UNO DE LOS COMPROMISOS DE LEGISLATURA

El Gobierno se enreda con el traslado de los restos de Franco del Valle de los Caídos

El presidente busca zanjar el debate señalando que la exhumación se hará de forma "inmediata", aunque sin poner fecha. Otros ministros y él mismo habían intentado enfriar un asunto sensible

Foto: Basílica del Valle de los Caídos, en San Lorenzo de El Escorial, Madrid, el pasado 19 de junio. Allí reposan los restos de Franco. (Reuters)
Basílica del Valle de los Caídos, en San Lorenzo de El Escorial, Madrid, el pasado 19 de junio. Allí reposan los restos de Franco. (Reuters)

La exhumación de Francisco Franco será “inmediata”. Es el criterio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el que prevalece después de una semana de cierto desconcierto y confusión respecto a cuándo llegaría el momento del traslado del cuerpo del dictador. Valga cómo muestra que apenas 24 horas antes uno de sus ministros, Margarita Robles, había asegurado en una entrevista en este diario justo lo contrario: que la salida de Franco del Valle de los Caídos no sería “inmediata”. Pero antes que ella, otros miembros del Gabinete y de la cúpula del PSOE habían apuntalado la idea de que el compromiso se llevaría a cabo, sí, pero no de manera automática. En todo caso, no hay aún una fecha clara y concreta.

Sánchez busca zanjar el debate en su entrevista con 'El País', publicada este domingo. "Queremos que el traslado de los restos de Franco sea inmediato. Creo que una democracia madura como la nuestra, europea, no puede tener símbolos que separen a los españoles. Este Gobierno va a cumplir con el mandato del Congreso de los Diputados de 2017 de convertir el Valle de los Caídos en un lugar de reconciliación". ¿Será incluso antes de agosto? El presidente rehúye una concreción temporal. "Se hará. Si algo he demostrado es capacidad ejecutiva", responde.

Robles había sido mucho menos categórica, aunque la filosofía de por qué es necesario exhumar el cuerpo del dictador sí es obviamente la misma. "Tiene poco sentido que los restos de Franco continúen allí enterrados en ese contexto pero, sin embargo, el traslado ya se verá cuándo se hace. No hay decisión todavía tomada sobre el momento en que se va a realizar ese traslado. No va a ser una cosa inmediata. Se intentará que sea en esta legislatura, pero no hay todavía decisión de cuándo", contestaba la ministra de Defensa en una entrevista en El Confidencial publicada este sábado, menos de 24 horas antes de la del rotativo de Prisa.

Tras la ejecutiva del lunes, el mensaje era que la salida de Franco se haría "sin urgencias", y eso hizo crecer el nerviosismo de algunos cuadros


Fuentes del Gobierno y del PSOE señalaban a este diario que, dado que el tema estaba ya bastante caliente, y en el partido los cuadros "comenzaban a ponerse nerviosos" con la estrategia de templar el asunto y dar largas respecto al momento del traslado, Sánchez decidió ofrecer un horizonte temporal más claro para zanjar el debate y ofrecer mayor seguridad. "La incertidumbre inquieta en cualquier tema", reconocía un miembro de la cúpula del PSOE.

El líder del Ejecutivo era conocedor del razonamiento expresado por Robles, básicamente porque la directriz dada desde La Moncloa era que había que intentar enfriar una discusión tan inflamable, una cuestión con escaso valor político pero sí muy simbólica, para dejar maniobrar al Gobierno, que pudiera elegir el momento más oportuno, sin darle demasiada publicidad para evitar calentar los ánimos y dar munición a los contrarios. "Sin estridencias", como defendía tras la reunión de la ejecutiva del pasado lunes el portavoz de la dirección, Óscar Puente. La salida, por tanto, era desactivar el cierto desconcierto y la desazón interna con un límite algo más aproximado.

En el entorno del presidente, sin embargo, indicaban este domingo que "no hay contradicción". "La palabra 'inmediata' no es ningún parámetro exacto de tiempo. Para comprar un artículo pueden bastar 10 minutos; para sacar al dictador pueden ser seis meses, 12 o 24".

Un estudio de Justicia

El Ejecutivo socialista y la dirección del partido llevan sumergidos en el debate de la reactivación de la Ley de Memoria Histórica, totalmente enterrada por el Gobierno de Mariano Rajoy, desde hace una semana. Entonces, quien hizo aflorar el tema fue el secretario de Justicia de la dirección, el abogado valenciano Andrés Perelló, quien aseguró en dos actos del partido en fin de semana que la cuestión sería abordada en la ejecutiva del lunes y que pronto se iniciaría el traslado del dictador. Aquellas declaraciones sentaron algo mal en el núcleo duro, porque era tanto como ponerle deberes al propio Gobierno nada más poner un pie en La Moncloa. "Se le calentó la boca a Andrés", explicaban.

El presidente había rehuido poner horizontes temporales y ministros como Robles habían asegurado que la exhumación no sería "inmediata"

De hecho, desde el mismo domingo, fuentes oficiales del PSOE insistían en no poner límites temporales, en rebajar las prisas de Perelló. En situar la exhumación de Franco más hacia el futuro, aunque insistiendo, eso sí, en que el compromiso se cumpliría. El lunes, Óscar Puente se encargó de enfriar el debate. Aseguró que la salida del dictador se haría "sin urgencias", "sin estridencias", advirtiendo de que "es el momento", porque la sociedad española ya está madura, después de 40 años de democracia, para afrontar este capítulo del pasado. El propio Sánchez no había comentado a sus compañeros cuándo se tomaría la decisión.

En la entrevista que él mismo tuvo en TVE esa noche, el 18 de junio, tampoco quiso ofrecer plazos. Subrayó que "por supuesto" que se sacarían los restos de Franco de Cuelgamuros. "Veremos la fecha y el momento". El presidente recordó que en 2017 el Congreso había aprobado una proposición no de ley del PSOE en ese mismo sentido, y su Ejecutivo se había comprometido a "gobernar con el Parlamento", no de espaldas a él, así que obedecería sus mandatos.

El Gobierno se enreda con el traslado de los restos de Franco del Valle de los Caídos

Otra ministra, la de Justicia, Dolores Delgado, también había asegurado ese mismo día que su departamento había iniciado un "estudio jurídico profundo" para proceder a la exhumación de Franco del Valle de los Caídos, pero tampoco ofrecía fechas. En su ministerio explicaban que primero querían reorganizar la estructura para darle mayor empaque y recursos a la división encargada de memoria histórica para a partir de ahí ver los pasos a dar, puesto que el monumento pertenece a Patrimonio Nacional y es necesario además el contacto con la familia del dictador para decidir dónde se trasladarán los restos.

Ahora ya se ha despejado una mínima duda. La salida de Franco se hará de forma "inmediata". La pregunta es cuándo exactamente. Hay quienes en el Ejecutivo creen que será inminente, en apenas pocas semanas. Por la noche, en una entrevista en 'El objetivo' (La Sexta), la vicepresidenta, Carmen Calvo, tampoco acotaba los márgenes: la salida se hará "cuanto antes". Sin más concreciones.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
53 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios