estudio de la universidad pública de navarra

San Fermín intenta blanquearse: no hay más abusos que en las Fallas o la Tomatina

La Universidad de Navarra constata que en Pamplona no se dan más delitos sexuales, al comparar las denuncias durante 14 años con las de Fallas, la Feria de Málaga, el Pilar de Zaragoza y la Tomatina

Foto: Imagen de las fiestas de San Fermín.
Imagen de las fiestas de San Fermín.

Son dos discursos antagónicos que perduran a pie de calle. Por un lado, que los Sanfermines se han convertido en los últimos años en 'barra libre' para los abusos y agresiones sexistas y, por otro, que lo que ocurre en Pamplona del 6 al 14 de julio no difiere mucho de lo que sucede en las fiestas de otras ciudades españolas. Ante esta disparidad de opiniones, la Universidad Pública de Navarra (UPNA) ha dibujado la fotografía a partir de las cifras de denuncias presentadas desde 2004 durante los días festivos en Pamplona en comparación con otras cuatro fiestas españolas 'similares': las Fallas de Valencia, la Feria de Málaga, la Tomatina de Buñol (Valencia) y el Pilar de Zaragoza.

Y los números indican que en los Sanfermines no se registran más casos de abusos o agresiones sexuales. Así, la cifra total de denuncias en el periodo 2004-2017 en base a los datos del Ministerio de Interior refleja que en los Sanfermines se han registrado 74 durante estos 14 años, una más que en la Feria de Málaga (73) o 10 más que en Fallas (64), frente a las 52 del Pilar y las cuatro de la Tomatina. A la hora de comparar los datos, hay que tener en cuenta la duración de cada una de estas fiestas: nueve días en Pamplona y Zaragoza, ocho en Málaga, cinco en Valencia y uno en Buñol.

Se han registrado 74 denuncias durante San Fermín desde 2004, una más que en la Feria de Málaga o 10 más que en Fallas, que duran cuatro días menos

El estudio ha sido realizado por encargo del Área de Seguridad Ciudadana y Convivencia del Ayuntamiento de Pamplona con la finalidad de "dimensionar la magnitud del fenómeno" de las agresiones sexistas en los Sanfermines. Para ello, se han comparado las denuncias registradas en la capital navarra con las de otros cuatro eventos festivos similares en cuanto a la masiva participación. El informe, presentado este lunes, ha partido de la hipótesis de que "la fiesta de San Fermín no se caracteriza por reunir elementos específicos y diferenciadores que favorezcan la violencia sexual, o no en mayor medida que otras festividades y localidades". Esta premisa queda de manifiesto en base a las denuncias registradas desde 2004, que muestran unos datos "relevantes" en comparación con otras fiestas, si bien, como apunta el estudio, "es importante considerar las limitaciones de comparar eventos con características diferentes".

Los Sanfermines y la Feria de Málaga, de "duración similar" a las fiestas de Pamplona, registran prácticamente las mismas denuncias desde 2004. Las Fallas, con cinco días festivos (cuatro menos que Pamplona) contabilizan un total de 64 en el periodo comprendido entre 2004 y 2017, mientras que en el Pilar de Zaragoza, que se prolonga los mismos días que los Sanfermines, se dan 52. La Tomatina, con una única jornada, se salda con cuatro denuncias en este periodo.

Los datos comparativos son significativos, como también lo es la cifra de denuncias durante las fiestas en estas cinco poblaciones en relación al conjunto del año. Así, durante los Sanfermines se registran el 13,4% de los casos notificados durante los 12 meses, un porcentaje muy superior a los registrados en la Feria de Málaga (4,25%), las Fallas de Valencia (2,35%) y el Pilar de Zaragoza (2,94%). "No se pueden mantener criterios firmes de causalidad entre las fiestas y los abusos y agresiones sexuales, pero sí se vislumbra una relación no desdeñable entre un incremento de incidencias de índole sexual y el número de personas que participan en un evento masificado, especialmente teniendo en consideración la proyección nacional e internacional de la misma", señala el estudio.

Los datos, no obstante, no reflejan fielmente la realidad de los abusos y agresiones sexuales durante las fiestas de estas ciudades, ya que, como constatan Lohitzune Zuloaga y Paz Francés, que forman parte del equipo de seis profesores que han elaborado el estudio, estas cifras solo son una parte de los casos que se producen, dado que muchos de ellos no se denuncian. A este respecto, el Ayuntamiento de Pamplona considera que la actuación de la Justicia en el caso de La Manada, con la primera sentencia que los exonera de un delito de agresión sexual y la decisión posterior de la Audiencia de Navarra de decretar su puesta en libertad provisional a la espera de una sentencia firme, "no ayuda en nada" al llamamiento que se hace desde los diferentes niveles a las víctimas de las agresiones sexuales a denunciar los hechos, al no sentirse protegidas.

El "tratamiento pionero" a nivel institucional y social deriva en "una mayor cultura de la denuncia" en Pamplona en comparación con el resto de fiestas

En todo caso, la UPNA pone en valor el "tratamiento pionero" que se realiza a nivel institucional y social para abordar las agresiones y abusos sexuales en los Sanfermines, y que deriva en la existencia de "una mayor cultura de la denuncia" en Pamplona en comparación con el resto de localidades y fiestas analizadas. La actuación de las administraciones, de los colectivos sociales y de los propios medios de comunicación, según resalta, "favorece una percepción de respaldo social en el caso de considerar la denuncia". De hecho, los autores del estudio entienden que las denuncias que se presentan durante los Sanfermines "pueden explicarse por el aumento de la visibilización y del rechazo social".

"Podríamos atisbar una mayor cultura de la denuncia en Pamplona en comparación con el resto de localidades, que podría ser el reflejo de las iniciativas frente a las agresiones sexistas, y que favorece una percepción de respaldo social en el caso de considerar la denuncia", remarca el informe. En esta línea, la edil de Seguridad Ciudadana y Convivencia, Itziar Gómez, señala que "el hecho de que Pamplona tenga más denuncias no significa que haya más casos. Tener más denuncias es positivo, porque significa más confianza, más conciencia y mayor nivel de respuesta, y genera un entorno de mayor seguridad”.

Pamplona es "la ciudad que cuenta con un índice mayor de casos de abusos sexuales esclarecidos": el 90,8% durante el año y el 94,74% en Sanfermines

Asimismo, el estudio constata la eficacia policial ante los abusos y agresiones sexuales, lo que hace que Pamplona sea "la ciudad que cuenta con un índice mayor de casos esclarecidos", ya que en el 90,8% de los casos durante el año y en el 94,74% en los Sanfermines se identifica al autor.

Los datos corresponden a la información facilitada por Interior, si bien en el caso de los Sanfermines también se han analizado los atestados policiales de las denuncias registradas por los cuatro cuerpos policiales que operan en la ciudad por estos delitos —quedan fuera de la investigación los abusos y las agresiones cometidos en el ámbito de la pareja o expareja—. A partir de los atestados policiales, se concluye que el momento en que tiene lugar el mayor número de abusos y agresiones sexuales durante las fiestas de Pamplona es entre la medianoche y las 7:00, y en los lugares que concentran los espacios destinados a los conciertos musicales, las zonas de ocio y consumo, y los alrededores del encierro. Aunque durante el fin de semana se masifican las calles, el estudio refleja que el día de la semana en que tienen lugar los casos de abusos o agresiones sexuales "no resulta especialmente significativo".

De las 74 denuncias registradas durante los 14 años objeto de estudio, 27 de ellas corresponden a agresiones sexuales, 42 a abusos y cinco a casos que no se han podido clasificar por falta de datos. El perfil de las personas acusadas de estos delitos que más se repite es el de "hombre, único autor de los hechos, desconocido totalmente para la víctima, de nacionalidad española y con residencia fuera de Pamplona".

Junto con la comparativa de denuncias en relación a otras fiestas, el informe 'Agresiones y abusos sexuales en Pamplona' aborda también el tratamiento mediático que reciben este tipo de conductas y el posicionamiento adoptado por el ayuntamiento. En relación al abordaje institucional, la UPNA fija tres "etapas diferenciadas". De 2004 a 2012, señala que "este problema no se consolida como central en la agenda política del consistorio", gobernado por UPN, si bien el informe refleja que este partido "argumenta que las acciones dirigidas para enfrentar este problema deben desarrollarse a lo largo de todo el año y no orientarlas solo a Sanfermines". El punto de inflexión se da en 2013, con la "repercusión mediática y social" que tuvieron las imágenes de la plaza Consistorial en los momentos previos al lanzamiento del chupinazo, que se pospuso 15 minutos para retirar una ikurriña de grandes dimensiones, cuando las cámaras dan cuenta de "mujeres con los pechos descubiertos y hombres realizando tocamientos".

El punto de inflexión se da con la "repercusión" que tuvieron las imágenes de "mujeres con los pechos descubiertos y hombres realizando tocamientos"

A partir de entonces, bajo gobierno todavía de UPN, "la transformación del posicionamiento del Gobierno municipal ante el problema de las agresiones sexistas en fiestas es muy significativa". Así, los Sanfermines de 2014 cuentan con "una importante campaña institucional por unas fiestas libres de agresiones sexistas de la mano del Ayuntamiento de Pamplona" que continúa hoy en día. Por ello, el periodo 2015-2017 se significa por que "la campaña para enfrentar este problema adopta una centralidad sin precedentes en las fiestas". De este modo, el trabajo en el abordaje de las agresiones y abusos sexuales en Sanfermines puede considerarse "pionero", hasta el punto de "afirmar que ha creado precedentes aplicables en otras comunidades autónomas frente a este grave problema".

El informe también hace alusión a las causas de las agresiones sexistas durante las fiestas y concluye con una advertencia de cara al futuro: "Las causas profundas de este problema se encuentran en la desigualdad estructural de género, y los efectos perversos de la cultura hegemónica patriarcal se ven acentuados en los espacios de fiesta y masificación. Mientras esto no se cuestione de manera transversal y continuada, estas consecuencias, y otras, continuarán reproduciéndose".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios