duras críticas a la gestión del caso hipotecas

"Patético es poco", "menudo escándalo": los chats de jueces arden contra el Supremo

Mensajes cruzados en grupos de WhatsApp que reflejan consternación y tristeza, pero también rabia e impotencia

Foto: Imagen: EC.
Imagen: EC.

La indignación por la actuación de la Sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo y el desenlace del caso de las hipotecas llenó a partir del martes por la noche los chats de WhastApp de los jueces. "Suprema vergüenza", "a ver quién es el guapo que defiende esto", "patético es poco", "menudo escándalo"... En mensajes cruzados en un desahogo privado, los grupos de magistrados y magistradas de toda España estallaron en críticas por la gestión de la crisis y el modo en el que se resolvió. Los comentarios no tienen desperdicio y muestran a las claras el hartazgo de los jueces de a pie, los que trabajan a diario en los juzgados, frente a actuaciones que minan la imagen de independencia de la carrera. Consternación y tristeza, pero también rabia e impotencia, que siguieron durante toda la jornada posterior al volantazo que salvó a la banca.

"Patético es poco", "menudo escándalo": los chats de jueces arden contra el Supremo

La reacción se alejó absolutamente del corporativismo que ha sido la seña común en otras crisis. "La apariencia de independencia del poder judicial ha quedado muy tocada. Y eso no ha sido culpa de otros esta vez", indica uno de estos mensajes que circulan de móvil en móvil en las últimas horas. La sensación común es la desolación ante una actuación que se tacha de "indefendible" y la nula intención de pelear ante la opinión pública para acudir al rescate de los principales responsables del vuelco inaudito del Supremo, como el presidente de la Sala de lo Contencioso, Luis María Díez-Picazo.

"A aguantar escraches por culpa de Picazo mientras yo continúo sin ordenador", "harta de aquellos que se cargan lo que hemos construido en meses", "qué torpeza y qué asco", dicen en estas reacciones, muchas de ellas en caliente y escritas poco después de conocerse el desenlace final que dio un portazo, por 15 contra 13 votos, a tres resoluciones firmes que beneficiaban al cliente frente a los bancos.

Muchos han compartido también la famosa frase de Groucho Marx "damas y caballeros, estos son mis principios, y si no les gustan, tengo otros" y han criticado el comunicado con el que Picazo hizo público que convocaba un pleno que, en definitiva, se ideó para revisar un giro jurisprudencial incómodo, y en el que se refería al especial impacto social y económico de la cuestión. "Manual para resolver a través de una nota de prensa. Firmado, Picazo", dice otro de estos mensajes que ha conocido El Confidencial.

El tono varía y en ocasiones se vuelve mordaz. Un ejemplo son todos aquellos chascarrillos en los que los magistrados y magistradas niegan ser jueces para desvincularse de esta actuación. "¿Quién me ha metido en este chat? Yo soy fontanero", dice, por ejemplo, uno, o "de esta escondo la toga y me la pongo en las cabinas como Superman su traje", bromea otro.

También se califica lo sucedido como "un tiro en el pie" que costará superar. Y se lamentan sobre todo lo que habrá que trabajar para superar este menoscabo a la Justicia, que califican en estos chats como una bomba colocada en el corazón del sistema judicial. Recuerdan muchos que los jueces de base, como ellos, han sido pioneros en romper la baraja con la banca en resoluciones como las de las claúsulas suelo o los desahucios.

"Un momento muy delicado"

Otra de las quejas recurrentes de estos grupos es el uso de la crisis y del menoscabo de la imagen del alto tribunal precisamente en el momento en que otra sala, la de lo Penal, tiene en sus manos la causa por el 'procés' y se espera un juicio histórico en los próximos meses. "Esta actuación de Lesmes derrumba la credibilidad del Supremo en un momento muy delicado", dice uno de los comentarios, que acaba con un pronóstico: "Y lo que es peor, también la de los 5.500 jueces de a pie que se parten la espalda para sacar cada vez más papel".

Se lamentan también de la imagen de permeabilidad al poder político, más aún frente a la próxima renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que se pacta en estos días entre los dos partidos mayoritarios. "Por fin les podré explicar a mis padres por qué pedimos la eleccion de los vocales por los jueces. Ahora entenderán por qué los partidos políticos no quieren cambiar el sistema de elección. Da igual color, PP o PSOE. O estos de Podemos, que van de puros y de defender al ciudadano y que ya están negociando vocales”, aseguran, por ejemplo.

El malestar no distinguió, en este caso, entre conservadores y progresistas, y fue generalizado. Todas las tendencias, todos los destinos, todas las categorías. Los comentarios tampoco fueron amables con la iniciativa de Pedro Sánchez de obligar, por decreto, al pago por parte del banco, que se calificó de "arribista" y levantó reacciones contra el momento elegido. "La medalla para los políticos. ¿De qué va esto?" o "debían haberlo hecho tras la primera de las sentencias y asunto arreglado". Y como coletilla, la amenaza de que las críticas suban de tono ante nuevas resoluciones judiciales: "En unos días, sentencia sobre La Manada para arreglar las cosas... estamos 'apañaos"...

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
84 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios