a nivel estatal y territorial

De Domènech a Errejón: fuga de liderazgos en Podemos a las puertas de las elecciones

Una de las prioridades de la secretaría de Organización en estos momentos es solucionar la ausencia de liderazgo en Cataluña, como da cuenta la reunión que mantuvo Echenique este jueves en Barcelona

Foto: El líder de Podemos, Pablo Iglesias, junto a Íñigo Errejón, Xavier Domènech, Irene Montero y Carolina Bescansa, entre otros miembros del partido. (EC)
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, junto a Íñigo Errejón, Xavier Domènech, Irene Montero y Carolina Bescansa, entre otros miembros del partido. (EC)

Un año y medio después de Vistalegre II y a falta de nueve meses para que se celebren las elecciones municipales, autonómicas y europeas, Podemos sigue afrontando fugas en sus liderazgos, tanto a nivel estatal como territorial. Esta semana ha sido especialmente traumática para los intereses de la formación en Cataluña, con el sorpresivo abandono de su secretario general y presidente del grupo en el Parlament, Xavier Domènech, que ha dejado todos sus cargos orgánicos e institucionales y, con ello, reabierto la inestabilidad del partido en este territorio. Solo cinco meses después de que se cerrase la crisis abierta durante el mandato del exsecretario general Albano Dante Fachin, quien protagonizó una fuerte confrontación ideológica y de poder con la dirección en Madrid hasta su renuncia.

La primera secretaria general de Podem, Gemma Ubasart, dimitió ocho meses después de su nombramiento, por lo que a estas alturas Podem suma ya tres secretarios generales en tres años y medio y ahora busca el cuarto. A nivel estatal, la salida de Íñigo Errejón de la ejecutiva de Podemos para centrarse en su candidatura a la presidencia de la Comunidad de Madrid, como adelantó este diario y convirtiendo así "una situación de hecho en una situación de derecho", según matizó Pablo Iglesias en una entrevista en la agencia EFE, deja al errejonismo sin uno de sus últimos reductos de poder orgánico que el ex número dos todavía mantenía en el partido tras su derrota en la asamblea de Vistalegre II.

Antes se habían producido ya otros abandonos o dimisiones, también por diferentes motivos, como la marcha del también cofundador Monedero

En la segunda asamblea ciudadana de la formación, y como suele ocurrir en los congresos internos donde se elige a la dirección, se produjeron los principales cambios de liderazgos, bien por abandono, bien porque ciertos dirigentes no fueron incluidos en ninguna de las listas en liza o porque los propios resultados que situaron a Iglesias y el sector pablista con mayoría en los órganos dejaron en posiciones secundarias a miembros del partido que hasta el momento habían ocupado puestos relevantes del organigrama. Se trata de personas como los cofundadores del partido, Carolina Bescansa y Luis Alegre —quien fuera primer secretario general de Podemos en la comunidad de Madrid—.

Antes se habían producido ya otros abandonos o dimisiones, también por diferentes motivos, como la marcha del también cofundador Juan Carlos Monedero, uno de los que sigue intelectual y activamente más cercano a la dirección, o de diferentes líderes territoriales, como el secretario general de Podemos en Galicia, Breogán Riobóo, el de Euskadi, Roberto Uriarte, o el de la Comunidad Valenciana, Antonio Montiel. En el capítulo de ceses destaca el del primer secretario de Organización de Podemos, Sergio Pascual, por "pérdida de confianza" del secretario general y que relevó la guerra subterránea entre el pablismo y el errejonismo hasta adquirir sus mayores dimensiones a las puertas de la segunda asamblea ciudadana.

El politólogo español Juan Carlos Monedero. (EFE)
El politólogo español Juan Carlos Monedero. (EFE)

En Andalucía, donde se producirá la siguiente cita con las urnas haya o no adelanto electoral, la estabilidad tampoco ha sido la norma durante los últimos meses. El enfrentamiento entre Podemos y la líder del partido en Andalucía, Teresa Rodríguez, sobre la creación de un nuevo sujeto político sin las siglas moradas llegó a generar situaciones de alarma en Madrid, además de una dimisión en la ejecutiva autonómica por la decisión de integrarse en el paraguas de Adelante Andalucía. La crisis parece haberse apaciguado tras las primarias, pero Rodríguez lo ha apostado todo a una carta y aunque finalmente encabezará la candidatura, si los resultados electorales que coseche no cumplen las expectativas su futuro está hipotecado y en Madrid no se verá con malos ojos un cambio de liderazgo.

En algunos grupos parlamentarios también se han producido sonadas crisis fruto de divisiones internas y choques con la dirección del partido, como las todavía activas en Navarra y La Rioja. En la Comunidad foral, incluso se puso en riesgo la estabilidad del Ejecutivo cuatripartito liderado por Uxue Barkos tras la suspensión de militancia a la diputada y exsecretaria autonómica Laura Pérez y el posterior órdago de sus afines en el grupo parlamentario para recuperar la portavocía. La dirección navarra de Podemos nombró a un nuevo portavoz y acto seguido los críticos, liderados por Pérez y que tienen mayoría dentro del grupo, presentaron otra propuesta que el órgano rector no ha tramitado a la espera de que se pronunciasen los servicios jurídicos. El resultado ha sido la división en dos del grupo parlamentario, con cuatro de los siete diputados apartados de la organización.

Una de las prioridades internas de Podemos en estos momentos es solucionar la ausencia de liderazgo en Cataluña

En La Rioja se produjo un conflicto similar al navarro, con la suspensión de militancia a su portavoz en el Parlamento de La Rioja, Germán Cantabrana, por no reconocer la dirección autonómica. Cantabrana recurrió la decisión y todavía sigue ejerciendo sus funciones. De hecho, ya antes del verano, de los cuatro diputados del partido Podemos en el Parlamento de La Rioja, tres anunciaron que dejaban de reconocer al Consejo Autonómico regional, defendiendo a su portavoz y solicitando asimismo la destitución del secretario general, Kiko Garrido, y han abierto expediente de expulsión a la cuarta diputada no afín.

En Euskadi, por otra parte, la que fuera fichaje estrella y cabeza de lista, Pili Zabala, anunciaba este mes de agosto que no repetirá como cabeza de lista. Sin peso político en la Cámara vasca, Zabala ya permaneció fuera de la actividad parlamentaria por espacio de medio año por una baja médica hasta que se reincorporó a su puesto en febrero. En Podemos, algunas fuentes, consideran que fue en este periodo cuando tomó la decisión de dejar la política al término de la actual legislatura, que a nadie ha cogido por sorpresa.

Una de las prioridades internas de Podemos en estos momentos es solucionar la ausencia de liderazgo en Cataluña, como da cuenta de ello el viaje que el secretario de Organización, Pablo Echenique, realizó este jueves a Barcelona para reunirse con la ejecutiva catalana y diferentes cargos públicos y orgánicos de Podem Catalunya para analizar la situación tras la renuncia de Xavier Domènech y ponerse a disposición de la dirección autonómica. Según apuntan fuentes cercanas a la secretaría que dirige Echenique, el encuentro fue "productivo", con un acuerdo en que el trabajo hecho por Domènech de unión de todas las sensibilidades "ha sido tremendamente importante y muy positivo para la organización, y que ese legado será preservado en cualquier proceso de transición que se abra, sea cual sea su formato". En cualquier caso, será el consejo ciudadano de este territorio quien decidirá los mecanismos para ponerlo en marcha.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios