un pie en el reino alauí en cuanto asumió las riendas de La Moncloa, pero Mohamed VI, con la salud delicada y fuera de su país mucho tiempo, no le daba cita. El viernes el presidente anunció desde Guatemala este viaje relámpago a la capital marroquí, acompañado de su ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. El encuentro bilateral del jefe del Ejecutivo, que arrancó con la entrevista con su homólogo, Saadeddine el Othmani, y que siguió con la audiencia (ya por la tarde) con el monarca, sirvió para constatar las "excelentes relaciones" entre los dos países, y su sintonía total para afrontar problemas que afectan a ambos, como el del combate contra la inmigración irregular.

Ábalos abrió la puerta, en un desayuno informativo de Europa Press, a la opción de un anticipo electoral, a la vista de que no será posible para el Gobierno, si nada cambia, lograr que sus Presupuestos salgan adelante, por lo que si eso es así ni siquiera los llevará al Parlamento. El ministro, uno de los pesos pesados tanto del Ejecutivo como de la cúpula del PSOE, señaló que no es "descartable" que las generales pudieran coincidir con las autonómicas, municipales y europeas del 26 de mayo. Una fecha que es tan probable como otras, porque la política además es tan "líquida" que es preferible "no aventurar" nada.

Sánchez da alas al adelanto electoral aunque recuerda que la decisión la tomará él

Sus palabras llegaron hasta Rabat. A Sánchez, en su comparecencia con el primer ministro marroquí, le preguntaron por ellas, y si descarta ese 'superdomingo'. "El ministro ha dicho una cosa que es de puro sentido común. Ha señalado esa fecha como ha señalado otras, y ha dicho algo muy importante, que la prerrogativa y la facultad de convocar elecciones corresponde al presidente del Gobierno, y no puedo estar más de acuerdo con el ministro de Fomento", declaró.

Ábalos ha dicho una cosa de puro sentido común. Ha señalado esa fecha como otras y ha dicho algo importante: la prerrogativa es del presidente


Y siguió: "Cuando vayan a ser [las elecciones], que lógicamente serán, porque vivimos en una democracia, se conocerá", zanjó el jefe del Ejecutivo durante su comparecencia. En esta ocasión, evitó recurrir a su afirmación de que intentará agotar la legislatura. En realidad, buscaba restar hierro a las palabras de Ábalos, sin desautorizarlo, y sin cerrar por completo la posibilidad de un anticipo de las generales. Hasta ahora, el presidente se había mostrado remiso a contemplar esa opción, con el argumento de que el Gobierno tiene una potente agenda social en cartera que quiere desplegar y sacar adelante antes de apretar el botón de elecciones.

"Satisfacción plena"

La entrevista con Saadeddine el Othmani, a la que siguió esta tarde el ansiado encuentro con Mohamed VI en el Palacio Real de Rabat, permitió a ambos países visualizar el estado de sus relaciones que, a decir de ambos, se hallan en perfecto estado de revista. Sánchez insistió en que los dos países son no solo países "amigos y vecinos", sino también "socios estratégicos" que comparten desafíos comunes y apuntan a soluciones semejantes. Los dos Estados, pues, quieren "profundizar sus relaciones". En materia de inmigración, el Ejecutivo entiende que no es solo una cuestión de seguridad. Hay que reforzar, insistió, la cooperación y el diálogo con los países emisores, aquellos de donde parten los flujos migratorios hacia Europa, creando "oportunidades" de desarrollo, especialmente en el África subsahariana, pero también hay que luchar contra las mafias y la trata de seres humanos.

Reivindicamos la inmigración regular y debemos ser muy tajantes contra la irregular, y lo compartimos los dos gobiernos

"Lo que piensa el Gobierno de España es que esta es una responsabilidad compartida, porque Marruecos también sufre los flujos migratorios que proceden de los países subsaharianos, y nos incumbe e importa. De ahí que nosotros solicitemos a la Unión Europea un mayor compromiso con los países del África subsahariana", y también el "reconocimiento" a la labor de Marruecos como país que vigila la frontera sur. El Ejecutivo, recordó, defiende que la UE ha de "volcar recursos económicos" en el reino alauí. No obstante, también se reforzará la cooperación bilateral. "Reivindicamos la inmigración regular y debemos ser muy tajantes y contundentes contra la inmigración irregular, y lo compartimos los dos gobiernos", resumió Sánchez, quien mostró su "satisfacción plena" con el Gabinete del país magrebí con su ayuda en la política de retorno. De hecho, uno de los acuerdos alcanzados es que Madrid y Rabat reforzarán su cooperación para la devolución de los ilegales llegados a tierras españolas [más información aquí].

Sánchez da alas al adelanto electoral aunque recuerda que la decisión la tomará él

El primer ministro también habló de "visita de éxito" y coincidió que el desafío de la inmigración irregular no puede ser resuelto únicamente con "el enfoque de la seguridad", pues se ha de fortalecer la cooperación al desarrollo con los países de origen. "La colaboración entre Marruecos y España en materia migratoria es excelente", abundó.

"La colaboración entre Marruecos y España en materia migratoria es excelente", dice el 'premier' del país magrebí, que habla de "visita de éxito"

El presidente español reconoció asimismo el "liderazgo" de Marruecos a la hora de vincular el fenómeno de la migración con la desertificación, y en concreto el del monarca por acoger a primeros de diciembre la cumbre de Marrakech sobre migraciones organizada por la ONU y en la que España estará presente al máximo nivel. Su delegación estará encabezada por el propiio Sánchez. Marruecos, remachó, "puede contar con España", un país "aliado" a la hora de llevar sus reivindicaciones al corazón de la Unión Europea. Como destacó posteriormente el Ejecutivo socialista en una nota, España "se ha implicado, activamente y a todos los niveles, para que la Comisión Europea acordara un paquete de 140 millones de euros adicionales del Fondo Fiduciario para África para la adquisición de material de control de fronteras y ahora está tratando de que esta ayuda no sea coyuntural, sino estructural".

Mundial de Fútbol conjunto 2030

Prueba también de las buenas relaciones es que ambos ejecutivos acordaron celebrar una reunión de alto nivel próximamente, a primeros de 2019, para visibilizar su "extraordinaria cooperación". También se organizará una cumbre empresarial hispanomarroquí para profundizar las "relaciones comerciales" y de inversión. España acudirá asimismo como país invitado a la feria del libro de Casablanca. Del mismo modo, se buscará impulsar un tercer cable de interconexión energética que enlace el mercado eléctrico español con el marroquí y se estudiará la posible mejora de las becas para los estudiantes magrebíes en España. Fuentes de la delegación española informaron tras la rueda de prensa conjunta de que Sánchez había ofrecido a su homólogo la posibilidad de presentar una candidatura conjunta de ambos países junto a Portugal para albergar el Mundial de Fútbol de 2030. El Othmani acogió favorablemente la propuesta.

Sánchez da alas al adelanto electoral aunque recuerda que la decisión la tomará él

Saadeddine el Othmani, por último, mostró su "apoyo a la integridad del territorio español y al mantenimiento de la soberanía española", en referencia al respaldo al Ejecutivo frente al desafío secesionista en Cataluña, y agradeció, como muestra de reciprocidad, el respaldo de España a "la postura de Marruecos de involucrarse en el proceso de la ONU para la solución del conflicto del Sáhara. Aseguró que hay "una conformidad de puntos de vista entre España y Marruecos en lo que se refiere a la necesidad de conservar la soberanía de los países al ser un principio de Naciones Unidas". Sánchez añadió posteriormente que la posición del país sobre este último conflicto del Sáhara lleva siendo "la misma" durante décadas, al margen de qué partido lidere el Ejecutivo, porque se trata de una postura "de Estado".

El PSOE, preparado para un anticipo de las generales

José Luis Ábalos abrió la puerta. Y al partido le costó intentar entornarla. Las preguntas sobre un anticipo de las generales rebotaron en Rabat y también en Ferraz, en la sede federal del PSOE. Buena parte de las preguntas dirigidas a la portavoz del comité electoral, Esther Peña, giraron en torno a la posibilidad de que Pedro Sánchez decida disolver las Cortes a medio plazo

La diputada no aclaró nada de fechas, como era de esperar, aunque sí reconoció que su partido estaba ya preparado para afrontar cualquier eventualidad

Peña dijo que Ábalos no había descartado el 26 de mayo como tampoco habría descartado cualquier otra fecha por la que se le hubiera preguntado. El momento de llamar a las urnas lo "determinará" el presidente, cuando crea que es "más conveniente para los intereses de los españoles". Pero Sánchez no actuará, añadió Peña, retomando las palabras del ministro, "a remolque de nadie" o porque se lo pida la oposición, pues su prioridad es defender su hoja de ruta de atención a las urgencias sociales antes de llamar a las urnas, informa Europa Press. 

Así que el PSOE está preparado para un hipotético adelanto electoral, pero ella no quiere entrar en "futuribles" porque a fin de cuentas se trata de una prerrogativa exclusiva del presidente.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
45 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios