AUDIENCIA EN EL PALACIO REAL DE RABAT

Sánchez acuerda con Mohamed VI una visita de los Reyes a Marruecos en 2019

El presidente también recibe el beneplácito del monarca alauí a su propuesta de una candidatura España-Portugal-Marruecos para el Mundial de fútbol de 2030

Foto: Pedro Sánchez y Fernando Grande-Marlaska, recibidos en audiencia por Mohamed VI en el Palacio Real de Rabat, este 19 de noviembre. (EFE)
Pedro Sánchez y Fernando Grande-Marlaska, recibidos en audiencia por Mohamed VI en el Palacio Real de Rabat, este 19 de noviembre. (EFE)

El rey Felipe y doña Letizia visitarán Marruecos. Era un viaje que estaba programado para hace casi un año, pero que Rabat canceló por la enfermedad del monarca Mohamed VI que ahora vuelve a la agenda. Fue uno de los asuntos abordados en la audiencia del monarca alauí con Pedro Sánchez: que los Reyes se desplacen al país magrebí en 2019.

El presidente del Gobierno fue recibido este lunes por la tarde por Mohamed VI, tal y como se esperaba. La Moncloa había perseguido ese encuentro con él —que todos los jefes del Ejecutivo suelen realizar en el arranque de sus mandatos— desde la llegada del líder socialista, pero no se había logrado cerrar hasta ahora, en buena medida porque el monarca ha pasado en los últimos meses tiempo fuera de su país y fue operado en París de una arritmia. El viernes pasado, y desde Antigua, en Guatemala, al término de la XXVI Cumbre Iberoamericana, anunció que este 19 de noviembre volaría hasta Rabat para reunirse con su homólogo marroquí, Saadeddine el Othmani, y que había demandado una audiencia con el rey. Para entonces, su equipo ya sabía que, salvo sorpresa de última hora, Mohamed VI le recibiría. Y así fue.

Sánchez compareció en una breve rueda de prensa por la mañana tras su cita de trabajo con El Othmani y por la tarde compareció en el aeropuerto de la capital marroquí al finalizar su conversación con el monarca, y ahí fue cuando desveló que había tratado con el monarca de una "futura visita oficial del rey Felipe y de la reina Letizia a Marruecos en 2019". Se trataría, según señalaron posteriormente a este periódico fuentes del Ejecutivo, de una visita de Estado. Es el mismo carácter, el de máximo nivel, que el de la que estaba prevista para comienzos de 2018. Pero no pudo ser.

La visita de Estado estaba programada para comienzos de 2018, pero se anuló dos veces. De camino, rumores de divorcio en Rabat

En lo que va de año, la Zarzuela se ha visto obligada a aplazarlo ya en dos ocasiones. Estaba previsto como el primer viaje de Estado del año en enero, cuando don Felipe y doña Letizia acudirían a Rabat y Casablanca con el entonces ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis. En el primer destino el monarca se reuniría con Mohamed VI y en el segundo asistiría a un importante foro empresarial. Apenas unos días antes del viaje, la Casa Real confirmaba que no se haría aduciendo problemas de agenda del rey marroquí. Anunciaron que la visita se reanudaría en marzo.

Dos cancelaciones

Aunque oficialmente nunca se trató este detalle, la polémica aumentó con la publicación de una fotografía de Mohamed VI y una mujer que participó en un programa de la televisión gala durante los días en los que tendría que haberse producido el encuentro con el jefe del Estado y la reina Letizia.

También habrá una reunión de alto nivel entre España y Marruecos y una cumbre empresarial. Las relaciones entre los dos países son óptimas

La cuestión es que el viaje a Marruecos ya se había intentado realizar antes de que finalizara 2017 y fue la crisis catalana la que dejó sin opciones a Felipe VI. Primero, por el referéndum ilegal de octubre. Y, segundo, por la intervención de la comunidad autónoma vía artículo 155 y la convocatoria electoral de diciembre. En la Zarzuela, como ya ocurriera el año anterior por la situación de inestabilidad política, consideraron que no era buena idea hacerlo hasta que se celebraran las elecciones. Y, al final, en enero no pudo ser.

Pero eso no es todo. Ambos países acordaron como nueva fecha el mes de marzo. Y, de nuevo, pocos días antes de llevarlo a cabo la Zarzuela comunicaba un nuevo aplazamiento, aunque esta vez 'sine die'. Marruecos alegó la operación de una arritmia a Mohamed VI a finales de febrero en París, tras la cual comenzaron los rumores de divorcio de la princesa Lalla Salma, nunca confirmados oficialmente. España contestó que dejaba en manos de las autoridades marroquíes elegir una nueva fecha, sin esconder la frustración de tanto intento fallido. El entonces Gobierno de Mariano Rajoy ya explicó que tendría que ser Rabat quien decidiera cuándo podía recibir a los Reyes. Ahora, con el anuncio de Pedro Sánchez, confían en romper la tradición de mala suerte y celebrar el esperado viaje. La cuestión del divorcio no es un tema menor porque, como advertían fuentes diplomáticas en los últimos meses, genera un problema de protocolo.

Sánchez acuerda con Mohamed VI una visita de los Reyes a Marruecos en 2019

Lisboa dice no tener la propuesta

Sánchez también apuntó en su comparecencia de la tarde lo que había anticipado en la de la mañana, tras verse con su homólogo magrebí: que se celebrará una reunión de alto nivel (RAN) entre los dos gobiernos de Marruecos y España en 2019 para "seguir profundizando en las relaciones económicas, políticas y culturales de ambos países", y en relación con ella también tendrá lugar un foro empresarial hispano-marroquí con el fin de estrechar lazos comerciales, económicos y de inversión.

Sánchez recalca que el mensaje de un Mundial de fútbol entre España, Portugal y Marruecos es el de la unión de dos continentes para un mismo evento

El presidente, asimismo, llevó la oferta al Ejecutivo de El Othmani y a Mohamed VI de lanzar una candidatura conjunta para el Mundial de fútbol 2030, que acogerían España, Portugal y Marruecos. El mensaje más importante, a juicio de Sánchez, es que se trataría de una candidatura combinada de dos continentes, Europa y África, que es la "primera vez que se presenta" a este tipo de evento deportivo. El rey fue "muy receptivo" a la propuesta (ya hablada con Lisboa, dijo), así que los tres países van a empezar a trabajar juntos para presentar esa candidatura, que sería "muy competitiva" y que al Ejecutivo español le hace "muchísima ilusión".

Horas después, y a través de una entrevista con EFE, el primer ministro portugués, el socialista António Costa, aseguró que no había recibido la oferta por parte de España. "Es una idea incierta que nunca nos ha sido oficialmente planteada. Cuando lo sea, tendremos naturalmente que estudiarla". Asumir ese compromiso podría ser "provechoso", pero también "caro". El mandatario luso añadió que, cuando reciba de manera formal esa propuesta, se evaluará junto a la Federación Portuguesa de Fútbol (FPF) y en el marco de la FIFA, y la trasladará a los demás partidos, ya que al ser "un compromiso a tan larga distancia" entiende que ha de haber consenso.

Sánchez acuerda con Mohamed VI una visita de los Reyes a Marruecos en 2019

La audiencia de Sánchez con el monarca alauí fue, según sus palabras, "extraordinariamente positiva". "Se ha visibilizado el extraordinario nivel y momento de las relaciones entre Marruecos y España en múltiples ámbitos". El mandatario socialista agradeció a Mohamed VI su audiencia, "su calor, su cariño, su reconocimiento" a España por sus relaciones bilaterales y por ser un país que defiende también los intereses de Rabat en el conjunto de la Unión Europea.

Sánchez acuerda con Mohamed VI una visita de los Reyes a Marruecos en 2019

Madrid y Rabat reforzarán la cooperación para el retorno de inmigrantes irregulares

España y Marruecos también reforzarán su colaboración para el retorno de inmigrantes ilegales que alcancen territorio español. Es uno de los compromisos contraídos por los dos gobiernos durante la visita de Pedro Sánchez a Rabat de este lunes, que culminó con la entrevista de casi una hora con el rey Mohamed VI

Ese retorno había sufrido una reducción por parte marroquí al bajar a solo 10 el número de emigrantes irregulares admitidos cada día tras ser expulsados de España, frente a los 25 de hasta hace poco, informa EFE.

"En las políticas de retorno tenemos una sintonía y una satisfacción plena", añadió Sánchez. El presidente ligó el compromiso de Rabat de agilizar las devoluciones de inmigrantes irregulares con su promesa de presionar a la UE para que dote de más fondos a Marruecos para combatir los flujos migratorios ilegales

En ese sentido, el Gobierno socialista destacó cómo España "se ha implicado, activamente y a todos los niveles, para que la Comisión Europea acordara un paquete de 140 millones de euros adicionales del Fondo Fiduciario para África para la adquisición de material de control de fronteras y ahora está tratando de que esta ayuda no sea coyuntural, sino estructural". Ese esfuerzo es "apreciado por las autoridades marroquíes, así como la propuesta española de trabajar conjuntamente con el objetivo de que el número de llegadas irregulares de migrantes se reduzca respecto a este año".

Sánchez también alabó durante su visita, en la que estuvo acompañado por su ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, el liderazgo internacional de Marruecos y su iniciativa de ligar migración y desertización y que ha tomado cuerpo en la celebración de la Conferencia Intergubernamental para la Adopción del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular en Marrakech el 10 y 11 de diciembre. Cita a la que acudirá el propio presidente. 

El jefe del Ejecutivo visitó por la mañana el mausoleo dedicado a Mohamed V, el padre de la independencia de Marruecos y abuelo del actual monarca, y luego se reunió con el primer ministro. Sánchez acudió después a la cita con Mohamed VI acompañado de Marlaska, encuentro al que también asistieron el titular de Interior marroquí, Abdeluafi Laftit, y el jefe de la diplomacia del reino alauí, Naser Burita.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios