dice que la policía judicial sí llegará al final

Interior descarta abrir una investigación sobre los audios de Corinna y remite al juez

El ministro aseguró que llegaría hasta el fondo porque no puede permitir que varios policías chantajeen al Estado, pero no abre información reservada y deja todo en manos de Asuntos Internos

Foto: Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior. (Reuters)
Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior. (Reuters)

La publicación de la grabación que el comisario detenido José Manuel Villarejo hizo en junio de 2015 a la princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein en el domicilio londinense de esta última provocó ayer la reacción del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. En una entrevista en RNE, el que fuera juez de la Audiencia Nacional aseguró que el departamento que ahora dirige llegará "hasta el fondo" con el fin de esclarecer y "limpiar" esa supuesta trama de filtraciones que, según él, lidera Villarejo. "El tema es muy grave, es la utilización del aparato del Estado para obtener determinada información y luego chantajear con ella", aseguró Marlaska en referencia al supuesto de que el comisario encarcelado hubiera lanzado los audios de su conversación con Corinna a la opinión pública debido a que la Fiscalía Anticorrupción seguía acusándole de conformar una trama en el marco de la operación Tándem.

Interior descarta abrir una investigación sobre los audios de Corinna y remite al juez

La grabación estaría en poder del Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, que presumiblemente la habría obtenido al registrar los domicilios y despachos de Villarejo tras su detención. Sin embargo, al haber acabado esta en medios supuestamente afines al comisario retirado, todo hace pensar que podría haber sido el entorno del policía, que habría guardado una copia desde antes del arresto, el que habría filtrado los audios a la prensa, extremo que aún está por confirmarse y que de hecho negó la propia defensa del comisario en un escrito remitido al titular del Juzgado 6, Diego de Egea. En la misiva, la defensa de Villarejo argumentaba que su cliente no había sido el autor de esta filtración porque este seguía entre rejas y las cintas estarían en todo caso en poder de la Audiencia Nacional.

Las palabras de Marlaska hacen pensar en que su departamento hará algo para solucionar esa supuesta trama de filtraciones. Fuentes de Interior, sin embargo, aseguran que no hará nada en especial al margen de lo judicial y que el ministro con sus palabras quería hacer hincapié en que Asuntos Internos en su papel de Policía Judicial trabajará hasta el final para esclarecer tanto el objeto de la operación Tándem como todas las derivadas que haya de ella, entre las que estaría esta filtración de parte del contenido del sumario. De momento, Interior descarta abrir investigación interna o información reservada alguna para indagar este tema, dado que entiende que se hará en el contexto judicial.

De momento, se desconoce si el Juzgado 6 ha abierto pieza separada alguna para aclarar esta filtración, aunque no es la única derivada que podrían tener los audios, cuyo contenido podría dar más juego si así lo considera la autoridad judicial en algún momento de la instrucción. La princesa Corinna pone de manifiesto en su reunión con Villarejo en 2015 —en la que también estaba presente el expresidente de Telefónica Juan Villalonga— que el Rey emérito tenía cuentas en Suiza a través de su primo Álvaro de Orleans. De confirmarse esta y otras afirmaciones vertidas por la que fuera amiga íntima del monarca, este podría haber incurrido en algún delito de blanqueo, como la propia Corinna advierte en su conversación.

De momento, la cuestión continúa bajo secreto en el Juzgado número 6 de la Audiencia Nacional, con lo que difícilmente trascenderá siquiera si el magistrado titular ha abierto pieza alguna para rastrear este camino. En cualquier caso, de confirmarse que los audios que han sido publicados coinciden con los documentos sonoros que obran en el sumario de la operación Tándem, tanto el juez como los fiscales de Anticorrupción que conforman la acusación podrían iniciar una investigación, en el caso del primero, o proponerla, los segundos. Tendrían que dirimir asimismo si es competente la Audiencia Nacional para proseguir una instrucción sobre ese asunto o cualquier otro tribunal. Por supuesto, además, también podrían considerar que se trata de un contenido que no tiene relación con el caso y que además no tiene interés desde el punto de vista jurídico, con lo que ordenarían su expurgo y las cintas desaparecerían.

El papel de la Fiscalía en este punto resulta clave, ya que el ministerio público tiene la capacidad de impulsar investigaciones. Sin embargo, hasta el momento Anticorrupción se ha mostrado partidaria de acusar a Villarejo y a los comisarios Carlos Salamanca y Enrique García Castaño de conformar una trama organizada para delinquir, utilizar información policial y privilegios del cargo para sacar dinero al margen del cuerpo. No parecería lógico pensar que si, como dice Marlaska, los audios son "un chantaje" de algunos agentes —no nombró explícitamente a Villarejo—, su contenido ahora merezca una investigación paralela por parte de la Fiscalía.

De momento, el Juzgado número 6 de la Audiencia Nacional mantiene en prisión al comisario jubilado. A García Castaño, por su parte, le dejó en libertad mientras se le investiga. Y respecto a Salamanca, sin embargo, archivó la causa que mantenía abierta contra él al considerar que no había indicio alguno que sostuviera la acusación contra él. La Fiscalía recurrirá previsiblemente este último sobreseimiento y continuará tratando de demostrar la vinculación de los tres en la supuesta trama de corrupción policial.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios