por parte del juzgado 28 de barcelona

Caso Abidal: Francia se negó a colaborar y provocó el archivo de la investigación

La magistrada que recibió la inhibición de la Audiencia Nacional remitió una comisión rogatoria a las autoridades francesas y no obtuvo respuesta

Foto: El expresidente del Barcelona, Sandro Rosell. (Reuters)
El expresidente del Barcelona, Sandro Rosell. (Reuters)

El juzgado de instrucción 28 de Barcelona archivó la investigación sobre la presunta implicación de Sandro Rosell en un delito de tráfico de órganos tras recibir la negativa de las autoridades francesas a colaborar ante la solicitud de práctica de prueba para tratar de acreditar los hechos, diligencia imprescindible para poder delimitar las posibles responsabilidades penales. Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña esta mañana tras la información publicada por El Confidencial, la magistrada titular ordenó una serie de averiguaciones que no permitieron definir ni ilícito penal ni el supuesto autor.

El procedimiento nació hace más de un año después de que la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela se inhibiera al detectarse conversaciones sospechosas en el marco de las escuchas practicadas a raíz de la conocida como operación Rimet. Los abogados del expresidente del Barça han anunciado este mismo miércoles a primera hora que desconocían hasta el momento que existieran estas charlas en las que Rosell reconoce implícitamente haber "comprado un hígado ilegal" para el exjugador y actual secretario técnico del club, Eric Abidal, que en 2012 fue sometido a un trasplante de ese órgano para superar un cáncer.

No pudo confirmar, de este modo, si el donante, identificado en su día como un primo, Gerard, recibió o no pagos a cambio

Según ha adelantado El País, la titular del Juzgado 28 envió una comisión rogatoria a Francia para contrastar las sospechas que se sustraían de estas conversaciones. No obstante, el ilícito penal, un delito de lesiones por tráfico de órganos, carece de correspondencia en la jurisdicción gala y por ello, la reclamación de la instructora no tuvo contestación.

No pudo confirmar, de este modo, si el donante, identificado en su día como un primo del actual director deportivo del Barça, Gerard, recibió o no pagos a cambio de realizar la operación médica que, según el contenido de las escuchas, "salvaron la vida" a Abidal. El archivo de las actuaciones, que según el TSJ se llevó a cabo hace dos o tres meses, contó con el visto bueno de la Fiscalía.

El contenido de los pinchazos es el siguiente. Un intercolutor desconocido le dice a Rosell: “Vamos a ver una cosa, es que no [inenteligible], Sandro… es que va contra nosotros [Abidal, se entiende]… a este tío le compramos un hígado ilegal". El expresidente azulgrana reaccionó a esa grave afirmación con un sonido transcrito por los investigadores como un sencillo “ummm”. Su intelocutor siguió: “Y vendimos que era del primo, ¡que era del primo! Le pagamos dos años de contrato, lo que le quedaba”. A esta segunda revelación, Rosell ya respondió con un triple “sí”, corroborando presuntamente la veracidad de los hechos. Después, el diálogo discurrió sobre otros asuntos sin interés para la causa.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios