este mes de septiembre

Íñigo Errejón pacta su salida de la ejecutiva de Podemos para centrarse en Madrid

El errejonismo sigue perdiendo poder orgánico desde Vistalegre II. En este órgano de dirección, solo quedarán ahora dos dirigentes del sector liderado por Errejón de un total de 15

Foto: El diputado de Podemos Íñigo Errejón. (P. López Learte)
El diputado de Podemos Íñigo Errejón. (P. López Learte)

Íñigo Errejón dejará este mes de septiembre su puesto en la ejecutiva de Podemos, el denominado Consejo de Coordinación Estatal, perdiendo así uno de los últimos reductos de poder que el ex número dos todavía mantenía en el partido tras su derrota en la asamblea de Vistalegre II. La salida ha sido pactada con el secretario general, Pablo Iglesias, y tiene que ver con su candidatura a la presidencia de la Comunidad de Madrid en las elecciones autonómicas del próximo mes de mayo, en las que pretende comenzar a centrar toda su atención a partir de los próximos días.

El acuerdo se habría producido ya cuando se barajó su candidatura para las elecciones autonómicas y volvió a ratificarse, entre otra serie de medidas, tras la celebración de las primarias para confeccionar la lista que lo acompañará, poniendo como fecha de salida el inicio del nuevo curso político. En los últimos meses, la asistencia de Errejón a las reuniones de la dirección ejecutiva había sido intermitente, intensificándose sus ausencias antes del parón vacacional, por lo que algunas fuentes enmarcan su salida como una mera oficialización de una situación que ya se estaba produciendo y no ven necesario hacer cambios en el organigrama.

El candidato de Podemos por Madrid mantendrá todavía su acta de diputado en el Congreso, y queda en el aire su continuidad al frente de la Secretaría de Análisis Estratégico y Cambio Político en la cual lo colocó Pablo Iglesias tras Vistalegre II, como un gesto de integración, al igual que su puesto en el Consejo de Coordinación, el órgano de dirección encargado de desarrollar las tareas ejecutivas cotidianas y que habitualmente se reúne los lunes para determinar las líneas políticas del resto de la semana. Además del secretario general, forman parte del Consejo de Coordinación otros 15 miembros al mando de sus respectivas secretarías, en su gran mayoría del sector oficialista que se impuso en Vistalegre II. El primer Consejo Ciudadano Estatal celebrado tras la asamblea aprobó por 76 votos a favor y solo dos abstenciones la propuesta de composición de la ejecutiva.

El errejonismo sigue así perdiendo poder orgánico desde la segunda asamblea del partido, en la que se enfrentó al pablismo. En la ejecutiva solo quedarán ahora dos miembros del sector liderado por Errejón, el diputado en el Congreso y responsable de la Secretaría de Internacional, Pablo Bustinduy, y Auxiliadora Honorato, al frente de la Secretaría de Administraciones Públicas. El sector anticapitalista está representado únicamente en este órgano de dirección por el eurodiputado Miguel Urbán, que ostenta la Secretaría para Europa.

Otras funciones del Consejo de Coordinación señaladas en los estatutos de Podemos, que dan buena cuenta del poder orgánico de sus miembros, además de que estos se reparten las diferentes secretarías, pasan por dar continuidad a la línea política acordada en las asambleas ciudadanas y adaptarla a las circunstancias del momento, ejecutar los acuerdos adoptados por el Consejo Ciudadano, realizar el seguimiento de la ejecución de los acuerdos, velar por el buen funcionamiento de toda la organización o por el cumplimiento de las normas internas y de la legislación vigente que afecte al partido, realizando todas las actuaciones y adecuaciones que sean necesarias para su cumplimiento, y responder a los requerimientos de las autoridades.

No habrá sustituto

En principio, no están previstos relevos en la Secretaría de Análisis Político ni que se nombre a otra persona como miembro del Consejo de Coordinación para ocupar la silla que deja Errejón, que además se le reservará en el caso de que quiera acudir puntualmente a alguna de las reuniones. Principalmente porque este órgano ya venía funcionando de forma reiterada durante las últimas semanas con un miembro menos de los inicialmente designados y se preveía esta salida desde hace tiempo, según el acuerdo al que habían llegado el propio Errejón y el secretario general.

Errejón ya ha comenzado esta semana a llamar a miembros de su lista para establecer conversaciones cruzadas de cara a definir la posición final de cada uno de ellos en la lista, debido a que incluirá en ella a miembros de formaciones aliadas que, como tal, no participaron en las primarias internas de Podemos. Unos primeros contactos de forma personalizada que se suman al diseño de la campaña y las líneas programáticas, que ya inició antes de que finalizase el curso político. Tras la celebración de las primarias internas, el secretario de Organización de Podemos en Madrid, Fran Casamayor, ya explicó que esta lista está "en bruto", pues todavía debe aplicársele "una corrección de género" y "los cambios que se tengan que dar" después de la negociación "con el resto de fuerzas políticas hermanas".

Con todo, el candidato no contará con total autonomía para dirigir su proyecto para Madrid, como había exigido en un principio, pues una declaración ratificada conjuntamente por Podemos e IU Madrid se compromete expresamente a "construir un equipo de campaña plural autonómico que durante el último trimestre de 2018 comience a planificar la precampaña y la campaña electoral buscando el acuerdo en cuestiones tales como principales temas, líneas discursivas, lemas y organización general de la campaña electoral". De esta manera, el candidato no contará con las manos libres para diseñar la campaña electoral en la región y nombrar a sus miembros, como pretendía, hasta el punto de lanzar un ultimátum amenazando con no presentarse a las primarias para ser candidato en Madrid.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
41 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios