villarejo sigue en prisión

El juez archiva la investigación contra Salamanca, el comisario amigo de Villarejo

El magistrado Diego de Egea considera que no hay indicio alguno contra él que le relacione con los ilícitos de cohecho, organización criminal, blanqueo y delito contra los extranjeros

Foto: El comisario Carlos Salamanca al entrar en la Audiencia Nacional el pasado 5 de abril. (EFE)
El comisario Carlos Salamanca al entrar en la Audiencia Nacional el pasado 5 de abril. (EFE)

El juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea ha archivado la pieza separada de la operación Tándem que investigaba al comisario Carlos Salamanca, a su mujer y a su hijo, a los que la Fiscalía Anticorrupción vinculaba con la presunta trama liderada por el policía jubilado José Manuel Villarejo. El magistrado, que ha tomado la decisión en contra del criterio del ministerio público, entiende que no hay indicio alguno contra él que le relacionen con los ilícitos que le atribuía el ministerio público (organización criminal, cohecho, blanqueo de capitales y un delito contra los derechos de los extranjeros).

De Egea considera, en concreto, que de la investigación realizada hasta el momento no se puede extraer elemento alguno que indique, al nivel que requiere la jurisprudencia, que Salamanca, que era responsable de la comisaría de aeropuerto de Madrid, formara parte de una organización criminal. Asimismo, argumenta que no consta la identidad de ninguno de los ciudadanos extranjeros que, según la Fiscalía, se habría visto beneficiado por esa supuesta concesión de visados. Tampoco está acreditada, prosigue, prueba documental que acredite que esos visados en frontera se expidieron sin cumplir los protocolos reglamentarios.

En la misma línea, el juez indica que tampoco existen datos racionales y suficientes hasta el momento como para considerar que Salamanca recibió regalos de la trama a cambio de los cuales habría realizado actuaciones contrarias a los deberen inherentes de su cargo, como entendía Anticorrupción. Tampoco ha quedado acreditado indiciariamente, continúa De Egea, que el comisario, "en atención a su puesto de trabajo", permitiera la entrada en territorio nacional de "fondos desconocidos de Guinea Ecuatorial". "En ningún momento se ha identificado a persona extranjera que portara esos fondos dinerarios y que por el puesto fronterizo de responsabilidad del investigado los hiciera entrar en territorio nacional, no deduciéndose esta circunstancia ni siquiera de las declaraciones del empresario también investigado Francisco Menéndez", arguye el magistrado, que entiende que las acusaciones de este último no son suficientes para desvirtuar la presunción de inocencia del comisario.

Menéndez Rubio declaró ante el juez que había entregado regalos a Salamanca a cambio posiblemente de que éste permitiera la entrada en España de personas guineanas que el empresario le facilitaba. El magistrado, sin embargo, considera que su testimonio incurrió en "contradicciones" y sufrió "modificaciones" la segunda vez que declaró en relación a la primera. Por ello, asegura que debe darle "el mismo valor probatorio" a esta historia de Menéndez Rubio que a lo que justificó Salamanca, quien argumentó que esos regalos fueron fruto de la "excelente relación de amistad" que había entre ambos y que, de hecho, el propio comisario también le hizo regalos al empresario "basados siempre en esa intensa amistad" sobre la cual ambos coinciden.

Asimismo, De Egea descarta el supuesto delito de blanqueo de capitales que Anticorrupción atribuía a Salamanca porque entiende que hasta el momento no se han acreditado indicios racionales ni objetivos de que el investigado generó, ocultó y blanqueó activos "que procederían de actividades ilícitas en el extranjero". Tampoco hay elementos, por lo tanto, que sostengan que utilizó estructuras societarias para introducir el dinero de origen ilícito en el curso legal.

La Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional detuvo a Salamanca el pasado 3 de noviembre en la misma operación en la que también arrestó a Villarejo. Ambas detenciones fueron propuestas por la Fiscalía Anticorrupción en el marco de la operación Tándem y permitidas por el Juzgado número 6 de la Audiencia Nacional que dirige De Egea. El ministerio público aseguraba que ambos comisarios dirigían una organización criminal. "Prevaliéndose de las funciones propias de sus respectivos cargos policiales, especialmente sensibles para la seguridad nacional, habrían recibido elevadas sumas de dinero así como regalos suntuarios diversos a cambio de la prestación de servicios especializados de inteligencia y de facilitar la entrada ilegal de ciudadanos no comunitarios en territorio español", argumentaba Anticorrupción.

De Egea ya dejó en libertad provisional a Salamanca el pasado 6 de marzo, aunque mantuvo su condición de imputado hasta hoy. El magistrado acordó entonces su salida de prisión después de que así lo solicitara el afectado y sin escuchar a la Fiscalía y limitó las medidas cautelares para el comisario a presentarse en el juzgado una vez al mes y a entregar su pasaporte. El archivo de la causa contra Salamanca se conoce una semana después de que Asuntos Internos detuviera al que fuera responsable de la unidad de escuchas y seguimientos de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional Enrique García Castaño también por estar vinculado a la supuesta trama dirigida por Villarejo y tras la publicación de los audios de la princesa Corinna Zu Sayn Wittgenstein en los que ésta acusaba al rey emérito Juan Carlos I de tener cuentas en Suiza.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios