Lastra respalda a Delgado y avisa: "A este Gobierno no le va a chantajear nadie"
  1. España
NUEVA MUESTRA DE APOYO A LA MINISTRA

Lastra respalda a Delgado y avisa: "A este Gobierno no le va a chantajear nadie"

La número dos del PSOE alega que su partido ya sabía que "intentar acabar con la corrupción y con las cloacas del Estado" iba a tener su "precio", pero el Ejecutivo no se arrugará

Foto: Lastra respalda a Delgado y avisa: "A este Gobierno no le va a chantajear nadie"
Lastra respalda a Delgado y avisa: "A este Gobierno no le va a chantajear nadie"

Los socialistas intentan protegerse ante la tormenta perfecta del exterior. La última es la que rodea a la ministra de Justicia, Dolores Delgado. El partido sale en su defensa, cierra filas con ella, la respalda y avisa de que el Gobierno no se dejará "chantajear" por nadie, y menos por el comisario José Manuel Villarejo, a quien identifican con las "cloacas del Estado".

Quien dio este martes la cara por Delgado fue la número dos del PSOE y portavoz parlamentaria, una de las personas de más confianza del presidente. Adriana Lastra recordó que cuando los socialistas dieron "un paso al frente" y presentaron la moción de censura contra Mariano Rajoy, que finalmente ganaron, sabían que "no iba a ser fácil". "Intentar acabar con la corrupción y con las cloacas del Estado tiene su precio", sentenció la vicesecretaria general.

A continuación lanzó un aviso: "A este Gobierno no le va a chantajear nadie, ni siquiera las cloacas del Estado. La ministra comparecerá. Y el ruido generado en las últimas semanas contra el Gobierno y el presidente ya lo preveíamos", porque ya lo hicieron "la derecha y las cloacas del Estado", reiteró, con Felipe González y con José Luis Rodríguez Zapatero, y ahora lo hacen con Pedro Sánchez y su equipo. "Pero a este partido, a este grupo y a este Gobierno no le va a chantajear nadie. Ni Villarejo ni nadie", repitió.

El ruido que se ha generado en las últimas semanas contra el Gobierno ya lo preveíamos, es lo que ha hecho siempre la derecha


Lastra continuaba con la línea argumental lanzada por el Gobierno y la propia Delgado desde ayer lunes: que la ministra es víctima de la estrategia procesal del comisario jubilado, detenido el pasado noviembre por la operación Tándem y aún en prisión. El Ejecutivo cree estar sufriendo un "ataque institucional", ahora personificado en la titular de Justicia, igual que antes ocurrió con el rey Juan Carlos y las grabaciones a Corinna zu Sayn-Wittgenstein. Las declaraciones de este martes de Lastra subían un peldaño el nivel de protesta o de denuncia contra Villarejo. No habrá, por descontado, una contraprestación por ese "chantaje": "A este partido y a este Gobierno pueden pedirle lo que quieran, pero no van a conseguir nada".

Foto: Delgado dice que no hablaba de la condición sexual de Marlaska al llamarle "maricón"

Vaivén de declaraciones

La número dos aprovechó su comparecencia ante los medios tras la reunión de la Junta de Portavoces del Congreso para remachar el respaldo hacia Delgado, que acumula 25 años como fiscal de la Audiencia Nacional y que ahora, desde el Ejecutivo, es "una de las personas que más ha hecho por la dignificación de la Justicia". Ahora es una "pieza a abatir". Pero "cuenta con el apoyo de este grupo y de este partido". Sánchez pudo hablar con su ministra ayer lunes, le manifestó su aval y se remitió a sus explicaciones.

Lastra no muestra preocupación por las versiones de la ministra: lo que no es "compatible" es ser la dos de Justicia y llamar a la jueza del caso máster

En sus declaraciones públicas, Lastra no manifestó preocupación por las distintas explicaciones que ha ofrecido en estos días la ministra. Este mismo martes se produjo una matización desde Justicia después del desayuno informativo en el que ella participó en el Club Siglo XXI. Ella había asegurado que no se refería a él cuando, en el encuentro que mantuvo en 2009 con, entre otros, el comisario Villarejo, llamó al entonces juez de la Audiencia Nacional y actual ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, "maricón". Justicia aclaró posteriormente que sí se refería a él, pero no aludía a su condición sexual. Era una forma de mentarle durante la comida, que ha sido sacada de contexto. Fuentes del ministerio señalaban a la agencia EFE que "en ningún caso" pretendía "atacarlo por su homosexualidad". De haberlo pronunciado, sería un término "desafortunado", sí, pero sin la intención de denigrarlo por ser gay.

Durante el encuentro informativo de este martes, Delgado aseveróque conoce a Marlaska desde 2004, que lo respeta desde el punto de vista personal y profesional, que tiene una relación "estrechísima" con él y que lo quiere. La ministra se mostró enfadada con la filtración de esos audios, que a su juicio estarían manipulados. "Hay trocitos de audio solapados, puestos, pegados", aseguró.

Nuevos audios de la ministra de Justicia con comentarios sexistas y homófobos

El propio titular de Interior quitó hierro a esos comentarios de su compañera de Gabinete. El Gobierno, dijo, es un "equipo fuerte y consolidado". "Somos hombres y mujeres absolutamente cohesionados. No hay que quedarse en la superficie hay que intentar bucear un poco más en todas las cuestiones y preocuparnos todos por ser un poco mejores cada día".

Marlaska, sobre los audios de Delgado: "El Gobierno es un equipo fuerte y consolidado"

La versión cambiante de los hechos por parte de Delgado no es motivo de dimisión para la cúpula del PSOE. "Lo que no es compatible", dijo Lastra, es ser la número dos del Ministerio de Justicia y llamar a la jueza que instruye el caso máster para saber si iba a pedir la imputación del líder del PP, Pablo Casado. Esta última información la publicó este martes 'eldiario.es': la secretaria de Estado de Justicia con Rafael Catalá al frente del departamento, Carmen Sánchez-Cortés, telefoneó a la magistrada Carmen Rodríguez-Medel, para conocer sus planes respecto a Casado. Pero no lo consiguió, según el digital.

Foto: Delgado: a primera hora negó haber llamado "maricón" a Grande-Marlaska

Los ciudadanos aprecian al Gobierno

Para el PSOE, lo que está sucediendo en torno a la ministra de Justicia, como antes con el caso de la tesis del presidente o su libro posterior, no es más que "ruido". Y cree que los ciudadanos lo perciben así, y por eso muestran ese respaldo a su partido, que hoy subraya el barómetro de septiembre del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que atribuye a los socialistas un 30,5% de estimación de voto (29,9% en julio), 9,7 puntos por encima del PP (20,8%). Ciudadanos cedería casi un punto y se queda con un 19,6% —20,4% en la estimación anterior, igual que los populares—, y Unidos Podemos sube algo, del 15,6% al 16,1%.

(Infografía: EFE)
(Infografía: EFE)

Lastra consideró "muy positivos" los datos de este estudio. "Evidentemente, estamos satisfechos de cómo se percibe la acción del Gobierno", y contentos con que se prime a quien hace cosas, al Ejecutivo, frente a los que se dedican a generar "ruido", bloquear los Presupuestos del Estado y hacer de la política más "ficción" que "reallidad". La voluntad de los socialistas, pues, es seguir "trabajando con mucha honestidad y mucha humildad" para los españoles y por políticas que mejoren el país.

Adriana Lastra PSOE Dolores Delgado Ministerio de Justicia Comisario Villarejo Pedro Sánchez Mariano Rajoy Fernando Grande-Marlaska Rey Don Juan Carlos Partido Popular (PP) Rafael Catalá José Luis Rodríguez Zapatero Felipe González Audiencia Nacional
El redactor recomienda