el grupo PARLAMENTARIO se divide en dos

La ruptura de Podemos en Navarra amenaza la estabilidad del Ejecutivo de Barkos

Podemos se ha dividido en dos y ambos sectores pugnan por imponer su portavoz. La resolución queda en manos de la Mesa con una amenaza de escisión que pone en riesgo el cuatripartito

Foto: Los responsables de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda Ezkerra, Uxue Barkos (2i), Adolfo Araiz (2d), Laura Pérez y José Miguel Nuin, respectivamente, durante la firma del acuerdo de gobierno de Navarra. (EFE)
Los responsables de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda Ezkerra, Uxue Barkos (2i), Adolfo Araiz (2d), Laura Pérez y José Miguel Nuin, respectivamente, durante la firma del acuerdo de gobierno de Navarra. (EFE)

La crisis por la que atraviesa Podemos en Navarra, tras suspender de militancia a la diputada y ex secretaria autonómica Laura Pérez y el posterior órdago de sus afines en el grupo parlamentario para recuperar la portavocía, amenaza el cuatripartito liderado por Uxue Barkos. Si el grupo parlamentario morado se divide en dos, la presidenta deberá renegociar los términos del acuerdo de gobierno con Podemos y la hipotética escisión para mantener a flote su Ejecutivo, que pasaría a estar sustentado en un pentapartito. Sin embargo, aunque se ratifique su continuidad, no sería suficiente para mantener la estabilidad parlamentaria, pues la representación de Podemos se reduciría hasta el punto de que UPN, PSOE y PP se harían con mayoría en la junta de portavoces, con capacidad así para bloquear las iniciativas del Gobierno e impulsar las suyas.

El balón está ahora en el tejado de la Mesa de la Cámara, ya que la dirección navarra de Podemos nombró a un nuevo portavoz y acto seguido los críticos, liderados por Pérez y que tienen mayoría dentro del grupo, presentaron otra propuesta que el órgano rector no ha tramitado a la espera de que se pronuncien los servicios jurídicos, a quienes se ha solicitado un informe. La crisis interna de la formación, con un choque entre los órganos de dirección y el grupo parlamentario, se ha convertido así en una crisis del Gobierno de la comunidad foral, que en 2015 puso fin a la hegemonía de UPN en la institución durante casi dos décadas.

Los tres diputados afines a Laura Pérez enmarcan la crisis interna en un pulso de la dirección estatal con la anterior dirección autonómica, por motivos que indirectamente asocian con Cataluña. Esto es, un supuesto ánimo de intervención desde Madrid que quiere marcar distancias en las tesis nacionalistas de Barkos. La que fuera cabeza de lista nunca perteneció al sector pablista, y este martes explicaba en los micrófonos de Info7 Irratia respecto al enfrentamiento interno: "Esto no es nada nuevo. Ha explotado ahora". De hecho, ya antes de las elecciones de 2015 la dirección estatal había censurado un borrador programático de Podemos Navarra en el que se incluía la promesa de promover una consulta sobre la “anexión a Euskal Herria”, además de mostrarse favorable a los pactos poselectorales con Bildu.

En Cataluña, la destitución de su líder territorial, Albano Dante, vino motivada por su acercamiento a las formaciones independentistas y el apoyo al 'procés'. No son pocos los que ahora asimilan ambas situaciones, principalmente los afines a la diputada suspendida de militancia, lo que unido a la preparación de la candidatura para 2019 y el cambio en la hoja de ruta territorial arroja luz sobre el enfrentamiento. La dirección estatal quiere borrar cualquier sospecha de independentismo en los meses previos a las elecciones municipales y autonómicas, después de que la apuesta por el referéndum pactado en Cataluña y la supuesta "ambigüedad" por la que han recibido ataques del autodenominado "bloque constitucionalista" hayan provocado un retroceso electoral, según coinciden en señalar las encuestas demoscópicas.

La ex secretaria general de Podemos en Navarra y parlamentaria foral, Laura Pérez, ya anunció tras conocerse su suspensión de militancia que no entregaría su acta de diputada y que emprendería acciones legales contra la dirección de la formación por haber filtrado una denuncia que, según aseguró, es "rotundamente falsa". Además de la comisión de garantías, el tribunal interno de la formación, la actual dirección de Podemos en Navarra, que dirige el diputado estatal Eduardo Santos, también le abrió expediente por lo que calificó de actuaciones "susceptibles de infringir gravemente el código ético" de la formación, relacionadas por la votación en el Parlamento foral de una norma sobre personal de educación que afecta a Pérez.

Tras criticar que "se banaliza el término de corrupción", Pérez enmarcó lo sucedido en un contexto de "acoso y derribo a quienes con lealtad al partido y al cuatripartito han mantenido posturas críticas y han defendido políticas más rupturistas dentro de Podemos, así como la democracia interna". La dirección de Podemos, por su parte, intentaba rebajar la tensión y aseguraba que las discrepancias con la parlamentaria no hacen peligrar la estabilidad del Gobierno Foral.

Esta mates, el diputado Carlos Couso, perteneciente al sector crítico y candidato a portavoz, explicaba a EFE que habían mantenido conversaciones con Idoia Villanueva, miembro de la ejecutiva nacional de Podemos y senadora por designación autonómica, y que también tenían previsto hacer lo propio con Dani López, responsable de Organización en Navarra, para buscar un acuerdo entre los sectores enfrentados, constatando "el deseo personal" de colaboración por ambas partes. Con todo, ha precisado que "para cualquier arreglo, debe cesar la dinámica de difamación" que, a su juicio, ha ejercido la dirección oficial, especialmente contra la ex secretaria regional.

El portavoz del grupo parlamentario de Podemos, Mikel Buil, ha tratado de frenar el cambio de portavocía propuesto por los críticos mediante otro escrito dirigido a la Mesa de la Cámara para dar cuenta de que una de las parlamentarias que impulsan el cambio de portavoces, Laura Pérez, está suspendida cautelarmente de militancia en Podemos. "Queremos que los servicios jurídicos analicen esta cuestión y hemos acordado una semana o más, lo que pueda tardar el informe", zanjaba.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios