santi potros, fiti y Etxaniz alkorta

Tres sanguinarios etarras mayores de 70 años, primeros presos que serán 'acercados'

Santi Potros, Fiti y Etxaniz siguen perteneciendo a la banda terrorista y aún tienen que cumplir mucho tiempo en prisión; a sus espaldas, más de medio centenar de crímenes

Foto: Juicio contra Santi Potros en la Audiencia Nacional en 2015. (EFE)
Juicio contra Santi Potros en la Audiencia Nacional en 2015. (EFE)

Los etarras encarcelados que primero se beneficiarán de la iniciativa del Gobierno de acercar a los terroristas a prisiones del País Vasco serán, según anunció ayer el presidente del Gobierno, aquellos que estén en fase terminal y quienes superen los 70 años de edad. De los 228 presos de ETA actualmente en cárceles españolas, cuatro ya están en el País Vasco, y solo tres del resto siguen entre rejas a sus 70 o más años. Se trata de Santiago Arrospide Sarasola, alias Santi Potros, Joseba Arregi Erostarbe, alias Fiti, y Sebastián Etxaniz Alkorta, que cuentan con 70, 72 y 75 años respectivamente.

El primero lleva en prisión 31 años, desde que fue detenido el 30 de septiembre de 1987. En este tiempo únicamente abandonó la cárcel durante algo más de un mes, entre el 4 de diciembre de 2014 -cuando la Audiencia Nacional le liberó en cumplimiento de la decisión marco de la Unión Europea sobre el cómputo de condenas en países comunitarios- y el 19 de enero siguiente, después de que el mismo tribunal ordenara otra vez su detención por un atentado que aún no había sido enjuiciado.

Arregi Erostarbe, por su parte, lleva 26 años en prisión, los mismos que han pasado desde que en 1992 fueran detenidos él y los otros dos miembros de la cúpula de ETA en Bidart, Francisco Mújica Garmendia, alias Pakito, y José Luis Álvarez Santacristina, alias Txelis. De los tres, solo Fiti continúa formando parte de la estructura de la banda terrorista. El primero fue expulsado por mostrar su desacuerdo con la lucha armada y el segundo se autoexcluyó tras mostrar su arrepentimiento. Arregi Erostarbe cumple actualmente condena en la cárcel de Villena (Alicante). Etxaniz Alkorta, por último, lleva 11 años en prisión después de ser detenido en 2007.

A pesar del largo tiempo que llevan encarcelados, los tres tienen aún años por delante entre rejas. Santi Potros ya ha cumplido condena por participar en el atentado de la plaza de la República Dominicana de Madrid en 1986, en el que murieron 12 guardias civiles, y en el del Hipercor de Barcelona en 1987, que arrojó 21 víctimas mortales. Todavía tiene que afrontar, sin embargo, la mayor parte de las penas que le impuso la Audiencia Nacional en junio de 2015 por el intento de asesinato del exfiscal general del estado Luis Antonio Burón Barba en 1986 (17 años de cárcel) y en octubre de 2015 por la muerte de un civil en Barcelona en 1987 (94 años de prisión) mediante un coche bomba.

Pedro Sánchez, en el Congreso de los Diputados. (EFE)
Pedro Sánchez, en el Congreso de los Diputados. (EFE)

Arregi Erostarbe acumula aún decenas de años de condena. La Audiencia Nacional le condenó en 2007 a 26 años de prisión por enviar un paquete bomba en 1990 al despacho del comisario general de la Expo 92 de Sevilla, Manuel Olivencia, con lo que aún tiene que vivir entre barrotes hasta más allá de sus 80 años. Etxaniz Alkorta, por su parte, aún tiene condenas por más de 80 años pendientes de cumplir por tres asesinatos. Este último participó en una veintena de atentados que provocaron la muerte a 17 personas (entre ellas, guardias civiles, policías y militares) en apenas cuatro años de integración en el comando Vizcaya de ETA entre 1981 y 1985, aunque solo fue juzgado por tres de esos asesinatos.

Tras esta activa participación en primera línea de la banda terrorista, Etxaniz Alkorta pasó a un segundo plano y viajó a Venezuela para unirse a la colonia de etarras que campaban a sus anchas bajo el amparo del Gobierno de Hugo Chávez. La enorme presión de España, sin embargo, forzó al entonces ministro de Exteriores bolivariano, Nicolás Maduro, a extraditar a Etxaniz Alkorta. A cambio, sin embargo, el Ejecutivo chavista indemnizó al terrorista con 325.000 euros por enviarlo a rendir cuentas ante la Audiencia Nacional por su historial delictivo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, admitió ayer que está sobre su mesa la posibilidad de acercar a las cárceles del País Vasco a los presos etarras que tengan más de 70 años o que sufran una enfermedad terminal. Estos últimos requieren de un informe médico que certifique su situación, con lo que serán previsiblemente los que tengan más de 70 años los primeros que sean trasladados, ya que tan solo tienen que comprobar su edad. En estos momentos solo los tres citados superan esta edad.

El anuncio de Sánchez tuvo lugar ayer durante una conversación informal con los periodistas en el Congreso de los Diputados. Luego, durante su intervención en el pleno de la cámara baja, el presidente del ejecutivo pidió el "apoyo" del resto del arco parlamentario para cambiar la política penitenciaria relativa a los reclusos de la banda terrorista. Aclaró, sin embargo, que esta modificación requiere de "mucho trabajo técnico" previo, depende finalmente de Instituciones Penitenciarias y se llevará a cabo "siendo empáticos con las víctimas".

”ETA fue derrotada por la democracia y, en consecuencia, lo que tenemos que plantear como Gobierno, esa es nuestra responsabilidad y para eso pido apoyo de la cámara, es revisar la política penitenciaria y adecuarla a una nueva realidad, siendo empáticos, por supuesto, con las víctimas del terrorismo”, ha dicho en concreto Sánchez, que ha recibido la respuesta absolutamente contraria del PP. El portavoz parlamentario de este último grupo, Rafael Hernando, ha acusado al presidente de lanzar esta iniciativa tras haber negociado con el lehendakari, Iñigo Urkullu, un acercamiento de presos a cambio del apoyo del PNV a la moción de censura que aupó a Sánchez a La Moncloa.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios