la fiscalía denuncia la falsificación de un acta

Firmas falsas en el caso Abidal: la jueza del Registro destapa que el donante no coincide

La jueza del Registro Civil que supervisó la donación de Abidal en 2012 ha descubierto ahora que el Hospital Clínic manejó documentos con firmas distintas de las que ella misma había autorizado

Foto: Abidal muestra una foto con el primo, tras el trasplante de hígado. (EFE)
Abidal muestra una foto con el primo, tras el trasplante de hígado. (EFE)

La titular del Juzgado de Instrucción número 28 de Barcelona todavía no ha decidido si reabre el caso Abidal, pero ya tiene sobre su mesa nuevos y graves indicios de delito que habían pasado desapercibidos hasta ahora. La Fiscalía ha descubierto que al menos un documento del trasplante de hígado del actual secretario técnico del FC Barcelona fue presuntamente falsificado. Se trata del acta de conformidad, un trámite clave que garantiza que el donante está dispuesto a desprenderse de parte de un órgano vital de forma desinteresada. Según han confirmado a El Confidencial fuentes jurídicas, el acta de conformidad que tenía en su poder el Registro Civil —encargado de autorizar la donación— no coincide con la que facilitó a la jueza el Hospital Clínic de Barcelona, el centro en el que se realizó la intervención al exjugador 'blaugrana' en 2012.

La discrepancia ha llevado a la Fiscalía a pedir que, además de reabrir el caso por un presunto tráfico de órganos, también se investigue una supuesta falsedad documental, un delito castigado con hasta tres años de cárcel. En concreto, el acta original del Registro Civil contaba con cinco firmas. En el documento facilitado por el Clínic, aparece el mismo número de rúbricas pero la del supuesto donante es completamente distinta, alimentando así las dudas sobre su identidad. Además, en el acta del hospital aparece una segunda firma ubicada en una posición diferente a la que ocupa en la original. Según las fuentes consultadas por este diario, la Fiscalía sospecha que ese segundo documento habría sido fabricado posteriormente para generar una apariencia de legalidad.

La acusación tiene especial trascedencia por su origen. El caso fue archivado provisionalmente el pasado mayo sin la oposición de la Fiscalía. Sin embargo, tras desvelar este diario cuatro llamadas telefónicas intervenidas en 2017 al expresidente del Barça Sandro Rosell (2010-2014) y a su mano derecha en el club, Juanjo Castillo, en las que ambos admitían la “compra de un hígado ilegal” para Abidal, la jueza del Registro Civil que cinco años antes había autorizado el trasplante comprobó que las informaciones publicadas no encajaban con el proceso que ella misma había supervisado. La jueza decidió entonces revisar todo el expediente. No tardó en descubrir que el Clínic —y por extensión, la Organización Nacional de Trasplantes (ONT)— disponía de una documentación alternativa a la legalmente autorizada.

La jueza del Registro Civil reaccionó denunciando inmediatamente el hallazgo ante el juzgado de guardia de Barcelona, que posteriormente dio traslado al número 28. Una vez llegaron los datos a la Fiscalía, esta consideró que los hechos descubiertos eran tan graves y evidentes que era imprescindible reabrir la investigación para aclarar el asunto. La jueza ya ha trasladado a las partes la petición del Ministerio Público y, aunque aún no se ha pronunciado, todo indica que optará por poner de nuevo en marcha la maquinaria del proceso penal.

Además de la Fiscalía, también ha pedido reabrirlo la propia ONT. Tras la exclusiva de este diario, la institución abrió una investigación interna para tratar de depurar responsabilidades. La concluyó unos días más tarde sin detectar ninguna anomalía, aunque admitió que no disponía de competencias para verificar la autenticidad de los documentos presentados por Abidal ni tampoco para comprobar si el supuesto donante, el medio primo del jugador Gérard Armand, había recibido algún tipo de contraprestación económica, algo taxativamente prohibido en España. Por todo ello, la ONT anunció que se personaría como acusación si la jueza optaba por reabrir el caso.

Finalmente, el organismo no ha esperado a que la instructora se pronuncie para personarse en el procedimiento, adherirse a la petición de la Fiscalía y solicitar su admisión como acusación particular. “La ONT insta a que se aclaren definitivamente todos los aspectos del trasplante del Sr. Abidal, por considerar que el sistema de trasplantes es parte afectada en este proceso, por transparencia, compromiso con la ciudadanía y para descartar cualquier tipo de duda sobre su legalidad”, explicó este jueves la organización en un comunicado. Un portavoz oficial insistió en la voluntad del organismo en “llegar hasta el final, por la gravedad de las informaciones”. “Si la ONT es conocida por algo es por su lucha contra el tráfico de órganos y el turismo de trasplantes. No puede cerrarse en falso este caso”, afirmó.

La firme postura de la ONT refuerza las opciones de que el caso se reabra, pero la mera admisión del organismo como parte ya indica que la jueza estaría dispuesta a autorizar la práctica de nuevas diligencias. También ha aceptado la personación de Sandro Rosell y del propio Abidal en los últimos días.

Por lo pronto, la Fiscalía ha pedido a la jueza que libre una orden internacional de investigación para realizar un examen médico al supuesto donante y tomarle declaración en calidad de testigo. En Francia, donde en teoría reside el medio primo de Abidal, no es delito percibir una contraprestación por donar un órgano, pero el Ministerio Público ya ha sumado una segunda acusación por falsedad documental, que sí está sancionada por el Código Penal galo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
35 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios