sucesión de Rajoy al frente del PP

Santamaría y Cospedal cortejan a Casado mientras calla el 80% de los diputados

Casado, salpicado por el caso del máster, da la sorpresa al aportar más avales que nadie y contar con el apoyo expreso de más parlamentarios y de origen más diverso que sus mayores

Foto:  El candidato a presidir el Partido Popular, Pablo Casado (3i), durante la presentación de avales en la sede del partido en Madrid. (EFE)
El candidato a presidir el Partido Popular, Pablo Casado (3i), durante la presentación de avales en la sede del partido en Madrid. (EFE)

La inmensa mayoría de los diputados nacionales del PP sigue sin pronunciarse sobre el duelo entre María Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría por la presidencia del partido, mientras Pablo Casado da la sorpresa al aportar más avales que nadie. El exportavoz de la dirección nacional, salpicado por el caso del máster, aglutina a su alrededor a la generación más joven de los cuadros del partido ajenos a las directrices regionales o provinciales.

El 80% de los 134 diputados del PP está al margen del previsto enfrentamiento entre partidarios de la exvicepresidenta del Gobierno y los del aparato nacional aglutinados en torno a la secretaria general saliente. Es la proporción de los parlamentarios que habían dado por hecho que Alberto Núñez Feijóo se presentaría como candidato de unidad en el congreso extraordinario y siguen sin hacerse a la idea de ver partido en dos el Grupo Parlamentario para lo que quede de legislatura.

La incomodidad de esa mayoría de diputados al tener que decantarse por Sáenz de Santamaría o por Cospedal quedó confirmada con el dato de que los pronunciamientos de los parlamentarios lleguen con cuentagotas y que sean casi todos previsibles, por proceder de sus antiguos equipos o sectores de exministros.

La sorpresa mayor la dio Casado, al presentar 5.000 avales pese a que solo se requieren 100 y, sobre todo, al rodearse de un equipo de orígenes regionales variados con miembros de la actual dirección nacional, como el vicesecretario Javier Maroto (del País Vasco); diputados jóvenes como Teodoro García y Javier Ruano (Murcia) o Alberto Herrero (Teruel); veteranos como el senador y exdirector de la Policía Ignacio Cosidó; dirigentes de Madrid como Isabel Díaz Arroyo y Ana Comins, de Valencia como Belén Hoyo, e incluso un exconsejero de Cospedal, como el diputado José Ignacio Echániz.

Santamaría y Cospedal cortejan a Casado mientras calla el 80% de los diputados

Casado se ha movido entre los cuadros medios de Madrid, Asamblea y ayuntamiento, y cuenta con apoyos en las regiones clave que decidirán en el congreso extraordinario. María Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría le han ofrecio integrarse en su candidatura, pero ha rechazado ambas ofertas.

Fuentes del PP reconocen por sus primeras maniobras que el diputado por Ávila podría recoger el voto de los afiliados que huyen del duelo entre las dos pesos pesados, los que quieren un clara ruptura con el pasado, y que con el mensaje específico dirigido a los militantes más jóvenes podría tener una proporción importante de votos.

En contra del exvicesecretario juega la fórmula de elección: solo pasan a la votación del congreso los dos precandidatos más votados, y en la fase posterior deciden los compromisarios, en principio más proclives a las recomendaciones de los aparatos regionales y provinciales. También juegan en su contra los trámites judiciales del caso del máster, máxime en un partido donde cualquier mácula, por pequeña que sea, sería mal vista y castigada por los electores. Casado asegura que seguirá hasta el final, hasta que se pongan las urnas el día 5 de julio en las sedes del PP de toda España.

Sáenz de Santamaría, que contaba ya en el Congreso con el apoyo de José Luis Ayllón, Rubén Moreno y Fátima Báñez, ha sumado a su causa a los exministros Íñigo Méndez de Vigo, Álvaro Nadal e Íñigo de la Serna, y al presidente del PP en el País Vasco, Alfonso Alonso. La exvicepresidenta se postula como la candidata más competitiva para lograr que el PP recupere el Gobierno.

Por su lado, Cospedal, que ya tenía a su lado al extitular de Interior José Ignacio Zoido, ha nombrado a la exministra Dolors Montserrat portavoz para su campaña, además de recabar el aval de otros dos antiguos miembros del gabinete de Rajoy, Isabel García Tejerina y Rafael Catalá, y al expresidente del Congreso Jesús Posada.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios