"ninguna decisión está descartada"

La Audiencia no descarta revocar la libertad de La Manada tras el 'caso del pasaporte'

El tribunal podría ordenar el ingreso en prisión de Antonio Manuel Guerrero y del resto de procesados si determina que se han incumplido las medidas cautelares impuestas y existe la posibilidad de fuga

Foto: Antonio Miguel Guerrero sale de la cárcel de Alcalá de Henares el pasado viernes tras obtener la libertad provisional. (EFE)
Antonio Miguel Guerrero sale de la cárcel de Alcalá de Henares el pasado viernes tras obtener la libertad provisional. (EFE)

Los cinco miembros de La Manada podrían volver a prisión apenas unos días después de recobrar la libertad tras el intento de uno de ellos, el guardia civil Antonio Manuel Guerrero, de obtener su pasaporte a pesar de que todos ellos tienen prohibido salir del país. La Audiencia de Navarra podría revocar su decisión y ordenar la detención e ingreso en prisión tanto de Guerrero como del resto de procesados si determina que se han incumplido las medidas cautelares impuestas para recobrar la libertad y aprecia que existe riesgo de fuga.

"Ahora mismo ninguna decisión está descartada", sostienen fuentes de la Audiencia de Navarra. El intento del guardia civil de obtener su pasaporte el pasado lunes, el primer día hábil tras su puesta en libertad el viernes 22 de junio, ha pillado por sorpresa a la Sección Segunda de la Audiencia Provincial, que desconocía esta circunstancia hasta que se hizo pública a primera hora de este jueves. El tribunal no tenía conocimiento oficial de este hecho por la mañana, reconocen las mismas fuentes.

De hecho, la Audiencia de Navarra ha solicitado este mismo jueves a través de una providencia al jefe superior de Policía Nacional de Andalucía Occidental y a la oficina de Pasaportes y DNI de Tablada que "de inmediato" informen con todo tipo de detalle sobre el intento del guardia civil de obtener el citado documento. Incluso, pide explicaciones al responsable policial por "las razones" por las que la actuación de Guerrero "no fue puesta inmediato en conocimiento de este tribunal".

La Audiencia no descarta revocar la libertad de La Manada tras el 'caso del pasaporte'

Los magistrados se enfrentan de nuevo a una cuestión delicada que estudiarán desde su evidente división. Los distintos criterios de los magistrados José Francisco Cobo, Raquel Fernandino y Ricardo González se destaparon tanto en la sentencia, en la que el último reclamó la absolución total de los cinco jóvenes sevillanos, como en la revisión de su situación de prisión provisional. Tras dictar un encarcelamiento de nueve años, determinaron, de nuevo dos a uno con la oposición del presidente del tribunal, que "la presión" y el enorme rechazo social convertían en algo impensable que volvieran a repetir el delito. También que pudieran escapar a la acción de la Justicia.

La Sección Segunda decretó el pasado viernes la puesta en libertad provisional bajo fianza de 6.000 euros de los cinco jóvenes sevillanos condenados a nueve años de prisión por un delito de abuso sexual con prevalimiento a una joven madrileña de 18 años durante los Sanfermines de 2016 a la espera de que la sentencia sea firme en un auto que establecía una serie de medidas cautelares para obtener la libertad, como la retirada del pasaporte, la prohibición de "obtener en el futuro" este documento o la imposibilidad de abandonar el país sin autorización judicial.

Guerrero niega que su intención fuera "salir del país" y justifica que tenía el pasaporte caducado y quería renovarlo para entregárselo al tribunal

Pese a ello, Guerrero intentó obtener el pasaporte en la oficina de Expedición del barrio sevillano de Tablada recién recobrada la libertad, si bien le fue rechazada esta posibilidad al constar la prohibición de salir del territorio nacional. Su abogado, Jesús Pérez, ha negado que su intención fuera "salir del país” y ha justificado su actuación porque lo tenía caducado y fue a "pedir información" por si tenía que renovarlo para entregárselo al tribunal. "Es absurdo pensar que es para salir del país, él no quiere problemas y ha ido por un exceso de celo", ha argumentado el letrado.

Ahora, una vez conocida la actuación de Guerrero, la Audiencia de Navarra tendrá que decidir si adopta alguna medida o no. Es previsible, según apuntan las mismas fuentes, que el tribunal llame a las diferentes partes a comparecer en una vista a tenor de los acontecimientos. Entonces, podría decretar el ingreso en prisión del guardia civil e incluso de todos los miembros de La Manada si considera que el proceder de Guerrero extiende el riesgo de fuga a todos ellos, o, por el contrario, no adoptar ninguna medida y mantener vigente el auto que decretó su puesta en libertad provisional bajo fianza. Para ello, deberá valorar si las explicaciones adelantadas por su abogado son creíbles o se ha tratado de burlar las medidas cautelares impuestas.

La Fiscalía ya ha pedido que se decrete el ingreso inmediato en prisión de Guerrero por riesgo de fuga al incumplir las medidas cautelares impuestas

De momento, la Fiscalía ya ha movido ficha y ha pedido que se decrete el ingreso inmediato en prisión de Guerrero al incumplir las medidas cautelares impuestas. El Ministerio Público ha solicitado al tribunal que convoque una nueva comparecencia con Guerrero, en la que reclamará como medida cautelar su ingreso en prisión "ante el riesgo de fuga manifestado por el intento de quebrantamiento de la medida expresamente acordada en el auto de que no podía obtener un nuevo pasaporte en el futuro". A este respecto, el auto decía literalmente que los procesados tienen la "prohibición de salir del territorio nacional sin autorización judicial con obligación de hacer entrega del pasaporte de que disponga ante este tribunal dentro de los cuatro días siguientes a su puesta en libertad, así como prohibición de obtenerlo en el futuro".

La petición de la Fiscalía de que este miembro de La Manada regrese a prisión se produce después de recibir una comunicación oficial de la Jefatura Superior de Policía en la que informaba del intento del guardia civil de obtener este documento. A este respecto, el Ministerio Público solicita que se estudie si los hechos pueden ser constitutivos de un posible delito de quebrantamiento de medida cautelar en grado de tentativa.

La actuación de Guerrero refuerza el planteamiento que mantienen la Fiscalía y las diferentes acusaciones de que existe un elevado riesgo de fuga y de reiteración delictiva, y por lo que han presentado sendos recursos de súplica contra el auto que decretó la puesta en libertad de los procesados. También piensa lo mismo el presidente de la Sección Segunda, José Francisco Cobo, que mostró su desacuerdo con la decisión adoptada por la sala con el voto favorable de los otros dos magistrados, Raquel Fernandino y Ricardo González, en un voto particular en el que alertaba de que las medidas cautelares impuestas "se pueden revelar ineficaces" para el fin perseguido. Según advirtió, las medidas "no permiten conjurar eficazmente el riesgo de que los procesados se sustraigan a la acción de la Justicia".

Precisamente, la Fiscalía de Navarra solicita en el recurso de súplica presentado ante la Sección Segunda que se revoque la puesta en libertad provisional de los procesados y se decrete su reingreso en prisión al sostener que resulta “más notorio” el riesgo de fuga al estar cuatro de ellos investigados también por un presunto delito de abuso sexual y contra la intimidad por unos hechos acontecidos en Pozoblanco (Córdoba). Este procedimiento, según constata, "incrementa el riesgo de que traten de sustraerse a la acción de la Justicia" y "pone de manifiesto un riesgo concreto de reiteración delictiva". Igualmente, las diferentes acusaciones van a utilizar la actuación de Guerrero para reforzar sus argumentos de cara a que se revoque el auto que decreta la libertad provisional y se ordene el ingreso en prisión de todos ellos, no solo del guardia civil, por el “evidente” riesgo de fuga.

Para decretar la puesta en libertad provisional, la Audiencia de Navarra defendía en su auto que ya no concurren los riesgos de fuga y de reiteración delictiva por los que se había mantenido en prisión provisional a los cinco integrantes de La Manada. Hasta en tres ocasiones la sala se había negado a excarcelar a los procesados en base a estos argumentos, la última en noviembre del pasado año nada más acabar el juicio. Sin embargo, Raquel Fernandino cambió de criterio y defendió que en estos momentos no existe riesgo de fuga alegando que la "pérdida de anonimato" de los cinco jóvenes sevillanos hace que "su localización sería una tarea que se nos antoja fácil y al alcance de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FSE) sin mayor esfuerzo". Ahora, los tres magistrados de la sala deberán abordar tanto el escenario abierto tras el intento de Guerrero de obtener el pasaporte como los diferentes recursos de súplica encaminados al reingreso en prisión provisional de los procesados por el riesgo de fuga. Está por ver cómo puede afectar la actuación del guardia civil a la hora de estudiar los recursos contra la puesta en libertad de La Manada.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
35 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios